ayuda para el pago de alquiler

NY cierra programa de alivio de rentas, ¿qué pasará con las solicitudes en proceso?

El estado solicitó al Tesoro una reasignación de $996 millones para costear las solicitudes existentes, pero hasta ahora una respuesta favorable es incierta.

Telemundo

El Programa de Asistencia de Emergencia de Alquileres (ERAP) está agotado y desde la noche del domingo, la Oficina de Asistencia Temporal y Asistencia por Discapacidad del Estado de Nueva York (OTDA) ya no acepta más solicitudes. 

¿Pero qué pasará con las miles de solicitudes en proceso? ¿Nueva York logrará extender el programa?

La gobernadora Kathy Hochul dijo el viernes que el estado había solicitado una reasignación de $996 millones del Departamento del Tesoro para costear las solicitudes existentes. 

La mayoría de los miembros de la delegación del Congreso de Nueva York enviaron una carta al Tesoro con la esperanza de que atienda la solicitud del estado de mil millones de dólares adicionales en fondos federales para relanzar el programa.

Sin embargo, al menos por ahora, una respuesta favorable del Tesoro es incierta, lo que deja en el limbo a las miles de solicitudes pendientes.

Según cifras del OTDA, de las 278,700 solicitudes presentadas por los inquilinos desde el 1 de junio, más de 113,000 siguen sin ser procesadas. Hasta ahora, unas 165,000 solicitudes fueron atendidas por la agencia. Solo esa cifra abarca $2,100 millones, casi todo el fondo de $2.4 mil millones. Sin embargo, de esa suma, el estado ha hecho apenas 81,209 pagos a los propietarios, eso significa que 70% de los caseros sigue sin recibir su dinero.

La situación se agrava para los inquilinos y caseros y coloca a la administración de Hochul en un punto de inflexión, pues las protecciones contra el desalojo expiran en poco más de dos meses. 

“Si bien Nueva York aceleró el hecho de que el alivio del alquiler saliera por la puerta y pasó de la parte de atrás del paquete al frente entre otros estados, todavía hay muchas personas que necesitan ayuda”, expresó Hochul el viernes. 

El estado fue blanco de severas críticas cuando el programa de alivio se vio enmarcado por demoras, errores e ineficiencias, pero comenzó a tomar impulso en agosto, cuando la gobernadora aceleró la asignación de cientos de millones de dólares a los propietarios de Nueva York en nombre de los inquilinos de bajos ingresos que no pudieron pagar su alquiler como resultado de la pandemia.

OTDA advirtió hace varios días en su sitio web que las nuevas solicitantes no tendrían los fondos asegurados, excepto ocho condados específicos "donde las asignaciones aún no se han agotado", incluidos Nassau, Suffolk y Westchester.

A partir del domingo 14 de noviembre a las 10 p.m., OTDA ya no aceptará solicitudes de inquilinos, aunque sí recibirá formularios de hogares con el 80% del ingreso medio del área, lo que equivale a aproximadamente $86,000 para una familia de tres. Ese programa se sustenta en un fondo separado que la Legislatura del Estado de Nueva York designó en septiembre. 

Los propietarios con edificios fuera de la Ciudad de Nueva York también cumplen los criterios para recibir ayuda de un fondo estatal de $250 millones. 

Los residentes fuera de la Ciudad de Nueva York que enfrentan el desalojo también calificarán para ayuda legal gratuita bajo un programa anunciado por la gobernadora Hochul el viernes.

Ahora, la única esperanza para los miles de inquilinos al filo del desalojo es que el Tesoro apruebe la petición de fondos del estado. 

Al menos 17 miembros de la delegación del Congreso de Nueva York enviaron una carta al Tesoro de los Estados Unidos el viernes en apoyo a la solicitud de Hochul de más fondos. Sin embargo, por ahora, la respuesta es incierta. 

“A medida que Nueva York continúa recuperándose de los impactos económicos de la pandemia, cientos de miles de neoyorquinos enfrentan una deuda de alquiler significativa y corren el riesgo de inestabilidad en la vivienda”, se lee en la carta. "Instamos encarecidamente al Tesoro a que dé prioridad a la solicitud del Estado a medida que avanza el proceso de reasignación y le instamos a que proporcione a Nueva York los recursos adicionales necesarios para continuar brindando un socorro crítico a través de su programa de asistencia de alquiler de emergencia".

Veinte meses después de la pandemia, la moratoria de desalojos del estado de Nueva York parece estar en sus últimas etapas.

Hasta hace unos meses, los inquilinos de Nueva York que enfrentaban el desalojo podían impedir que avanzaran sus casos judiciales presentando un formulario que indicaba que no podían pagar el alquiler porque habían perdido ingresos durante la pandemia.

Luego, en agosto, la Corte Suprema de Estados Unidos anuló esta medida, al argumentar que el formulario negó a los propietarios el debido proceso en la corte. El fallo llevó en septiembre a los legisladores a resactar una nueva moratoria de desalojo que cumpliera con el fallo de la corte.

La nueva moratoria, vigente hasta el 15 de enero de 2022, permite a los propietarios impugnar la declaración de dificultades de un inquilino mediante la presentación de una declaración jurada que afirme que el inquilino no ha perdido ingresos durante la pandemia.

Contáctanos