Ayuda a desempleados

Biden recomendaría extender el ayuda por desempleo a ciertos estados con lenta recuperación de trabajos

Estados como Nuevo México, Connecticut, Nevada, Nueva York, Hawái, California, Nueva Jersey e Illinois aún presentan bajas tasas de recuperación de empleos.

Telemundo

Si bien el presidente Joe Biden no extenderá la asistencia federal de $300 por desempleo después del 6 de septiembre, la administración estaría instando a algunos estados con lenta recuperación de trabajos a usar los fondos del Plan de Rescate Estadounidense para continuar ofreciendo más beneficios a sus residentes afectados. 

Biden cree que la economía es lo suficientemente fuerte como para no extender la ayuda adicional después del 6 de septiembre, informaron en una carta el jueves la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, y el secretario de Trabajo, Marty Walsh.

Aún así, el presidente cree que "puede tener sentido" que los estados con tasas de desempleo más altas que el promedio extiendan algunos de los otros beneficios mejorados del gobierno federal más allá del 6 septiembre, y permitir que las personas permanezcan en las listas de desempleo por más semanas.

Los gobiernos estatales pueden usar su parte del dinero otorgado por el Plan de Rescate Estadounidense, dijeron Yellen y Walsh en la misiva dirigida a los presidentes de los comités de Finanzas del Senado y de Medios y Arbitrios de la Cámara.

La tasa de desempleo a nivel nacional se ha mantenido por debajo del 6% durante meses, pero ocho estados todavía tienen tasas superiores al 7% en junio: Nuevo México (7,9%), Connecticut (7,9%), Nevada (7,8%), Nueva York (7,7%), Hawái (7,7%), California (7,7%), Nueva Jersey (7,3%) e Illinois (7,2%).

Algunas áreas metropolitanas registraron tasas de desempleo aún más altas hace dos meses, con un desempleo que superó el 10% en Atlantic City y la isla hawaiana de Maui. Algunas comunidades se enfrentan a una larga recuperación porque sus economías están dominadas por el turismo. 

La Ley CARES de marzo de 2020 estableció tres nuevos programas federales de ayuda por desempleo: Asistencia por desempleo Pandémico, o PUA, que cubre a aquellos que en general no cumplen los criterios para recibir ayuda; Compensación por Desempleo de Emergencia Pandémica, o PEUC, que extiende la ayuda a aquellos que han agotado el período de beneficios de su estado; y Compensación Federal por Desempleo por Pandemia, o FPUC, un impulso semanal destinado a ayudar a las personas a recuperar una mayor parte de sus salarios perdidos.

Casi 13 millones de personas seguían recibiendo ayuda por desempleo a mediados de julio, incluidos 9,4 millones que se beneficiaron específicamente de PUA o PEUC.

Los gobernadores de 26 estados decidieron no entregar más la ayuda meses antes de la fecha límite, aunque algunos han enfrentado desafíos legales.

ESTO ES LO QUE SUCEDERÁ CUANDO LOS PROGRAMAS DE AYUDA EXPIREN EN EL RESTO DEL PAÍS DESPUÉS DEL 6 DE SEPTIEMBRE: 

LAS PERSONAS QUE COBRAN PUA PIERDEN TODA LA AYUDA POR DESEMPLEO

Las personas en PUA no califican para ningún otro tipo de seguro de desempleo. Durante la pandemia, este programa apoyó a las personas que no podían trabajar debido a las necesidades de cuidado de niños o dependientes, así como a los trabajadores autónomos y trabajadores a tiempo parcial.

A partir del 6 de septiembre, estos beneficiarios no tendrán otra red de seguridad para recuperar los salarios perdidos.

LAS PERSONAS QUE COBRAN PEUC PUEDEN CALIFICAR PARA BENEFICIOS EXTENDIDOS EN CIERTOS ESTADOS CON BAJA TASA DE EMPLEO 

PEUC ofreció semanas adicionales de beneficios por desempleo a los desempleados de larga duración que agotaron la ventana de beneficios de su estado, que tiene un promedio de 26 semanas pero puede variar.

Después del Día del Trabajo, los trabajadores en algunos estados pueden recibir ayuda continua al pasar a Beneficios Extendidos, un programa de ayuda financiado por el gobierno federal que se activa dependiendo de la tasa de desempleo del estado. EB generalmente ofrece de 13 a 20 semanas adicionales de ayuda por desempleo.

Estos beneficios están vigentes actualmente en nueve estados y Washington, D.C. Sin embargo, cinco estados y D.C. señalaron que solo pagarán EB con la condición de que sea 100% financiado por el gobierno federal. Por ende, esos estados eliminarían la ayuda, pues el gobierno federal no ha dado señales de seguir financiando en su totalidad el programa. 

A partir del 6 de septiembre, estados como Connecticut, Nueva Jersey y Nuevo México podrán realizar la transición de PEUC a EB, pero con un 50% de fondos estatales. 

Si un trabajador ya agotó su EB semanas antes de la pandemia, no tendrá semanas adicionales después de que se acabe el PEUC el Día del Trabajo.

TODOS PIERDEN EL SUPLEMENTO SEMANAL DE $ 300

Según la Ley CARES, todas las personas que recibían beneficios por desempleo tenían derecho a un suplemento semanal, que comenzaba en $600 por semana y luego se reducía a $300 por semana.

Para el 6 de septiembre, The Century Foundation estima que 3 millones de personas seguirán calificando para el seguro de desempleo, pero ya no tendrán este refuerzo semanal.

Sin el suplemento, los beneficios estatales reemplazan aproximadamente el 38% de los salarios anteriores de un trabajador en promedio, según el Departamento de Trabajo.

DEFENSORES PIDEN EXTENDER LA AYUDA

Los grupos de defensa han pedido que los programas temporales como PUA y PEUC sean permanentes para atender a los trabajadores vulnerables y marginados que quedan fuera de los sistemas tradicionales de seguro de desempleo. Los estadounidenses con mayor probabilidad de recibir apoyo a través de PUA y PEUC (desempleados de larga duración, autónomos, trabajadores a tiempo parcial y cuidadores) también son desproporcionadamente negros, hispanos, asiáticos, mujeres y personas de bajos ingresos.

Los programas de desempleo se han extendido antes durante recesiones anteriores, incluida la crisis financiera de 2008, cuando el Congreso puso fin a la ayuda mejorada para el desempleo en diciembre de 2013.

La terminación de los beneficios adicionales por desempleo afectará a más de 3 millones de trabajadores.

Las cifras de desempleo más recientes del Departamento de Trabajo muestran que más personas están regresando al trabajo de las que se estimaron. En julio, cerca de 1 millón de trabajadores se reincorporó a la nómina y la tasa de paro se sitúa en el 5,4%. Antes de la pandemia, la tasa de desempleo era del 3,5%. Si bien esta noticia es positiva, el aumento en los casos de la variante Delta podría llevar a más personas a quedarse sin trabajo y podría ser necesario más apoyo para los desempleados en los últimos meses.

Contáctanos