policía del condado de suffolk

Policía de Suffolk logra resolver el brutal asesinato de una joven ocurrido hace 42 años en Long Island

El asesino vivía a solo pasos de la víctima, pero el caso permaneció en un velo de misterio hasta el surgimiento de nuevas técnicas de análisis de ADN.

Telemundo

Eve Wilkowitz, una joven secretaria de una editorial, fue secuestrada, violada y estrangulada hace más de cuatro décadas cuando regresaba a Bay Shore de su trabajo en Manhattan.

El caso permaneció en un velo de misterio durante 42 años, hasta ahora.

La policía y los fiscales del condado de Suffolk informaron que los avances en técnicas forenses y genealogía genética revelaron el asesino de la veinteañera sería un hombre que murió de cáncer en 1991 y que vivía a cuatro casas de la calle Bay Shore donde se encontró el cuerpo de la víctima. 

Las autoridades exhumaron el cuerpo del sospechoso a principios de este mes y el análisis genético de su ADN encontró que coincidía con el semen encontrado en el cuerpo de Wilkowitz, dijeron las autoridades.

El fiscal de distrito de Suffolk, Raymond Tierney, y el comisionado de policía, Rodney Harrison, identificaron al sospechoso como Herbert Rice.

Rice tenía 29 años y vivía temporalmente en la casa de su madre en Center Avenue cuando ocurrió el crimen. El hombre tenía antecedentes penales menores y no violentos, dijeron las autoridades.

Tierney cree que Wilkowitz estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado, caminando sola a casa desde la estación de tren cuando fue agredida.

“Fue una agresión sexual. Fue un crimen de oportunidad”, expresó Tierney sobre el caso. 

El cuerpo atado de Wilkowitz fue encontrado en Bay Shore el 25 de marzo de 1980, tres días después de que ella se bajó de un tren de Long Island Rail Road desde Manhattan. La joven vivía a pocas cuadras de distancia en la Quinta Avenida. Las autoridades dijeron que no había evidencia que sugiriera que conociera a su asesino. 

En los meses y años posteriores al crimen, los detectives de Suffolk encontraron numerosas pistas. El novio de Eve Wilkowitz y su compañero de piso, Robert Grogan, fueron absueltos. 

La uniformada investigó a varios sospechosos, incluso utilizaron pruebas de ADN de un hombre a quien la víctima había reportado a la policía por haberla seguido desde la estación de tren.

El caso de Wilkowitz comenzó a acelerarse en 2020, cuando la entonces comisionada de policía de Suffolk, Geraldine Hart, llamó al FBI, dijeron los investigadores. Para entonces, la policía recurrió a técnicas forenses emergentes para resolver el misterio.

Dado que la policía no había podido encontrar una coincidencia de ADN entre el presunto asesino de Wilkowitz y un perfil de ADN existente en la base de datos estatal, las autoridades recurrieron a la genealogía genética para ver si podían encontrar a un pariente del sospechoso en las bases de datos públicas de ADN. 

El caso comenzó a resolverse cuando la policía descubrió el ADN del hijo de Rice en un sitio web genealógico público. 

Después de que el hijo le diera voluntariamente una muestra de ADN a la policía, su perfil genético coincidía con el de Rice, dijeron los funcionarios. Con base en esa comparación, la policía dijo que confiaba en que Rice era el hombre que estaban buscando desde hace 42 años. 

A principios de 2022, tanto Harrison como Tierney intentaron obtener una orden de exhumación de los restos del sospechoso para reafirmar el vínculo genealógico. A principios de este mes, los investigadores obtuvieron una orden de allanamiento para recuperar el cuerpo de Rice, dijo Tierney.

La exhumación permitió a los investigadores recolectar material genético, y más pruebas de ADN determinaron que coincidía con el ADN encontrado en el cuerpo de la víctima. 

La genealogía genética ha sido un factor en la resolución de numerosos casos. El más notable fue el de Joseph James DeAngelo en 2018. DeAngelo, conocido como el Golden State Killer, se declaró culpable en 2020 de una serie de violaciones y asesinatos en California y cumple cadena perpetua sin libertad condicional.

Contáctanos