estafas de empleo

¿Empleo demasiado bueno para ser verdad? ¡Cuidado! Los estafadores están al acecho

Una de las estafas más comunes es aquella en la cual la supuesta empresa ofrece un jugoso cheque como adelanto, pero resulta que es falso.

Telemundo

Según un nuevo estudio de Better Business Bureau (BBB), las estafas de empleo están aumentando drásticamente, en especial después de que millones de estadounidenses perdieron los incentivos federales de $300 y buscan reinsertarse al turbulento mercado laboral creado por la pandemia de COVID-19. 

BBB advierte a los solicitantes de empleo que verifiquen a detalle las ofertas que abundan en Internet, pues algunas no son más que anzuelos. Una de las estafas más comunes es aquella en la cual la supuesta empresa ofrece un jugoso cheque como adelanto o para la compra de suministros para el nuevo empleo, pero resulta que el cheque es falso y el solicitante termina con una deuda bancaria de miles de dólares. 

Las estafas laborales han sido un problema durante años. En 2020, BBB estimó 14 millones de víctimas con $2 mil millones en pérdidas directas relacionadas con estafas laborales. El año pasado, el informe Employment Scams Report del BBB Institute for Marketplace Trust encontró que las estafas laborales eran las más riesgosas de todas las estafas que rastrearon en 2018 y 2019. Sin embargo, el estudio advierte que el problema empeoró en 2020. 

Las pérdidas reportadas al Centro de Quejas de Delitos en Internet del FBI sobre estafas de empleo aumentaron un 27% entre 2018 y 2020. 

El robo de identidad es un resultado común de las estafas laborales, ya que los delincuentes a menudo roban la información personal de los solicitantes de empleo para abrir cuentas bancarias y promover su fraude. BBB encontró que el 34% de las víctimas proporcionó su número de licencia de conducir y el 25% proporcionó su número de Seguro Social. 

Los cheques falsos también acompañan con frecuencia a las estafas laborales, y continúan en aumento. Las quejas de cheques falsos ante la Comisión Federal de Comercio (FTC) aumentaron en un 65% entre 2015 y 2020. 

En los dos años desde que BBB emitió un estudio de investigación en el caso del fraude con cheques falsos, las pérdidas absorbidas por los propios bancos debido a la estafa aumentaron un 40% hasta alcanzar los 1.300 millones de dólares. 

Las ofertas de trabajo fraudulentas comunes que involucran cheques falsos incluyen trabajos de comprador secreto, trabajos de rotulación de automóviles, trabajos de niñera o cuidadora, trabajos en pequeñas empresas como fotografía o pintura de casas y trabajos desde casa. 

Además, las víctimas de estafas de empleo con frecuencia se convierten en cómplices involuntarios de otros fraudes, pues son utilizados como mulas de dinero, para enviar cheques falsos o participar en estafas de reenvío. 

Los estafadores en general “contratan” víctimas en Facebook o Craigslist, y ofrecen pagarles hasta $2,500 para recibir y luego enviar paquetes. Estos estafadores a menudo usan números de tarjetas de crédito robados para pedir computadoras portátiles, teléfonos celulares y productos de alta gama y enviarlos a las víctimas, indicándoles que vuelvan a empaquetar los productos y proporcionando etiquetas de compra para enviar los paquetes a una nueva dirección, incluso en el extranjero. 

EVITA CAER EN ESTAFAS 

  • Investiga la oferta de trabajo. Llame o vaya directamente al sitio web de la empresa para obtener información de contacto y verificar la publicación de trabajo. Verifique en BBB.org la legitimidad de las empresas que ofrecen trabajos. Haga una búsqueda en Internet con el nombre del empleador y la palabra "estafa" para ver si hay informes que involucren estafas laborales.
  • Examine la dirección de correo electrónico de quienes ofrecen trabajos para ver si coincide con los protocolos utilizados por una empresa real. Esté atento a las direcciones de correo electrónico comerciales de Gmail o Yahoo. Considere crear una dirección de correo electrónico separada cuando publique un currículum en bolsas de trabajo o solicite trabajo. Esto puede ayudar a detectar "ofertas" de empleadores fraudulentos con los que no se comunicó.
  • Considere la posibilidad de abrir una segunda cuenta bancaria simplemente para manejar el pago de trabajos en los que nunca ha conocido al empleador en persona. Si un solicitante está pagando por la promesa de un trabajo, lo más probable es que sea una estafa.
  • No se deje engañar por una estafa de cheques falsos. Ninguna oferta de trabajo legítima implica el envío de cheques a los solicitantes para que a su vez envíen dinero a un tercero.
  • Tenga mucho cuidado con las descripciones de trabajo vagas, las compras misteriosas o los puestos de comprador secreto y los trabajos que implican recibir y enviar dinero o paquetes. Los trabajos desde casa que implican recibir y reenviar dinero o paquetes son probablemente una estafa.
  • Tenga cuidado al proporcionar información personal como su dirección completa, fecha de nacimiento e información financiera en su currículum o a reclutadores no verificados y solicitudes en línea.
  • No responda a llamadas, mensajes de texto o correos electrónicos ni haga clic en enlaces de números desconocidos o direcciones sospechosas. Si un amigo te envía un mensaje de texto con un vínculo sospechoso que parece fuera de lugar, llámalo para asegurarte de que su red social o correo electrónico no haya sido pirateado.

Es importante que las víctimas de estafas laborales las denuncien a Better Business Bureau en BBB.org/scamtracker, así como a la Comisión Federal de Comercio (FTC) en reportfraud.ftc.gov o al 877-FTC-Help. También puede presentar una denuncia al FBI al ic3.gov/complaint.

Contáctanos