Cuomo bajo investigación

Procuradora James defiende su investigación ante las críticas de los partidarios de Cuomo

El asesor principal del mandatario dijo que la pesquisa tiene un sesgo político, pero James reiteró que es “muy completa y exhaustiva”.

Telemundo

La procuradora general de Nueva York, Letitia James, dijo el viernes que la investigación en curso sobre el gobernador Andrew Cuomo "concluirá cuando deba hacerlo", y añadió que ha ignorado las críticas del principal asesor del mandatario de que la pesquisa tiene motivaciones políticas.

James dijo a los periodistas que la investigación en curso sobre si el gobernador acosó sexualmente a mujeres, incluidas las empleadas, es "muy completa y exhaustiva". Su oficina también está investigando si Cuomo usó ilegalmente recursos estatales para escribir y promover su libro de liderazgo durante la pandemia de COVID-19, por el cual el demócrata ganará más de $5 millones.

"No voy a responder a ningún ataque personal contra mí o mi oficina", dijo James el viernes. "Trato con más de 1.800 empleados que son profesionales. Todos los días trabajamos enfocados en la ley y los hechos, y la política se detiene en la puerta. Cualquier otra cosa que no sea eso, obviamente lo ignoro".

Cuomo enfrenta acusaciones de que abusó de su poder al tocar y acosar sexualmente de manera inapropiada a mujeres que trabajaron con él o lo conocieron en otro lugar. Las acusaciones van desde manosear a una mujer y plantar besos no deseados, hasta hacer preguntas personales no deseadas sobre sexo y citas, incluido si un empleado tendría relaciones sexuales con un hombre mayor.

James lanzó la investigación por acoso sexual a principios de marzo, después de que Cuomo inicialmente intentara elegir quién lideraría la investigación sobre las acusaciones. Luego, Cuomo permitió que James eligiera a dos abogados independientes para que lo dirigieran.

Durante semanas, Cuomo y sus partidarios en la Legislatura estatal han pedido al público que espere los resultados de la investigación de James antes de juzgar al gobernador.

A mediados de abril, el contralor estatal Tom DiNapoli emitió una carta en la que autorizaba a James a abrir una investigación criminal sobre el contrato del libro de Cuomo mientras los medios informaban sobre los asistentes que ayudaron a editar borradores e imprimir manuscritos. Su oficina luego reconoció una "investigación en curso".

El portavoz y asesor principal de Cuomo, Rich Azzopardi, criticó la carta de DiNapoli y afirmó que James y DiNapoli, ambos demócratas, han expresado interés en derrocar a Cuomo.

"Esta es la política de Albany en su peor momento: tanto el contralor como la Procuradora General han hablado con la gente sobre postularse para gobernador y no es ético ejercer la autoridad de remisión criminal para promover intereses políticos", dijo Azzopardi.

Azzopardi dijo que los asistentes estatales que trabajaron en el proyecto se ofrecieron como voluntarios en su propio tiempo libre y sin el uso de recursos estatales.

Cuomo ha argumentado cada vez más que la política es el principal impulsor de las críticas en su contra y ha cuestionado los motivos de los acusadores.

Es un contraste con el enfoque inicial de Cuomo a fines de febrero, cuando se disculpó por las "interacciones" que incomodaban a cualquiera y dijo que no tenía la intención de ofender a nadie con "bromas" o comentarios.

"Reconozco que algunas de las cosas que he dicho se han malinterpretado como un coqueteo no deseado", dijo, y luego agregó: "Nunca tuve la intención de ofender a nadie ni causar ningún daño".

Cuomo ha sostenido que nunca tocó a nadie de manera inapropiada ni acosó sexualmente a nadie, y que en ningún momento las denunciantes le dijeron si se sentía incómodas. También expresó que era un político italoamericano de la vieja escuela con la costumbre de saludar a la gente con abrazos y besos, aunque reconoce que las "sensibilidades" han cambiado.

A mediados de marzo, la mayoría de los legisladores demócratas estatales pidieron a Cuomo que renunciara.

Los fiscales federales también están investigando al gobernador, en parte por la decisión de su administración de mantener en secreto los datos sobre las muertes en los asilos de ancianos.

Y el Comité Judicial de la Asamblea estatal ha comenzado su propia investigación de amplio alcance sobre si hay motivos para acusar a Cuomo por asuntos que van desde acoso sexual, hasta el el libro que produjo, las cifras ocultas en los asilos de ancianos y si la familia del gobernador recibió un acceso exclusivo a las pruebas de COVID-19 la primavera pasada, esto cuando las pruebas eran escasas.

Aún así, en las últimas semanas, los pedidos de renuncia de Cuomo se han hecho a fuego lento.

Y algunos legisladores demócratas que le pidieron que dimitiera han aparecido junto a Cuomo elogiando su liderazgo recientemente en los medios.

No está claro cuándo terminarán las investigaciones. Se espera que la oficina de James publique un informe final al público con sus hallazgos.

El gobernador ha dicho que no hizo nada malo y que espera que el informe lo demuestre.

Cuomo defendió una ley estatal histórica de 2019 que facilitó a las víctimas de acoso sexual probar su caso en los tribunales. Las presuntas víctimas ya no tienen que cumplir con el alto nivel de demostrar que el acoso sexual es "severo y generalizado".

Contáctanos