quejas por ruido

‘Rápidos y ruidosos’: Multa de hasta $2,625 a vehículos y motos que rompan los tímpanos en NYC

Una nueva tecnología no solo captura imágenes del  vehículo y la placa, también registra el nivel de decibeles.

Telemundo

Los conductores de vehículos excesivamente ruidosos enfrentarán multas de miles de dólares gracias a un nuevo dispositivo similar a una cámara de velocidad. 

El dispositivo no solo captura imágenes del vehículo y la placa, también registra el nivel de decibeles cuando el vehículo se acerca y pasa por las inmediaciones de la cámara. 

El medidor de sonido y la cámara se activan cuando se registra un ruido de 85 decibelios o más desde una distancia de 50 pies o más, dijeron las autoridades.

Abre aquí para más detalles de la iniciativa.

El código de ruido de la ciudad especifica que los automóviles de 10,000 libras o menos no pueden emitir sonidos que una persona pueda escuchar a más de 150 pies de distancia. Para vehículos más pesados ​​y motocicletas la distancia es de 200 pies.

Según el Departamento de Protección Ambiental, la nueva tecnología se instaló en un sector no revelado como parte de un programa piloto que pronto se extenderá a toda la ciudad. 

El novedoso medidor de sonido es parte de una 'silenciosa' iniciativa lanzada en julio y el objetivo es abordar el transitar ensordecedor de automóviles y motocicletas en medio de un volumen creciente de quejas. La exposición al ruido puede causar pérdida de audición, exacerbar el estrés e interrumpir el sueño, dicen los expertos.

Las quejas por ruido, en específico para vehículos ruidosos, aumentan y disminuyen de forma estacional, y han ido en aumento desde que comenzó la pandemia.

El vecindario de Glendale, Queens registró la segunda mayor cantidad de quejas de vehículos ruidosos por código postal, justo después de Hell's Kitchen en Manhattan, esto desde 2018, según cifras del 311.

De acuerdo con el Departamento de Protección Ambiental, hasta ahora se han emitido 71 avisos a propietarios de vehículos que han violado el Código de Ruido de la Gran Manzana gracias a la nueva tecnología.

“Los vehículos que emiten niveles desagradables de ruido en violación de las leyes estatales y municipales se han convertido en una de las principales preocupaciones sobre la calidad de vida de muchos neoyorquinos”, dijo el comisionado Rit Aggarwala. 

"Esta tecnología ofrece una promesa real para ayudarnos a brindar algo de alivio a nuestros vecinos", agregó. 

Bajo el nuevo programa, la primera ofensa implica una multa de $220, pero la peor parte se la llevan los infractores reincidentes. El incumplimiento repetido conlleva una multa de hasta $2,625.

Si bien el Departamento de Protección Ambiental advirtió que las sanciones podrían aumentar en marzo bajo la nueva ley estatal que establece multas más severas, será durante la primavera cuando arrecie la emisión de infracciones. 

Aunque el estado implementó la Ley SLEEP, que aumenta las multas de $150 a $1,000 por cualquier modificación ilegal de silenciadores y sistemas de escape que permitan que los automóviles y las motocicletas se vuelvan más ruidosos, al parecer, las quejas por ruido siguen en aumento.

Esa ley se aplica no solo a los propietarios de vehículos que buscan las modificaciones, sino también a los talleres de reparación que las fabrican o venden las piezas correspondientes. Los talleres pueden perder su licencia de operación o certificado para inspeccionar vehículos si los atrapan tres veces en 18 meses.

En 2021, los neoyorquinos presentaron la mayor cantidad de quejas sobre el ralentí del motor desde 2018: 13,489 quejas. La policía emitió 75 citaciones en respuesta a las denuncias, según muestran los datos.

Específicamente, la policía emitió 14 citaciones por ruido excesivo de vehículos, la mayor cantidad entre 2018 y el presente, período en el que la policía emitió un total de 26 citaciones por ruido excesivo de vehículos.

El programa piloto está planificado para continuar hasta el 30 de junio de 2022, cuando será reevaluado por la agencia.

Contáctanos