plan de gasto social

Las ayudas clave del plan de gasto social de Biden: Desde créditos fiscales hasta vivienda

No solo se extendería el Crédito Tributario por Hijos, pues también contempla una versión mejorada del Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo. 

Telemundo

El presidente Joe Biden presentó el jueves una renovada versión de su plan de gasto social de $1.75 billones, el cual calificó como una inversión histórica en el futuro del país. Se trata de una versión simplificada del plan original de unos $3.5 billones que el mandatario reveló a principios de este año.

Biden reconoció con frustración la batalla interna de su partido para llegar a un consenso sobre el plan, lo que llevó a la exclusión de proyectos clave, como el camino a la ciudadanía de millones de inmigrantes indocumentados. 

"Nadie consiguió todo lo que quería, incluyéndome a mí", expresó con resignación.

Sin embargo, el nuevo paquete económico sí incluye ayudas sociales y créditos fiscales para familias y trabajadores. 

El documento distribuido por la Casa Blanca es el preámbulo con el que los congresistas redactarán las reformas finales integradas al proyecto de ley presupuestal, que sería aprobado bajo el proceso de Reconciliación.

¿QUÉ INCLUYE EL NUEVO PLAN DE GASTO SOCIAL?

  • $555.000 millones destinados a luchar contra el cambio climático, principalmente a través de incentivos fiscales para fuentes de energía renovables y de bajas emisiones.
  • $400 mil millones para preescolar gratuito y universal para todos los niños de 3 y 4 años.
  • $165 mil millones para reducir las primas de atención médica para los nueve millones de estadounidenses cubiertos por la Ley de Atención Médica Asequible, también conocida como Obamacare.
  • $ 150 mil millones para construir un millón de viviendas asequibles

¿CÓMO ME BENEFICIARÍAN DIRECTAMENTE ESTÁS INVERSIONES? 

Las familias latinas y de bajos ingresos serían las más beneficiadas, además de que el Crédito Tributario por Hijos no es el único incentivo federal que otorgaría el plan, pues también contempla una versión mejorada del Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo. 

CRÉDITOS TRIBUTARIOS 

  • CRÉDITO TRIBUTARIO POR HIJOS

El plan plantea otorgar el incentivo un año más. Al igual que durante 2021, las familias recibirán hasta $3,600 por hijo en 2022, de ser aprobado. En la actualidad, más de 35 millones de familias se benefician con los pagos mensuales para contribuyentes con ingresos de hasta $150,000 dólares anuales.

  • CRÉDITO TRIBUTARIO POR INGRESO DEL TRABAJO

Unos 17 millones de trabajadores con salarios bajos se beneficiarían con el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo ampliado para contribuyentes sin hijos.

PROGRAMAS DE SALUD

  • ADULTOS MAYORES

El plan invertiría en atención a bajo costo para adultos mayores y personas con discapacidades, además de que plantea mejorar las condiciones laborales y los beneficios para los trabajadores de atención domiciliaria. En estados como Nueva York se ha registrado una escasez de trabajadores de atención domiciliaria debido a los salarios bajos y jornadas de hasta 24 horas. 

El marco de Biden incluye $ 150 mil millones para expandir los servicios de cuidado en el hogar para personas mayores de bajos ingresos y estadounidenses discapacitados a través de un programa existente de Medicare.

Es un doble plan. Por un lado, busca reducir la cifra de 800,000 personas mayores elegibles y estadounidenses con discapacidades que no pueden obtener servicios de atención domiciliaria, y por otro lado busca aumentar el salario y mejorar las condiciones de los trabajadores de atención domiciliaria.

  • SEGURO MÉDICO 

Contempla créditos fiscales para las primas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Costo (ACA) que beneficiaría a más de tres millones de personas. Esos créditos fiscales se extenderían hasta el 2025 para cuatro millones de personas sin seguro médico en los estados no cubiertos.

El acuerdo extendería hasta 2025 los subsidios mejorados a las primas disponibles en el paquete de alivio del coronavirus de marzo para las personas que compran un seguro por su cuenta en lugar de obtenerlo a través de un empleador o el gobierno. Los subsidios se volvieron más generosos para aquellos que ya calificaban para recibir asistencia, reduciendo tanto las primas como los deducibles. Se pusieron a disposición de las personas que ganan más de cuatro veces la tasa de pobreza federal, alrededor de $ 51,000 para una sola persona.

Los planes privados estarían disponibles sin primas para las personas que viven por debajo del umbral de pobreza en los 12 estados que no han expandido Medicaid a través de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio de 2010. Esos estados son: Alabama, Florida, Georgia, Kansas, Mississippi, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Wisconsin y Wyoming.

  • MEDICARE

Medicare cubriría los beneficios de la audición y el gobierno ayudaría a millones de personas de ingresos bajos y medios a pagar un seguro privado, una idea impulsada por el senador Bernie Sanders, quien también había pedido mayores beneficios dentales y de la vista, aunque quedaron fuera.

EDUCACIÓN Y CUIDADO INFANTIL 

  • PREESCOLAR UNIVERSAL

Ampliaría el programa para que todos los niños de 3 y 4 años tengan acceso al preescolar gratuito, lo que beneficiaría a más de 6 millones de niños. Ese programa se financiaría durante seis años con una partida de $ 400 mil millones que también incluye dinero para ampliar los beneficios de cuidado infantil.

