madre acusada de asesinato

Madre de NJ planeó durante una semana el horrendo asesinato de sus pequeños, según documentos judiciales

La madre lucía inexpresiva y no mostró remordimiento el martes durante una audiencia virtual preliminar ante el juez de la Corte Superior.

Telemundo

La imperturbable madre de Montgomery acusada de asesinar a sus dos hijos pequeños en Hillsborough la semana pasada declaró a la policía que planeó el crimen durante una semana, según documentos judiciales. 

Yuhwei Chou, que permanecerá en la cárcel del condado de Somerset en espera de su juicio, lucía inexpresiva y no mostró remordimiento el martes durante una audiencia virtual preliminar ante el juez de la Corte Superior, Peter Tober. 

"Los hechos son particularmente horribles en este caso", expresó el magistrado al ordenar que la acusada no sea liberada. 

Chou, de 36 años, apenas se expresó durante la audiencia de 15 minutos. La mujer dijo que no era ciudadana de los Estados Unidos, sino taiwanesa. También musitó un "gracias" al final de la audiencia.

Aunque la madre no tiene antecedentes penales, a principios de este año enfrentó un cargo de violencia doméstica derivado de un acto de acoso, dijo el juez. El asunto se resolvió, dijo el magistrado, pero la corte no ofreció más detalles.

Chou está acusada de dos cargos de asesinato por la muerte de sus hijos, Samantha Ross, de 7 años, y Paul Ross, de 11 meses. Paul habría celebrado su primer cumpleaños el 6 de diciembre.

Chou le dijo a la policía después de su arresto que mató a los niños el 8 de noviembre, según una declaración jurada de causa probable. También admitió que estuvo planeando los asesinatos durante una semana.

La madre dijo que condujo a Wawa para almorzar y luego a una ferretería True Value donde compró cinta adhesiva, según la declaración jurada. Luego se dirigió hasta una instalación deportiva en Mountainview Road en Hillsborough, donde intentó colocar cinta adhesiva en el rostro de su hija, pero se detuvo cuando un transeúnte en el parque la "asustó", se lee en la declaración jurada.

Más tarde condujo por Mountainview Road y se estacionó en un área de caza con un camino de entrada de tierra al costado de la carretera antes de subirse al asiento trasero y atar las manos de su hija para luego pegar la cinta adhesiva en su rostro y en el de su hijo, según la declaración jurada.

Chou usó sus manos para sofocar a ambas víctimas hasta que murieron, de acuerdo con el documento. 

Alrededor de las 7:41 a.m. del 9 de noviembre, un testigo observó un Toyota Corolla gris en una zanja en Mountainview Road. El testigo habló con el conductor, identificado como Chou, cuyas manos estaban atadas al volante, según la declaración jurada.

El testigo también vio que los niños estaban en asientos de seguridad en la parte trasera del vehículo con la cara pegada con cinta adhesiva y las manos atadas.

El testigo le dijo a otra persona en el lugar que llamara al 911. Cuando llegó la policía, Chou dijo que se había atado al volante y se había pegado con cinta adhesiva, según la declaración jurada.

Hasta ahora, la madre no ha dado ningún motivo para los asesinatos.

Contáctanos