variante de la ciudad de nueva york

CDC: la variante del COVID de NYC no causa una enfermedad más grave ni aumenta el riesgo de reinfección

La variante del COVID de la Ciudad de Nueva York, identificada por primera vez en noviembre de 2020, ahora representa hasta el 40% de todos los casos nuevos en la ciudad.

Telemundo

Lo que debes saber

  • La variante del COVID de la Ciudad de Nueva York no lo enferma ni lo hace más propenso a infectarse después de la vacunación en comparación con el COVID "regular", según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, (CDC, por sus siglas en inglés).
  • También conocida como B.1.526, la variante apareció por primera vez en Washington Heights en noviembre de 2020.
  • Ahora representa hasta el 40% de todos los casos nuevos de COVID-19 en la ciudad, según el muestreo de laboratorio.

NUEVA YORK - La llamada "variante de COVID-19 de la Ciudad de Nueva York" no parece causar una enfermedad más grave que otras versiones del virus, ni parece aumentar el riesgo de reinfección, dijeron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, (CDC, por sus siglas en inglés), en un nuevo informe el miércoles.

También conocida como B.1.526, la variante apareció por primera vez en noviembre de 2020 en Washington Heights y se extendió rápidamente. A principios de abril, señalaron los CDC, representaba el 40 por ciento de todos los casos de la ciudad en una muestra representativa probada por dos laboratorios.

Durante los últimos meses, la ciudad advirtió que era demasiado pronto para decir si esta nueva variante era más peligrosa que el COVID "original", o tan o más peligrosa que otras variantes como las que se encuentran en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

El informe de los CDC parece disipar al menos algunos de esos temores.

"La evidencia preliminar sugiere que, hasta la fecha, B.1.526 no conduce a una enfermedad más grave o un mayor riesgo de infección después de la vacuna", confirmaron los CDC.

La agencia agregó que la presencia de una mutación particular en algunos casos de la variante de la Ciudad de Nueva York, una que se sabe que interfiere con los anticuerpos, tampoco parece empeorar esta variante.

"Aunque la variante SARS-CoV-2 B.1.526 surgió rápidamente en la Ciudad de Nueva York, las primeras pruebas sugieren que esta variante, incluso con la mutación E484K, no conduce a una enfermedad más grave y no se asocia con un mayor riesgo de infección irruptiva o reinfección en comparación con otros virus SARS-CoV-2 secuenciados", según los CDC.

La variante de la Ciudad de Nueva York, junto con las cepas del Reino Unido (B.1.1.7), Brasil (P.1) y Sudáfrica (B.1.351) han demostrado ser más transmisibles que las cepas anteriores de COVID, por lo que se conocen como "variantes de preocupación" o "variantes de interés".

La cepa B.1.1.7 se describe como una "variante preocupante" porque la evidencia muestra que causa infecciones más graves que las cepas anteriores. También puede ser más letal. La variante P.1 también se considera una variante preocupante porque la evidencia muestra que los anticuerpos de una infección previa o de la vacunación pueden ser menos efectivos contra ella.

Las variantes B.1.526 y B.1.1.7 se han detectado en los cinco condados, aunque el primero es un poco más común en El Bronx y partes de Queens. La cepa del Reino Unido es un poco más común en el sur de Brooklyn, el este de Queens y Staten Island.

"Hasta la fecha, los casos de reinfección y los casos en personas que estaban completamente vacunadas son raros. Es demasiado pronto para saber si alguna de estas variantes tiene más probabilidades de causar reinfección o un avance de la vacuna en comparación con otras variantes que circulaban anteriormente", dijo el mes pasado el comisionado de Salud, Dr. Chave Chokshi. "El aumento en la proporción de casos que son variantes indica que pueden ser más transmisibles, por lo que los neoyorquinos deben continuar vacunándose cuando cumplan el criterio y adherirse al Core Four".

washington heights variant

Las variantes sudafricana y brasileña, B.1.351 y P.1., siguen siendo menos comunes, pero la prevalencia de cada una sigue aumentando a nivel nacional. La variante sudafricana se ha detectado en al menos 453 muestras de EE. UU. en 36 estados, mientras que la P.1. cepa se ha encontrado en casi 500 muestras en 31 estados, dicen los CDC. La secuenciación genómica para detectar variantes es un proceso exhaustivo. Los CDC solo habían estado evaluando una pequeña fracción de los casos hasta los últimos meses; luego se disparó la presencia de cepas más transmisibles.

Nueva York y Nueva Jersey también han intensificado sus esfuerzos de secuenciación genómica. La ciudad ha secuenciado más del 5 por ciento de las muestras de casos confirmados en las últimas semanas, lo que es alto.

En general, se dice que las tres vacunas autorizadas federalmente para uso de emergencia a nivel nacional son altamente efectivas para reducir los resultados graves y las muertes asociadas con el COVID-19; también se cree que son eficaces para prevenir nuevas infecciones. Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre los 3 grandes, incluido qué tan efectivo es cada uno y cómo se comparan.

La esperanza, y el plan, es que el aumento de las vacunas supere eventualmente la propagación de variantes y que la gente se adhiera a las precauciones hasta que lo haga.

Contáctanos