Sin piedad: decapitó a su jefa y jueza le paga con la misma moneda