Contralor Scott Stringer

Contralor Stringer plantea millonario recorte al presupuesto del NYPD

“Es desmesurado que los servicios para los neoyorquinos de color sufran recortes con frecuencia, mientras que el presupuesto del NYPD permanece casi intacto", dijo Stringer. 

Telemundo

El contralor Scott Stringer planteó un recorte presupuestal al NYPD de $ 1,1 mil millones  durante los próximos cuatro años. Los fondos se destinarían a las comunidades vulneradas por la violencia policial y el racismo estructural.

El plan del contralor, esbozado en una carta enviada al alcalde Bill de Blasio el jueves, propone implementar un congelamiento de contratación para el próximo año fiscal, lo que reduciría el pago de horas extras a los oficiales uniformados y el gasto en programas de apoyo, como el mantenimiento de los  vehículos oficiales y la compra de tecnología. 

Los recortes planteados por Stringer representarían una reducción del 5 % del presupuesto del NYPD para el próximo año fiscal, lo que contrasta con el recorte del 0,31 % planeados por De Blasio. 

Stringer sostiene que hacer recortes sustanciales al presupuesto de la Policía de Nueva York evitaría recortes mayores a los servicios sociales y otras agencias de la ciudad. 

“Romper con el racismo estructural en la ciudad de Nueva York demanda un cambio duradero a largo plazo, y eso debe incluir la reducción del presupuesto de la Policía de Nueva York”, expresó el contralor en la misiva. 

“Si nuestro presupuesto es un reflejo de nuestros valores, entonces es desmesurado que los servicios para los neoyorquinos de color sufran recortes con frecuencia, mientras que el presupuesto de la Policía de Nueva York permanece casi intacto", añadió. 

El alcalde señaló el jueves durante su conferencia de prensa diaria que, sin ayuda federal, en tres semanas deberá emprender “acciones en verdad dolorosas", sin embargo, dejó en claro que no tiene la intención de recortar el presupuesto de la Policía de Nueva York.

Stringer estimó que ciertas responsabilidades del NYPD debería ser transferidas a  trabajadores sociales, consejeros, grupos de paz dentro de las comunidades de color y otros profesionales capacitados que pueden manejar asuntos de salud mental, la falta de vivienda y otras actividades no relacionadas con la contención del crimen. 

Además, Stringer instó al alcalde a buscar estrategias para reducir las demandas presentadas contra la Policía de Nueva York al "actuar de forma más enérgica para identificar y responsabilizar a los oficiales por su mala conducta".

Una reducción en el salario pagado a la fuerza policial uniformada representa ahorros de $ 112 millones anuales. Asimismo, el recorte en los beneficios complementarios representa ahorros de $ 111 millones anuales. Reducir las horas extras en un 5% representa ahorros de $ 26 millones anuales. 

Algunos miembros del Concejo Municipal también abogan por los recortes al presupuesto del NYPD, ya que la ciudad enfrenta un déficit de $ 9 mil millones.

Contáctanos