Robo de salario

NJ cierra 71 empresas en un lapso de tres años por robo de salario y explotación laboral

El cierre de las empresas infractoras condujo a que el estado lograra recuperar casi $1 millón en salarios no pagados a 235 trabajadores.

Telemundo

En los tres años transcurridos desde que el gobernador Murphy firmó una ley que amplía los poderes del Departamento de Trabajo de Nueva Jersey (NJDOL, por sus siglas en inglés) para clausurar un lugar de trabajo cuando hay pruebas sólidas de que el personal está siendo explotado, la agencia ha emitido 71 órdenes de suspensión, a través de las cuales los agentes encontraron casi $1 millón en salarios no pagados a 235 trabajadores.

La ley otorgó a la División de Cumplimiento de Salarios, Horas y Contratos del NJDOL el poder de detener de inmediato el trabajo en cualquier sitio público o privado cuando una investigación inicial encuentra evidencia de que el empleador ha infringido las leyes estatales, federales y tributarias. 

“Con la autoridad para emitir órdenes de interrupción del trabajo tan pronto como identifiquemos una infracción, el NJDOL ganó la capacidad de cerrar un trabajo cuando descubre que los trabajadores están siendo explotados”, dijo el comisionado de Trabajo, Robert Asaro-Angelo. 

“La legislación firmada por el gobernador Murphy en el verano de 2019 le ha dado a NJDOL una poderosa herramienta de cumplimiento para mantener su misión de proteger a nuestra fuerza laboral, fortalecer nuestros negocios y promover la dignidad del trabajo”, añadió. 

Las infracciones más comunes que conducen a órdenes de interrupción del trabajo son: los empleadores que no tienen seguro de compensación para trabajadores o que clasifican erróneamente a los empleados como contratistas independientes. Otros ejemplos incluyen empleadores que no pagan el salario prevaleciente o las horas extra; los que tengan sentencias pendientes en su contra; o aquellos a cuyos trabajadores no se les pagó, se les pagó tarde o se les quedó a deber, o se les pagó en efectivo fuera de las leyes fiscales. 

Antes de la promulgación de la ley, el NJDOL tenía pocos recursos para detener o evitar que los infractores eludieran estas políticas. 

Las órdenes de interrupción del trabajo se han utilizado para cerrar sitios de trabajo de todo tipo, como trabajos de construcción, restaurantes, una estación de radio por Internet y consultorios médicos. 

Por lo general, las órdenes de clausura de un lugar de trabajo se resuelven en unos pocos días, como en agosto de 2021 cuando el NJDOL emitió órdenes de interrupción del trabajo a cuatro empresas distintas por violaciones salariales. Cada empresa pagó los salarios atrasados ​​adeudados a sus trabajadores de inmediato para evitar el cierre.

Los casos relacionados con salarios indebidamente pagados toman tiempo para investigar y garantizar que los trabajadores reciban todos los salarios atrasados ​​que se merecen. Con salarios atrasados, tarifas administrativas y/o multas, las órdenes de suspensión de trabajo pueden resultar en evaluaciones monetarias significativas.

Las órdenes de interrupción del trabajo pueden ser apeladas por un empleador, en cuyo caso el NJDOL tiene siete días para programar una audiencia. 

El NJDOL continúa monitoreando los lugares donde se emitieron órdenes de interrupción del trabajo y puede imponer sanciones civiles de $5,000 por día contra un empleador que realiza negocios en violación de la orden, lo que ocurrió solo una vez en los últimos tres años.

De las empresas a las que se les ha emitido una orden de suspensión de actividades en los últimos tres años, no ha habido infractores reincidentes.

Esta es una lista de la cantidad de órdenes de suspensión de trabajo emitidas por condado:

Bergen Middlesex 
Burlington Monmouth 
Camden Morris 
Cumberland Ocean 10 
Essex Passaic 
Gloucester Salem 
Hudson 10 Union 
Hunterdon Statewide 
Mercer TOTAL: 71 
Contáctanos