ASESINATOS

Policía: Falso trabajador de servicios públicos acusado del brutal asesinato de anciano de 91 años

El arresto de Bonilla se suscitó pocos días después de que el Departamento de Policía de Nueva York ofreciera una recompensa de $10,000 por el caso.

Un hombre con historial criminal que se encontraba bajo libertad condicional está acusado de hacerse pasar por un trabajador de servicios públicos y golpear hasta la muerte a un anciano de 91 a los del Bronx durante un robo fallido por allanamiento de morada.

Un informante ayudó a la policía a ubicar a Luis Bonilla, de 32 años, quien fue arrestado el lunes por el asesinato ocurrido el pasado 3 de agosto. La víctima fue identificada como Nicolo Rappa. 

El arresto de Bonilla se suscitó pocos días después de que el Departamento de Policía de Nueva York ofreciera una recompensa de $10,000 por el caso.

Bonilla vestía un casco amarillo y chaleco reflectante cuando apareció en la cuadra de Rappa, en Wickham Avenue cerca de Waring Avenue, en Pelham Gardens, alrededor de las 12:30 p.m., dijeron los policías.

Según la policía, Bonilla deambulaba en la zona con el propósito de robar los paquetes de los porches de los vecinos. 

Cuando observó a Rappa, fingió ser un trabajador de servicios públicos y trató de convencer al trabajador de la construcción jubilado para que lo dejara entrar a su casa, dijeron las fuentes. Rappa se resistió y Bonilla lo ató y luego lo golpeó hasta matarlo, según la uniformada. 

El familiar de Rappa, que vive en la casa, confrontó al sospechoso, pero el agresor huyó en un camión de plataforma blanca que transportaba barriles de tráfico.

Cuando llegaron los policías, encontraron a Rappa atado de las manos e inconsciente en un cobertizo convertido en garaje detrás de su casa. 

Rappa estaba viviendo su jubilación mientras cuidaba a su esposa de 96 años, dijeron los vecinos.

Los registros judiciales muestran que Bonilla tiene un historial de robos violentos. El 26 de diciembre de 2016, se acercó a una mujer en una calle del Bronx, la atacó con gas pimienta y le quitó el bolso, según muestran los registros.

Fue declarado culpable de intento de robo en ese caso en febrero de 2018 y sentenciado a cuatro años de prisión, seguidos de cinco años de libertad supervisada. Los registros públicos muestran que fue puesto en libertad condicional en enero, aunque habría terminado su condena en prisión el 23 de julio.

La policía acusó a Bonilla de asesinato, homicidio, robo y agresión. 

Contáctanos