Crédito por Cuidado de Niños y Dependientes

Incentivo de hasta $8,000: ¿Qué es el Crédito por Cuidado de Niños y Dependientes y cómo reclamarlo?

Muchos contribuyentes desconocen la existencia del Crédito por Cuidado de Niños y Dependientes, por lo que cada año pierden cientos y hasta miles de dólares en incentivos fiscales.

Telemundo

Las familias trabajadoras con dependientes, ya sean niños, adultos mayores o personas con discapacidad, pueden reclamar ciertos incentivos por cuidado siempre que cumplan los criterios establecidos por el IRS. 

Muchos contribuyentes desconocen la existencia del Crédito por Cuidado de Niños y Dependientes, por lo que cada año pierden cientos y hasta miles de dólares en incentivos fiscales. Los hogares hispanos y de estatus mixto son más propensos a no reclamar estos créditos, señala el IRS.

El Crédito por Cuidado de Niños y Dependientes es una exención de impuestos enfocado en beneficiar específicamente a las personas que trabajan para ayudar a compensar los costos asociados con el cuidado de un niño, un adulto mayor o un dependiente con discapacidad.

Estos son los beneficios principales del crédito:

  1. El IRS te ofrece un crédito fiscal, en lugar de una deducción fiscal. Una deducción de impuestos solo reduce la cantidad de ingresos sobre los que debes pagar impuestos. Una deducción de $1,000, por ejemplo, podría reducir tu factura de impuestos en solo $150 o $200, según la tasa impositiva. Sin embargo, un crédito fiscal reduce directamente tus impuestos, dólar por dólar. Un crédito fiscal de $1,000 reduce su factura de impuestos en $1,000.
  2. Puedes reclamar el crédito independientemente de tus ingresos. Muchas exenciones fiscales tienen límites de ingresos y no están disponibles para las personas con ingresos superiores a esos límites. Si bien el incentivo se reduce a mayores ingresos, este no se elimina por completo.

REQUISITOS 

Debes haber pagado a alguien, como un proveedor de guardería, para que cuide a una o más de las siguientes personas:

  • Un niño de 12 años o menos al final del año que declaras como dependiente en tu presentación de impuestos. 
  • Tu cónyuge, si esa persona no puede cuidar de sí misma y ha vivido en el mismo hogar durante al menos la mitad del año.
  • Cualquier otro dependiente, si esa persona no puede cuidar de sí misma y ha vivido en el mismo hogar del contribuyente al menos la mitad del año. Esto incluye adultos mayores. 

Puedes reclamar el crédito por el dinero que pagaste por la atención siempre que la persona que recibió ese dinero no sea una de las siguientes personas:

  • Tu cónyuge. 
  • Un padre del niño que está cuidando; por ejemplo, no podría reclamar el crédito si le paga a su exmarido o exesposa para que cuide a los niños que tienen en común.
  • Cualquier persona que figure como dependiente en tu declaración de impuestos.
  • Un hijo de 18 años o menos, independientemente de si es dependiente en tu declaración de impuestos. Por ejemplo, no podrías pagarle a tu hijo de 17 años para que cuide a un hermano de 8 años y luego reclamar el crédito.

Para reclamar el crédito, tú y tu cónyuge, si estás casado, deben tener "ingresos del trabajo", es decir, dinero obtenido de un empleo. Los ingresos no laborales, como las ganancias por inversiones, no cuentan.

Debes haber pagado la atención para poder trabajar o buscar trabajo. Ser un estudiante de tiempo completo o un padre que no puede cuidar de sí mismo cuenta como "trabajar" a los efectos del crédito, incluso si no recibes ningún ingreso por ello.

Si estás casado, debes presentar una declaración de impuestos conjunta.

Debes proporcionar el nombre, la dirección y el Número de Identificación Fiscal (TIN) de la persona que brindó la atención. El número de identificación del contribuyente es un número de Seguro Social (SSN) o un número de Identificación de Empleador (EIN). Debes asegurarte de solicitar el número a tu proveedor de atención médica.

CÓMO CALCULAR EL CRÉDITO

El tamaño de tu crédito se basa en cuánto gastas en el cuidado de niños y dependientes, así como en tus ingresos. Para el año fiscal 2020, la cantidad máxima de gastos de atención que un contribuyente podría reclamar fue de $3,000 para una persona o $6,000 para dos o más personas. 

Desde que se estableció en 1976, el crédito por cuidado de menores y dependientes no ha cambiado en gran medida, pero la Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021 implementó cambios significativos para expandir el crédito y la forma en que se puede reclamar. 

El plan aumenta la cantidad de gastos que califican para el crédito, relaja la reducción del crédito debido a los niveles de ingresos y también lo hace totalmente reembolsable. Esto significa que, a diferencia de otros años, aún puedes obtener el crédito incluso si no debes pagar impuestos.

Para el año fiscal 2021 (cuyos impuestos se declaran en 2022), la cantidad de gastos calificados aumenta de $3,000 a $8,000 para una persona calificada y de $6,000 a $16,000 para dos o más personas calificadas.

El IRS señala en su hoja informativa que los cambios del Plan de Rescate Estadounidense logran que más contribuyentes puedan reclamar el crédito y obtener montos mucho más generosos que en años anteriores. Sin embargo, los contribuyentes con un ingreso bruto ajustado de más de $438,000 no pueden reclamar este crédito aunque se hayan beneficiado anteriormente.

Este crédito fiscal no debe confundirse con el Crédito Tributario por Hijos, que también se modificó en virtud de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021.

LOS CAMBIOS EN EL CRÉDITO POR CUIDADO DE NIÑOS Y DEPENDIENTES QUE EFECTUÓ EL PLAN DE RESCATE ESTADOUNIDENSE 

Antes del plan del presidente Biden, el crédito brindaba a una familia hasta el 35% de $3,000 ($1,050) de los gastos de cuidado infantil para un hijo dependiente menor de 13 años, un cónyuge o padre con discapacidad u otro dependiente para que pueda trabajar o buscar trabajo. Para las familias con dos o más dependientes, el crédito fue de hasta el 35% de $6,000 en gastos ($2,100).

Solo para el año fiscal 2021, el crédito se expandió de varias maneras bajo el Plan de Rescate Estadounidense. El porcentaje y los umbrales de gastos de cuidado infantil cambiaron, por lo que puedes obtener un crédito de hasta el 50% de $ 8,000 ($ 4,000) en gastos de cuidado infantil para un niño menor de 13 años, un cónyuge o padre con incapacidad u otro dependiente para que pueda trabajar y hasta el 50% de $ 6,000 en gastos ($8,000) para familias con dos o más dependientes.

El monto comienza a eliminarse cuando el ingreso bruto ajustado (AGI) del contribuyente supera los $125,000. Las familias con un ingreso bruto ajustado de $125,000 o menos obtendrán un crédito equivalente al 50% de sus gastos de cuidado infantil que califiquen. El porcentaje de crédito disminuye para las familias con un ingreso bruto ajustado de más de $125,000, y el crédito se elimina por completo para los ingresos brutos ajustados de más de $438,000.

IMPORTANTE. Si estás casado, tú y tu cónyuge deben presentar una declaración conjunta para calificar para este crédito. En general, no puedes tomar este crédito si tu estado civil para efectos de la declaración si estás casado y presentas una declaración por separado. 

Abre aquí para más detalles. 

Contáctanos