Precios de los alimentos

¿El salario no te alcanza? Familias necesitarían $433 más al mes para sobrevivir a la inflación

Los precios de los productos básicos, desde aves y lácteos hasta frutas y verduras, están aumentando al doble o al triple de su tasa habitual, según estimaciones del gobierno.

Telemundo

La inflación siguió avanzando en los Estados Unidos al ritmo más rápido en 40 años en febrero en un momento en que la guerra en Ucrania y las continuas interrupciones de la cadena de suministro vinculadas a la pandemia prometen mantener los precios en alza.

Los precios medidos por el Índice de Gastos de Consumo Personal (PCE, por sus siglas en inglés) aumentaron un 6.4 % en el año hasta febrero, frente al aumento del 6.1 % en el año hasta enero y la tasa de inflación más alta desde 1982.

El Índice de Precios de Gastos de Consumo Personal es una de las principales medidas de inflación y tendencias de gasto del consumidor en la economía de los Estados Unidos. La Oficina de Análisis Económico (BEA) publica el índice PCE cada mes para rastrear el gasto y la inflación. 

Según los últimos números, el PCE subió un 5.4 % después sin contar los costos de los alimentos y el combustible, que pueden ser volátiles. Ese ritmo también fue más rápido que la lectura del mes anterior, que fue del 5.2 %.

El ritmo supera con creces la inflación anual del 2 %  que apunta la Reserva Federal. Si bien los banqueros centrales esperan que la rápida inflación de hoy se enfríe para fines de año, cayendo a 4.3 % para los últimos tres meses de 2022, esa tasa seguiría diezmando las finanzas de las familias de ingresos bajos y moderados. 

Aquí puedes ver el último informe de la BEA sobre el PCE

ALIMENTOS AUMENTAN AL DOBLE O AL TRIPLE DE SU TASA HABITUAL

Tal vez las cifras y porcentajes de los economistas son demasiado confusas para comprender, pero lo que sí es claro es cómo las familias se ven afectadas, en especial cuando acuden al supermercado y notan que ya no llenan la despensa con los dólares que solían destinar para este fin.

Los precios de los productos básicos de la dieta estadounidense, desde aves y lácteos hasta frutas y verduras, están aumentando al doble o al triple de su tasa habitual, dijo el gobierno al pronosticar la tasa de inflación anual de alimentos más alta en 14 años. El Departamento de Agricultura advirtió que los precios de los alimentos subirían un promedio de 5% este año, un aumento abrupto de dos puntos desde su pronóstico hace un mes.

Sería la tasa de inflación de alimentos más alta desde el 5.5% en 2008, cuando los precios más altos del petróleo combinados con cosechas mundiales de granos más bajas de lo esperado, un dólar más débil y compras de pánico, particularmente de arroz, hicieron que los precios internacionales de las materias primas fueran más volátiles.

“Se espera que los impactos del conflicto en Ucrania y los recientes aumentos en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal ejerzan presiones alcistas y bajistas sobre los precios de los alimentos, respectivamente”, dijo el Servicio de Investigación Económica en su publicación mensual Food Price Outlook. Aquí puedes leer el informe

“Un brote en curso de influenza aviar altamente patógena podría contribuir al aumento de los precios de las aves de corral y los huevos a través de la reducción de la oferta o la disminución de los precios a través de la reducción de la demanda internacional de productos avícolas o huevos de los Estados Unidos. Los tres factores (guerra, tasas de interés y gripe aviar) serán monitoreados por su impacto en los alimentos”, agrega. 

El USDA dijo que elevó su estimación luego de dos meses de alzas en los precios “en muchas de las categorías de alimentos”.

“Los precios minoristas de aves de corral han sido altos con existencias históricamente bajas de pollo congelado”, dijo el USDA. 

La agencia informó que los precios de las aves de corral aumentarían un 6.5% este año, casi el triple del habitual 2.3%. Se pronosticó que los precios de los productos lácteos aumentarían un 4.5 % en la tienda de comestibles, el doble del promedio a largo plazo del 1.7 % anual. Los precios de las frutas y hortalizas subirán un 4% este año, el doble de la media a largo plazo, mientras que las grasas y aceites subirían un 6.5%, frente al 2.3% habitual. Esas cuatro categorías representan un tercio de los gastos de comestibles, según datos del USDA.

Los rápidos aumentos en el consumo de productos lácteos han hecho subir los precios minoristas, dijo el USDA.

LAS FAMILIAS NECESITARÍAN $ 5,200 ADICIONALES ESTE AÑO PARA APENAS CUBRIR SUS GASTOS BÁSICOS 

El costo de vida es ahora el tema principal para los estadounidenses, superando incluso el empleo y la economía, los derechos de voto y la pandemia, según una encuesta de NBC News. Seis de cada 10 encuestados dijeron que sus ingresos familiares estaban cayendo por debajo del costo de vida, mientras que el 31% dijo que se mantenían a la par. El seis por ciento dijo que sus ingresos estaban aumentando más rápido que la inflación.

Cuando se les preguntó qué había detrás del aumento de los precios, el 38 % dijo que las políticas del presidente Biden, el 28 % dijo que la pandemia y el 23 % dijo que los precios corporativos aumentaron. El índice de aprobación general de Biden cayó al 40%, el más bajo hasta el momento, según NBC News.

El costo creciente de los productos esenciales costaría al hogar típico $5,200 adicionales este año, estiman los economistas.

Una familia promedio necesitaría $433 adicionales al mes para costear los mismos bienes y servicios, calculan los economistas de Bloomberg Andrew Husby y Anna Wong. 

Los alimentos y la energía más costosos, incluida la gasolina y la calefacción del hogar, representan alrededor de $2,200 de ese total, dijeron.

Los hallazgos vienen después de un análisis realizado a principios de este mes por Moody's Analytics que encontró que la inflación está tomando hasta $296 del presupuesto familiar típico cada mes. 

La inflación alcanzó un nuevo máximo en 40 años en febrero, con un aumento de los precios al consumidor del 7.9 % respecto al año anterior, la tasa anual más rápida desde la administración de Reagan.

En respuesta, la administración de Biden está considerando formas de reducir los costos de combustible, desde suspender los impuestos federales a la gasolina hasta aprovechar aún más la Reserva Estratégica de Petróleo del país.

Los precios de los comestibles también han subido en espiral, afectando más a los estadounidenses que viven con un presupuesto limitado. Los mayores aumentos de precios de los alimentos son para la carne, con un aumento del 14% al 20% en la carne de cerdo y de res, respectivamente, en comparación con hace un año. Eso está obligando a más estadounidenses a depender de los bancos de alimentos para comer, ya que más personas se quedan cortas después de pagar los costos mensuales fijos, como hipotecas o alquileres.

Tales costos crecientes se compensan en cierta medida con el aumento de los salarios y los ahorros acumulados durante la pandemia, señalaron Husby y Wong. Aún así, la rápida disminución de los ahorros impulsará a más estadounidenses a encontrar trabajo, lo que creen que conducirá a reducir el crecimiento de los salarios a medida que se expande la mano de obra del país.

Contáctanos