AUMENTO DE PRECIOS EN ALIMENTOS

¿Conviene ser vegetariano en tiempos inflacionarios? Qué es más caro, la carne o los vegetales

Los precios promedio de la carne de res en las tiendas de comestibles están en niveles récord en todo el país.

Telemundo

Es cada vez más común sustituir la carne por proteína vegetal como parte de un estilo de vida más saludable, aunque en tiempos inflacionarios, las familias contemplan hacer la transición en su dieta a fin de ahorrar un poco ante el aumento vertiginoso de precios de la carne y otros productos de origen animal. 

¿Pero qué es más barato, la carne o las frutas y vegetales? Si bien los precios de la carne de res al por mayor disminuyeron un 3.6 % en marzo de 2022, el Departamento de Agricultura (USDA, por su sigla en inglés) señaló en su informe más reciente que los precios de la carne de res al por menor aumentaron un 1 %. 

“Los precios de la carne de cerdo al por mayor, junto con la congestión portuaria, contribuyeron a un aumento del 1.4 % en los precios de la carne de cerdo al por menor en marzo de 2022”, dijo el USDA. 

Su perspectiva es que los precios de la carne de res y ternera aumenten entre un 6 % y un 7 % en 2022 (3 % a 4 % antes), y que los precios de la carne de cerdo aumenten entre un 4 % y un 5 % (3 % a 4 % antes). Los precios de otras carnes aumentarían de 3.5% a 4.5% (2.5% a 3.5% antes). 

En general, estos son los aumentos que el USDA pronosticó para 2022:

  • Carne de vaca y ternera: +16.2%
  • Cerdo: +14%
  • Aves: +12.5%
  • Pescados y mariscos: +10.4%
  • Huevos: +11.4%
  • Lácteos: +5.2%
  • Grasas y aceites: +11.7%
  • Frutas frescas: +10.6%
  • Verduras frescas: +4.3%
  • Frutas y verduras procesadas: +7.6%
  • Azúcares y dulces: +7%
  • Cereales y productos de panadería: +7.8%

Para más detalles consulta el informe Food Price Outlook del USDA. 

Las pechugas de pollo alcanzaron un máximo de 16 años en febrero de $3.82 por libra, según la Oficina de Estadísticas Laborales. También han subido alrededor de un 13.2% desde el año pasado, pero eso se compara con $11.65 la libra de bistec o $4.63 la libra de carne molida.

Los precios promedio de la carne de res en las tiendas de comestibles están en niveles récord en todo el país. Por ejemplo, el bistec de solomillo deshuesado en enero de 2022 costaba $10.83 la libra, que es el máximo del mes en los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales desde 1989.

Pese a que los alimentos en general son más caros, las frutas y verduras frescas, además de otros productos de origen vegetal siguen siendo ligeramente más accesibles en contraste a las carnes, pescado y productos de origen animal. 

Los compradores pueden ver diferentes precios de frutas y verduras dependiendo de cómo les gusten.

Se espera que los productos de frutas frescas aumenten entre un 5 % y un 6 %, mientras que se estima que los precios de las verduras frescas aumenten entre un 1 % y un 2 %, la predicción de incremento más pequeño de todos los alimentos. Sin embargo, se espera que las frutas y verduras procesadas aumenten entre un 4.5 % y un 5.5 %.

En total, se prevé que el costo agregado de las frutas y verduras aumente entre un 3.5% y un 4.5 %, mientras que el de las frescas aumente entre un 3 % y un 4 %.

COSTOS AL CONSUMIDOR SEGUIRÁN AUMENTANDO

Las previsiones del USDA para la inflación de los precios de los alimentos al consumidor se incrementaron nuevamente en abril, cuando los precios de todos los alimentos aumentaron entre un 5 % y un 6 % (4.5 % a un 5.5 % en marzo). Los precios de las tiendas de comestibles aumentaron el mes pasado entre un 5 % y un 6 % (4.5 % a 5.5 % en marzo), mientras que los precios de los restaurantes se mantuvieron en 5.5% a 6.5%.

Tomando el punto medio de los rangos de pronóstico del USDA, la inflación de todos los precios de los alimentos sería la más alta desde que fue del 5.5 % en 2008, y la inflación de alimentos en el hogar (supermercados) también fue la más alta desde 2008, cuando subió un 6.5 % respecto al año anterior. 

El promedio de 20 años de aumentos en los precios de los alimentos del 2.4 % para todos los alimentos, del 2.9 % para los precios de los restaurantes y del 2.0 % para los precios de las tiendas de comestibles significa que las perspectivas actuales son de costos que son al menos el doble de esos promedios.

Dado que la inflación de los precios de los alimentos en forma mensual y anual no ha disminuido, se espera que el USDA continúe aumentando sus pronósticos a futuro. 

En 2008, la última vez que la inflación de los precios de los alimentos fue tan alta como el punto medio de la perspectiva actual, el USDA aumentó sus pronósticos cada mes en marzo, abril y mayo, con un aumento final en agosto. Del mismo modo, su perspectiva para los precios de las tiendas de comestibles aumentó en marzo, mayo y agosto de ese año. 

Para 2022, el USDA ya aumentó su pronóstico para la inflación de todos los precios de los alimentos en febrero, marzo y abril. 

El USDA puede llegar a sus perspectivas finales para todos los alimentos y alimentos a precios de vivienda en agosto. Pero eso dependería de que los datos de inflación de los precios de los alimentos no continúen aumentando a medida que avanzamos en el balance de 2022. Por lo general, los pronósticos del USDA para todos los precios de los alimentos y las tiendas de comestibles se mantienen estables de septiembre a diciembre. Los precios de los restaurantes, sin embargo, están sujetos a revisiones al alza posteriores y el aumento final se producirá en noviembre o diciembre.

Contáctanos