ayuda a restaurantes

NYC restringe tarifas que cobran compañías a restaurantes por entrega de alimentos

La nueva medida prohíbe el cobro a restaurantes de tarifas que excedan el 15% por pedido.

Telemundo

El Concejo de la Ciudad de Nueva York aprobó  restricciones de emergencia sobre las tarifas  que cobran compañías como Grubhub Inc. y DoorDash Inc. El propósito es aliviar la carga financiera que pesa sobre los restaurantes por entrega de comida a domicilio cuando se usa una empresa intermediaria para ordenar en línea.

El Concejo definió el miércoles la prohibición del cobro de tarifas que excedan el 15% por pedido. La medida también limitaría las tarifas de comercialización u otros servicios al 5% por pedido. Los infractores recibirían multas de hasta $ 1,000 por restaurante por día. 

Otro proyecto de ley prohibiría a las compañías cobrar a los restaurantes por llamadas telefónicas que no generen pedidos, con multas de $ 500.

"Durante esta crisis de salud pública sin precedentes, muchos restaurantes luchan por mantenerse a flote", dijo el concejal Mark Gjonaj, patrocinador de ambas medidas. "Estos proyectos de ley podrían significar la diferencia entre permanecer en el negocio o cerrar sus puertas y despedir a sus empleados".

Las leyes estarán vigentes durante 90 días después de que se levante la emergencia y los restaurantes puedan aceptar comensales. El alcalde Bill de Blasio dijo el martes que apoya las leyes.

“El Concejo vio algo que no era justo para la gente (...) esta es una legislación inteligente, así que lo apoyaré", dijo el alcalde Bill de Blasio.

En Nueva York, al menos una docena de servicios de entrega de alimentos sirven como intermediarios entre el cliente y el retaurante. 

Los legisladores fuera de la ciudad han expresado su preocupación acerca de  las altas tarifas de entrega y las políticas de propinas. 

Las ventas de Grubhub se han visto afectadas por el aumento de la competencia y el cierre de restaurantes en la ciudad de Nueva York.

La empresa dijo que las nuevas leyes, sin importar su duración, solo contribuirá a reducir el volumen de pedidos a los restaurantes locales, aumentará los costos para los propietarios de pequeñas empresas y aumentará los costos para los clientes.

La compañía también opinó que los trabajadores de entrega tendrían menos oportunidades de trabajo y menores ganancias. 

Contáctanos