reforma tributaria

Plan federal exigiría a bancos que reporten transacciones al IRS de cualquier cuenta con un saldo de más de $600

El plan de reforma fiscal ha generado preocupaciones sobre la privacidad de los contribuyentes y la oposición de varios legisladores. 

Telemundo

Un saldo de más de $600 en la cuenta bancaria no es una gran suma para la mayoría de las familias trabajadores de los Estados Unidos, pero la reforma fiscal propuesta por el presidente Joe Biden plantea que las instituciones financieras reporten al IRS toda clase de transacciones si el saldo supera esa cifra. 

El plan de reforma fiscal ha generado preocupaciones sobre la privacidad de los contribuyentes y la oposición de varios legisladores. 

Según un tweet del representante Brett Guthrie (R-KY), el lunes, los congresistas de nueve estados enviaron una carta a la presidenta Nancy Pelosi y al comisionado del IRS, Charles P. Rettig. En el documento, los legisladores expresan su oposición a la reforma y señalan que el plan "infringiría la privacidad de millones de estadounidenses".

El Departamento del Tesoro, en cambio, argumenta que la propuesta reducirá la evasión de impuestos y hará más eficiente la recaudación de impuestos que ya se adeudan, lo que generaría un estimado de $460 mil millones en ingresos fiscales durante diez años.

El plan se sugiere como una compensación de ingresos para el proyecto de ley de reconciliación de $ 3.5 billones que la administración de Biden y los demócratas que controlan el Congreso están redactando para gastar más dinero en programas que, según indican, mejorarían la atención médica, la educación y la infraestructura, entre otros campos que requieren inversión. 

Los funcionarios federales dicen que la información bancaria apuntaría a las personas con altos ingresos que declaran menos de sus obligaciones tributarias.

La administración de Biden sostiene que las tasas de auditoría no aumentarán en relación con los últimos años para aquellos con menos de $400,000 en ingresos reales. En cambio, la propuesta tiene como objetivo las acciones de aplicación de la ley en aquellos que ganan más y que no reportan del todo sus obligaciones tributarias. 

Pero los detractores creen que la medida implicaría una invasión de la privacidad, un derecho protegido por la Constitución. Además, dudan de que los datos ayuden al IRS a identificar a los evasores de impuestos adinerados, en especial porque las personas que tienen un saldo de $600 en general son de bajos ingresos. 

El 28 de abril de 2021, la administración de Biden anunció el Plan de Rescate de Familias Estadounidenses, en el que se incluyó la reforma fiscal. Poco después, el comisionado del IRS testificó ante el Comité de Finanzas del Senado sobre el presupuesto de la agencia, que incluye detalles de la propuesta de reforma tributaria como parte del plan de gastos del presidente para el año fiscal 2022.

Según ese testimonio, el plan tiene como objetivo "mejorar la administración tributaria y proporcionar al IRS un plan para abordar varias facetas de la brecha fiscal".

Según la legislación propuesta, explicada por el comisionado, “las instituciones financieras reportarían datos sobre cuentas financieras en una declaración de información. La declaración anual reportará las entradas y salidas brutas con un desglose de efectivo físico, transacciones con una cuenta extranjera y transferencias hacia y desde otra cuenta con el mismo propietario. Este requisito se aplicaría a todas las cuentas comerciales y personales de instituciones financieras, incluidas las cuentas bancarias, de préstamos y de inversión, con la excepción de las cuentas por debajo de un umbral de flujo bruto de minimis bajo de $600 o un valor justo de mercado de $600”.

La medida, de aprobarse, entraría en efecto en 2023.

Contáctanos