Ataque en el Subway

Enfrentan cargos tres de los presuntos atacantes del metro de NYC, mientras buscan a un quinto sospechoso

Un hombre visto de pie en el torniquete de una estación de metro en la Ciudad de Nueva York es buscado por la Policía en relación con una serie de ataques en el metro.

Telemundo

NUEVA YORK - La Policía de la Ciudad de Nueva York continúa tras la búsqueda de un quinto sospechoso relacionado con una serie de ataques que ocurrieron el viernes en la madrugada en un tren de la línea 4. Las autoridades dieron a conocer un nuevo video de vigilancia de la estación donde ocurrió el incidente con una imágen del quinto sospechoso al tiempo que los otros presuntos atacantes, que ya están bajo custodia, enfrentan cargos.

Tres de los cuatro hombres arrestados el viernes, casi siete horas después del primer ataque, enfrentan cargos de robo, agresión y posesión criminal de un arma, según el NYPD. El departamento identificó a dos de los tres sospechosos como Taquarious Soto-Burgos, de Brooklyn y de 19 años, y Joseph Foster, de El Bronx y de 18. El más joven, de 16, no fue identificado.

Los cargos se presentan mientras la Policía continúa buscando a un quinto hombre relacionado con los ataques. En una conferencia de prensa el viernes por la tarde para anunciar los primeros arrestos, los principales funcionarios de la Policía de la Ciudad de Nueva York indicaron que una quinta persona también podría ser responsable de la violencia.

La teoría de trabajo del NYPD era que los hombres presuntamente se unían en grupos de tres, cuatro o incluso cinco durante los presuntos ataques, según informes de testigos, que sugirieron que un quinto sospechoso podría estar involucrado.

Los oficiales de tránsito vieron al grupo de sospechosos que coincidían con las imágenes de vigilancia obtenidas temprano en la mañana y distribuidas por todo el departamento. Los hombres fueron vistos en un tren de la línea 1 en dirección norte alrededor de las 11:20 a. m. Los oficiales los detuvieron cuando salían del tren en la estación de 79th Street y Broadway, dijeron los funcionarios.

Los funcionarios del NYPD dijeron que la primera víctima les dijo a los detectives que estaba sentado a bordo de un tren 4 en dirección sur, alrededor de las 4:26 a.m., cuando dos hombres desconocidos se acercaron a él, uno de los cuales mostró un cuchillo y cortó a la víctima en la cara.

La víctima bajó del tren en Union Square. Los perpetradores presuntamente permanecieron a bordo del tren cuando salía de la estación y se acercaron a sus siguientes dos víctimas, una de las cuales recibió un puñetazo en la cara y la otra un corte en la nariz.

Ambas víctimas bajaron del tren en la estación de Astor Place. Luego, los sospechosos supuestamente se acercaron a la cuarta víctima en la estación del Ayuntamiento, aquí exigieron dinero y arrojaron el teléfono celular de la víctima a las vías del tren. En esta ocasión le habrían cortado la mejilla izquierda.

Una quinta víctima se acercó a la Policía alrededor de las 5:00 a. m. en El Bronx y esta informó que tres hombres presuntamente se le acercaron y lo apuñalaron en el ojo derecho y le cortaron la espalda y el lado izquierdo del cuello. La víctima fue trasladada al hospital en condición estable.

La Policía todavía está investigando, pero cree que todos los ataques estaban relacionados. La MTA se apresuró a atacar al Ayuntamiento y culpar al alcalde Bill de Blasio por lo que, según ellos, era una aplicación de la ley insuficiente en el metro.

“Fueron cinco incidentes de robo a mano armada y tajos muy graves en estaciones de la misma línea. Todo aparentemente podría haberse evitado con una presencia uniformada en cada una de estas plataformas. La responsabilidad de estos ataques viciosos no recae en un Departamento de Policía que ya está limitado, sino que recae en el Ayuntamiento y las personas que se aprovechan de la negligencia del alcalde sobre el tema. Si necesitaba una llamada de atención, esta es. Suficiente es suficiente. El alcalde está arriesgando la recuperación de Nueva York cada vez que deja pasar estos incidentes sin una acción significativa", dijo en un comunicado el viernes por la mañana la presidenta interina de NYC Transit, Sarah Feinberg.

El presidente de la MTA, Pat Foye, y el presidente del Local 100 de TWU, Tony Utano, celebraron una conferencia de prensa conjunta fuera de la estación de Union Square el viernes por la tarde para emitir llamadas repetidas de 600 a 800 oficiales uniformados adicionales y dirigieron su ira al alcalde, a quien culpan por no frenar la reciente aumento de la violencia en el metro.

"El Ayuntamiento no puede seguir hundiendo la cabeza en la arena, especialmente en un momento tan crítico en la recuperación de la ciudad", dijo Foye. Los comentarios de Utano fueron directos, alegando que el hecho de que el alcalde no arreglara la violencia dejó "sangre en sus manos".

Bill Neidhardt, secretario de prensa del alcalde, rechazó la declaración de la MTA en Twitter, calificando las palabras de Feinberg como "una declaración abiertamente política" y cuestionó la decisión de la MTA de incluir la mención de cinco candidatos a la Alcaldía que han expresado su favor al apoyar la solicitud de la agencia de tránsito de recursos adicionales contra el crimen.

"¿Su respuesta a los apuñalamientos es respaldar una lista corta de candidatos a la Alcaldía? Dar golpes políticos al alcalde sin mencionar un aumento de 500 oficiales sobre una fuerza de tránsito de 2,500 efectivos. La política antes que los hechos", tuiteó Neidhardt.

Su tweet provocó una respuesta de la directora de comunicaciones de la MTA, Abbey Collins: "Esto es absolutamente falso. Todo lo que se señala es algo que hemos estado diciendo durante semanas: que la ciudad debe abordar el problema de frente, que debería ser discutido y debatido, y el alcalde parece ser la única persona en este momento que no ve un problema serio".

Estos incidentes son los últimos de un número creciente de ataques violentos contra pasajeros y trabajadores del metro, luego de otros cuatro casos de agresiones el miércoles por la mañana. Otro ataque hace semanas dejó a un conductor de tren hospitalizado en estado crítico, y las llamadas a la ciudad para "hacer algo" se hicieron más fuertes en las últimas semanas.

Las estadísticas del Departamento de Policía muestran que si bien el crimen general en el metro ha disminuido este año, el delito de agresión ha aumentado un 20 por ciento este año en comparación con el anterior. Teniendo en cuenta el menor número de pasajeros debido a la pandemia, la MTA y el sindicato dicen que el número de agresiones ha aumentado.

La MTA está pidiendo al Departamento de Policía que despliegue 4,300 policías en el sistema de metro. Ese es el nivel de policías que había en el sistema cuando la policía de Nueva York se hizo cargo de la policía de tránsito en la década de 1990.

En febrero, la Policía de Nueva York aumentó el número de policías a 600, y el alcalde Bill de Blasio dijo erróneamente la semana pasada que algunos habían sido retirados, dijeron fuentes policiales a nuestra cadena hermana News 4.

"En el lapso de una hora esta mañana, varios pasajeros del metro fueron víctimas de asaltos no provocados, probablemente perpetrados por los mismos sospechosos. No toleraremos estos actos de violencia en nuestros metros. Los detectives están persiguiendo todas las pistas y estos criminales sea ​​llevado ante la justicia", tuiteó la Oficina de Tránsito de la Policía de Nueva York.

Contáctanos