  • CUIDADO INFANTIL

Plantea limitar los costos de cuidado infantil para las familias a no más del 7% de los ingresos, esto para los padres que ganan hasta el 250% del ingreso promedio estatal. El plan ampliaría el acceso a unos 20 millones de niños.

  • EDUCACIÓN SUPERIOR

Reduciría costos para ampliar el acceso a la educación superior al aumentar la subvención máxima de Pell para ayudar a compensar la matrícula universitaria, lo que brindaría apoyo directo a las universidades que atienden a las comunidades negras (HBCU), hispanas (HSI), de servicio a las minorías (MSI) y al sistemas de Tribal Colleges and Universities (TCU). 

La propuesta amplía la subvención máxima Pell para estudiantes de bajos ingresos en $550. Para el año académico 2021-22, las subvenciones Pell oscilaron entre $650 y $ 6,495, según la Asociación Nacional de Administradores de Ayuda Financiera para Estudiantes.

VIVIENDA 

Contempla una inversión de $150,000 millones en vivienda asequible. Los fondos se destinarían para la construcción y rehabilitación de más de 1 millón de nuevas viviendas unifamiliares y de alquiler a precios asequibles; asistencia para el pago inicial para compradores de vivienda por primera vez; nueva asistencia de alquiler y mejoras para la vivienda pública. El plan también incluye incentivos financieros para alentar a los estados y ciudades a adoptar cambios de zonificación local que apoyan nuevas viviendas asequibles.

Pero todavía es menos de la mitad de los $327 mil millones que Biden propuso para viviendas asequibles en su plan original de $3.5 billones.

El nuevo plan reduce la expansión de la asistencia para el alquiler de $ 90 mil millones, como se propuso originalmente, a $ 25 mil millones; reduce las mejoras de vivienda pública de $80 mil millones a $65 mil millones; y reduce los fondos propuestos para el Fondo Fiduciario Nacional de Vivienda de $37 mil millones a $15 mil millones. Esto último significa que el Fondo Fiduciario de Vivienda construiría y preservaría 150,000 nuevas viviendas asequibles proyectadas en contraposición al objetivo original de 330,000.

¿QUÉ PROPONE SOBRE INMIGRACIÓN?

La propuesta incluye $100 mil millones para mejoras al proceso de asilo, como ampliar la representación legal de las personas y abordar los retrasos en el procesamiento.

Sin embargo, los detalles sobre una disposición que ofrecería protección a los inmigrantes indocumentados es poco clara.

Los demócratas del Senado planean presentar un plan al parlamentario del Senado, un funcionario del gobierno que determina si las políticas califican para la reconciliación, un proceso que los demócratas están empleando para aprobar el proyecto de ley sin el apoyo de los republicanos.

El senador Bob Menendez dijo en una entrevista con Axios la semana pasada que un "Plan C" probablemente sería una opción de libertad condicional para unos 8 millones de inmigrantes indocumentados.

El senador por Nueva Jersey señaló que el plan permitiría que aquellos que cumplan con ciertos requisitos trabajen legalmente en Estados Unidos y los protegerá de la deportación. La libertad condicional, que duraría cinco años y podría renovarse por otros cinco años. También permitiría a las personas indocumentadas viajar a escala nacional e internacional, según Menéndez.

Los demócratas han presentado previamente otras dos propuestas de inmigración al parlamentario, quien rechazó ambas.

¿QUÉ SE HA DEJADO FUERA?

El plan excluye varias promesas del proyecto de ley original, como la licencia familiar remunerada, la universidad comunitaria gratuita y un mecanismo que habría castigado a las empresas de servicios públicos por no convertirse a fuentes de energía limpia lo suficientemente rápido. También recorta el plan para reducir los precios de los medicamentos recetados, lo que habría beneficiado principalmente a adultos mayores si se hubiera incluido. 

¿QUÉ HAY DE LA REFORMA TRIBUTARIA?

El marco impondrá un impuesto mínimo del 15% sobre las ganancias de las corporaciones que reporten más de $1 mil millones en ganancias a los accionistas. También incluye un recargo del 1% sobre recompras de acciones corporativas. Y adoptaría un impuesto mínimo del 15%, país por país, sobre las ganancias extranjeras de las corporaciones estadounidenses.

A la vez impondría una nueva sobretasa sobre los ingresos de multimillonarios: una tasa del 5% por encima de los ingresos de $10 millones y una sobretasa adicional del 3% sobre los ingresos superiores a $25 millones. La Casa Blanca enfatiza que nadie que gane $400.000 dólares o menos verá un aumento a los impuestos.

También plantea la contratación de agentes del IRS que estén capacitados para perseguir a los evasores adinerados y la modernización de la tecnología obsoleta del IRS, además de invertir en el servicio al contribuyente.

¿QUÉ SIGUE?

Una división de 50-50 escaños en el Senado, y la resistencia republicana, significa que Biden tendría que unificar a su partido si espera aprobar el plan de gasto social, algo que se determinará durante los próximos días. 

Dos demócratas moderados, los senadores Kyrsten Sinema de Arizona y Joe Manchin de West Virginia, expresaron cierto apoyo el jueves tras las enmiendas hechas al plan original. 

"Después de meses de negociaciones productivas y de buena fe con el presidente Biden y la Casa Blanca, hemos logrado un progreso significativo", dijo Sinema a los periodistas. "Espero poder hacer esto".

Tanto Sinema como Manchin se habían interpuesto a los esfuerzos de Biden. 

Contáctanos