pérdida de empleos

Fábrica de galletas Nabisco cierra sus puertas en NJ tras más de medio siglo de servicio

Al menos 600 trabajadores perderán su fuente de ingresos tras el cierre de la fábrica.

a worker packaging oreos at a Nabisco plant.

Este viernes la famosa fábrica de galletas Nabisco, de Mondelēz, cerrará sus puertas tras más de 60 años de servicios en la ciudad de Fair Lawn.

El inminente cierre se anunció desde hace varios meses; sin embargo, los trabajadores y residentes tenían la esperanza de que la fábrica reconsiderara su decisión. Incluso varios funcionarios electos intervinieron en las conversaciones con los líderes de la empresa.

La fábrica, ubicada en la Ruta 208, era la fuente de empleo de hasta 600 residentes de la ciudad y de las inmediaciones. Las galletas Oreo, Ritz y otros refrigerios son parte de los productos más populares de Nabisco. 

Laurie Guzzinati, directora senior de asuntos corporativos y gubernamentales de Mondelēz International, informó que el último día de producción será el viernes. El plan para cerrar la planta en el Estado Jardín, junto con una en Atlanta, se anunció por primera vez en febrero.

No está claro que sucederá con la propiedad de Nabisco en Fair Lawn. El valor tasado total de la fábrica es de $ 29,3 millones. Mondelēz tiene un pago de impuestos trimestral de $ 252,294 que vence pronto. La compañía paga más de $ 1 millón al año en impuestos a la ciudad.

La decisión de cerrar la fábrica se basó en las capacidades de fabricación obsoletas del sitio de Fair Lawn, argumentó la fábrica al anunciar su cierre.

El alcalde Kurt Peluso ha dicho que lo más desalentador es la cantidad de puestos de trabajo que se han perdido. Más de 100 trabajadores fueron despedidos el 9 de julio y el resto terminará el viernes.

A principios de la primavera, el congresista Bill Pascrell Jr. escribió una misiva pública al director ejecutivo de Mondelēz, Dirk Van de Put, en la cual cuestionó la decisión. Pascrell recibió una respuesta 'que dejó más preguntas que respuestas', dijo el congresista en un comunicado.

"Cualquier empresa que invierta en México mientras cierra sus instalaciones a escala nacional debe comprender que eliminar empleos estadounidenses para pagar salarios más bajos en México perjudica a todos", escribió Pascrell.

Los trabajadores sindicalizados en Nabisco ganaban alrededor de $ 28 por hora después de varios años en el trabajo, según el Local 719 del Sindicato de Trabajadores de Panadería, Confitería, Tabaco y Molineros de Granos. Los mecánicos y otros trabajadores altamente calificados tenían ingresos mayores. 

Contáctanos