impuestos en nueva york

Estudio: Nueva York es el estado con la tasa de impuestos más alta de la nación en 2022

No es una sorpresa que los impuestos de Nueva York lleven a muchos residentes a considerar mudarse a otros estados menos agresivos.

Telemundo

Un nuevo estudio de WalletHub analizó los impuestos sobre la propiedad, los impuestos sobre la renta de las personas físicas y los impuestos sobre las ventas y los impuestos especiales, como porcentaje de los ingresos personales totales, y como era de esperarse, Nueva York tiene tasas de interés tan altas como sus rascacielos. 

Según el informe, el hogar estadounidense promedio paga $10,000 en impuestos federales sobre la renta cada año; sin embargo, el lugar de residencia y la tasa impositiva estatal estatal y local determinan cuánto paga una familia en impuestos totales cada año.

Para determinar qué estados gravan a sus residentes de manera más agresiva, WalletHub comparó los 50 estados en función de los tres componentes de la carga fiscal estatal (impuestos sobre la propiedad, impuestos sobre la renta de las personas físicas e impuestos sobre las ventas y el consumo) como parte del ingreso personal total.

CARGA FISCAL EN NUEVA YORK (1=MÁS ALTA, 25=PROMEDIO):

1° – Carga Tributaria Global (12,75 %)

6º – Carga del Impuesto Predial (4,43%)

1º – Carga del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (4,90%)

25 - Carga total de impuestos sobre las ventas y los impuestos especiales (3,42%)

La fórmula reveló que la carga fiscal más alta del país es la de Nueva York (12,75 %), seguida por Hawái (12,70 %), Maine (11,42 %), Vermont (11,13 %) y Minnesota (10,2%). 

Los estados con menor carga fiscal del país son Alaska (5,06 %), Tennessee (5,75 %), Delaware (6,22 %), Wyoming (6,32 %) y New Hampshire (6,41 %).

Parece probable que tener la carga fiscal más alta en todo el país sería una carga para la economía del estado y hay algunos indicios de que este es el caso, pero los expertos señalan que es cómo se gastan esos dólares de impuestos lo que determina el efecto de una alta carga fiscal sobre el crecimiento.

Algunos estados recaudan más ingresos en impuestos, pero usan esos ingresos para proporcionar un menú de servicios públicos que pueden contribuir de manera significativa al crecimiento económico. Los ejemplos son proyectos de infraestructura e inversiones en capital humano a través de escuelas y universidades públicas y programas de capacitación laboral. El equilibrio correcto viene al aumentar la cantidad de ingresos para proporcionar los servicios públicos deseados sin tener una carga fiscal lo suficientemente alta como para hacer que algunos contribuyentes abandonen el área. 

Pero el Censo y las encuestas recientes revelan que Nueva York ha perdido parte de su población de forma acelerada en los últimos años y uno de los factores son sus impuestos, impagables para muchos. 

Una nueva encuesta reveló que casi cuatro de cada 10 votantes en Nueva York contemplan la posibilidad de mudarse a otro estado a causa de los elevados impuestos.

La encuesta, publicada este mes por Zogby, encontró que el 38.9% de los votantes están “considerando” o ya han “hecho planes” para mudarse, cinco puntos más que el mes anterior. Si solo la mitad lo hace, Nueva York podría perder millones de residentes y una enorme influencia política, sin mencionar los ingresos fiscales que pagan estos contribuyentes.

En particular, un 36.7 % dice que su razón principal para querer mudarse es que los impuestos son "demasiado altos", una queja que citan más personas que cualquier otra. Incluso una cuarta parte de los "progresistas", el 32% de los "liberales" y el 38% de los "moderados" citan los altos impuestos como su mayor motivación para abandonar Nueva York. 

Por otro lado, el 48% de los encuestados expresó que la delincuencia es la prioridad número uno para el próximo gobierno, frente al 43 % que cita los impuestos.

El 26 % de los que ganan menos de $35 000 al año también mencionaron los impuestos demasiado altos como su principal motivación para dejar el estado, al igual que el 27% de los que ganan entre $35 000 y $75 000, el 41 % de los que ganan entre $75 000 y $100 000 y el 48 % en el rango de $100 000 a $150 000.

La segunda razón más citada para dejar Nueva York es el deseo de encontrar un "mejor trabajo u oportunidades económicas", que también está relacionada con la primera: los altos impuestos, por lo que las empresas optan por llevarse puestos de trabajo, lo que reduce esas oportunidades.

Eso ayuda a explicar por qué Nueva York sufre con tanta frecuencia más desempleo que otros lugares: en enero, la tasa nacional de desempleo era del 4 %, pero del 5,3 % en el estado (y del 7,6 % en la ciudad).

Aquí puedes leer el informe completo de WalletHub.

Contáctanos