lavado de dinero

Paraguayo admite su papel para facilitar el lavado de dinero orquestado por excongresista en NJ

El acusado usó su negocio sin licencia para transferir supuestos fondos del narcotráfico a través de cuentas ubicadas en varios países.

Shutterstock

Rodrigo Alvarenga Paredes, un inmigrante paraguayo, admitió el viernes su papel en la facilitación de una conspiración internacional de lavado de dinero, anunció el fiscal federal Philip R. Sellinger.

Funcionarios federales dijeron que Alvarenga Paredes, de 35 años, se declaró culpable ante la juez federal de distrito Freda L. Wolfson en la corte federal de Trenton, Nueva Jersey por cargos de operar un negocio de transferencia de dinero sin licencia.

Según las autoridades federales, Paredes fue acusado previamente en el caso de lavado de dinero de la excongresista de Paraguay, Cynthia Tarragó Díaz, de 42 años, y su esposo, Raimundo Va, de 46.

Tarragó y Va se declararon culpables en septiembre de 2020 de delinquir para lavar dinero. La pareja acordó aceptar al menos $2 millones en moneda estadounidense de personas que pensaban que eran traficantes de drogas, según un comunicado de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para Nueva Jersey.

Los presuntos narcotraficantes eran en realidad agentes encubiertos del FBI que investigaban una red de lavado de dinero. Se reunieron con la pareja en numerosas ocasiones y aseguraron grabaciones de audio y video que detallan cómo funcionaba la red de lavado.

Tarragó y Va viajaron a Nueva Jersey y Florida en numerosas ocasiones y aceptaron aproximadamente $800,000 que fueron lavados y transferidos nuevamente a la cuenta mantenida por los agentes. Tarragó también indicó que podría ayudar a obtener grandes cantidades de cocaína barata de Paraguay, dicen las autoridades.

Tarragó, una expersonalidad de la televisión, fue miembro del Congreso de Paraguay hasta enero de 2019 y, a fines de 2019, anunció su intención de postularse para alcalde de Asunción, el distrito capital.

Alvarenga hizo su aparición inicial ante el juez jefe Wolfson, donde se declaró culpable. Fue puesto en libertad en espera de la sentencia.

Desde marzo de 2018 hasta noviembre de 2019, Alvarenga fue propietario y operador de un negocio de cambio de moneda en Paraguay, que no tenía licencia ni estaba registrado para operar como negocio de transmisión de dinero bajo las leyes de los Estados Unidos o el estado de Nueva Jersey.  

Alvarenga usó su negocio sin licencia para transferir los fondos de Tarragó y Va a través de cuentas ubicadas en varios países y, en última instancia, hizo que los fondos se transfirieran de nuevo a una cuenta mantenida por los supuestos narcotraficantes.

Para disfrazar la fuente ilícita de los fondos, Tarragó, Va y Alvarenga se coordinaron para generar facturas fraudulentas que establecían razones comerciales legítimas para las transferencias de los fondos lavados.

Alvarenga, operando bajo los auspicios de su empresa de cambio de moneda en Paraguay, facilitó el lavado de dinero de Tarragó y Va al hacer que los fondos se transmitieran a través de su negocio de cambio de moneda y de regreso a la cuenta encubierta del FBI, sabiendo que las transacciones violaban las leyes de los Estados Unidos.

El cargo de transmisión de dinero sin licencia del que Alvarenga se declaró culpable conlleva una pena potencial máxima legal de cinco años de prisión y una multa máxima de $250,000 o el doble del monto bruto de cualquier ganancia pecuniaria que cualquier persona haya obtenido del delito, lo que sea mayor; o el doble del monto bruto de cualquier pérdida pecuniaria sufrida por las víctimas del delito, lo que sea mayor.

Tarragó y Va fueron condenados cada uno a penas de prisión de 33 meses. La sentencia de Alvarenga está programada para el 9 de noviembre de 2022.

Contáctanos