Reapertura económica

Los CDC publican con demora y en silencio extensa guía para la reapertura de la nación

La guía de la agencia federal llega semanas después de que los 50 estados comenzarán a reactivar su economía en función de sus propios lineamientos. 

Telemundo

La administración del presidente Donald Trump reafirmó el miércoles su enfoque en reabrir la economía del país lo antes posible. El vicepresidente Mike Pence viajó a Florida y el mandatario recibió a los gobernadores de Arkansas y Kansas en la Casa Blanca, esto como una forma de alentar a los 50 estados para que continúen con el plan de reactivación. 

Sin embargo, los CDC advierten que ciertos estados reactivaron su economía pese a que incumplen con los requerimientos federales, por ende, los expertos en salud pública temen una segunda ola de infecciones.

Los CDC divulgaron el fin de semana un informe detallado para la reapertura de escuelas, centros de cuidado infantil, restaurantes y transporte público, mucho después de que los gobernadores comenzaron a abrir los estados en función de su propios términos.

El documento de 60 páginas se publicó en el sitio web de los CDC durante el fin de semana sin que se hiciera un anuncio oficial. La guía llegó con semanas de demora tras un debate interno sobre si las directrices eran demasiado restrictivas.

La guía sugiera que, en cuanto al transporte público, es indispensable alentar el distanciamiento social de 6 pies mediante calcomanías en el  piso o cinta de color para delimitar el espacio.

El documento también presenta un extenso plan para contener la enfermedad mediante el rastreo de personas infectadas y el monitoreo de brotes, lineamientos que ciertas regiones aún no cumplen en su totalidad. 

La gran mayoría de los estados incumplen con los criterios básicos para la reapertura establecidos originalmente por la Casa Blanca. Uno de los más esenciales implica demostrar una disminución en los casos de coronavirus de 14 días consecutivos  y asegurar un aumento significativo en las pruebas, además de la red de rastreo de personas infectadas y las personas que estuvieron expuestas a la enfermedad. En su guía, los CDC lo describen como "una medida central para lograr el control de la enfermedad".

Tanto los funcionarios estatales como los federales no han logrado recopilar de forma satisfactoria datos consistentes sobre la propagación del virus, lo que complica aún más los esfuerzos para coordinar una respuesta en toda la nación. Además, aunque las pruebas en general han aumentado durante la última semana, varios estados en su reapertura aún no han alcanzado sus propios objetivos.

"Las pruebas COVID-19 extensas, rápidas y disponibles en amplitud son esenciales", exigen la guía de los CDC.

El gobierno de Trump sigue alentando una reapertura rápida a raíz de las preocupaciones sobre el declive económico y derivó gran parte de la responsabilidad a los gobiernos de los estados. 

La guía publicada por los CDC sería más corta que las versiones que se han filtrado a la prensa. La Casa Blanca había ordenado a los CDC que reconsideraran la guía debido a que era demasiado restrictiva ante la urgencia de reactivar la economía, lo que generó preocupación dentro de la comunidad de salud pública sobre si la administración de Trump estaba excluyendo a los expertos del gobierno federal.

La semana pasada, los CDC publicaron un documento de orientación de 38 páginas que parecía una síntesis diluida de versiones filtradas con anterioridad. 

Esa versión se actualizó poco después y la versión actual y más completa se publicó el domingo. La agencia no emitió un comunicado de prensa al respecto.

Aún así, el documento no incluye recomendaciones de reapertura para comunidades religiosas como las iglesias, que sí se  incluyó en las versiones anteriores que fueron filtradas. 

Los funcionarios de la administración de Trump se habían opuesto a incluir las recomendaciones basadas en la fe debido a preocupaciones de discriminación religiosa. 

Contáctanos