Juegos Olímpicos de Tokyo 2020

El pasado del levantamiento de pesas olímpico es oscuro y su futuro es incierto

La fiesta ha terminado y el levantamiento de pesas se queda solo con sus viejos problemas: el dopaje, las luchas internas y la corrupción.

Telemundo

Lo que debes saber

  • El levantamiento de pesas tuvo su momento en el centro de atención olímpica en los Juegos de Tokio. Puede que no tenga otro.
  • Ahora la fiesta ha terminado y el levantamiento de pesas se queda solo con sus viejos problemas: el dopaje, las luchas internas y la corrupción.
  • No tiene un lugar confirmado en el programa para los próximos Juegos Olímpicos en París en 2024. El Comité Olímpico Internacional está esperando para ver si la IWF puede impulsar las reformas prometidas desde hace mucho tiempo.

TOKIO - El levantamiento de pesas tuvo su momento en el centro de atención olímpica en los Juegos de Tokio. Puede que no tenga otro.

Cuando Laurel Hubbard hizo historia como la primera levantadora de pesas transgénero en los Juegos Olímpicos, el deporte se encontró a la vanguardia del cambio social.

Después de que su competencia terminó con tres levantamientos fallidos, Hubbard elogió a la Federación Internacional de Halterofilia (o IWF por sus siglas en inglés) "extraordinariamente solidaria" por su inclusión.

Otros eventos vieron finales dramáticos, récords mundiales, un resurgimiento para los Estados Unidos y celebraciones para naciones que rara vez ven un podio, como Filipinas y Turkmenistán. Equipos de animadores y una banda sonora de heavy metal crearon un ambiente de fiesta.

Ahora la fiesta ha terminado y el levantamiento de pesas se queda solo con sus viejos problemas: el dopaje, las luchas internas y la corrupción. No tiene un lugar confirmado en el programa para los próximos Juegos Olímpicos en París en 2024. El Comité Olímpico Internacional está esperando para ver si la IWF puede impulsar las reformas prometidas desde hace mucho tiempo.

"Simplemente estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para demostrar que el deporte es limpio, tratando de mostrarle al COI que el levantamiento de pesas tiene futuro una vez que nos arreglemos", dijo Forrester Osei, uno de los dos representantes de atletas en la junta de la IWF, a The Associated Press el jueves.

Osei dijo que el presidente del COI, Thomas Bach, le dijo que "no quiere echarnos de los Juegos" cuando se reunieron en Tokio.

“Solo quiere ver un juego limpio en nuestro deporte y quiere que se cuide a los atletas”, dijo Osei.

El levantador de pesas Zacarías Bonnat le brindó a República Dominicana su primera presea en los Juegos Olímpicos al ganar plata en los 81 kg.

DOPAJE

El mayor problema del levantamiento de pesas es el mismo que enfrenta el atletismo o el ciclismo élite: ¿pueden los espectadores creer lo que están viendo?

La competencia en Tokio terminó con una explosión el miércoles cuando Lasha Talakhadze rompió tres récords mundiales y levantó un total de 488 kilogramos, más que cualquier persona en la historia del deporte.

El problema es que el georgiano barbudo con levantamientos explosivos cumplió una suspensión de dos años desde 2013 después de dar positivo por un esteroide prohibido. El medallista de bronce en el mismo evento, Man Asaad de Siria, también tiene una prohibición en su pasado. El campeón de los Juegos Panamericanos Fernando Reis de Brasil fue excluido luego de fallar una prueba de dopaje en junio.

Aún así, los levantadores de pesas dicen que se está avanzando desde los días más oscuros del deporte: los Juegos Olímpicos de 2008 y 2012, cuando más de 30 medallas fueron despojadas de varios levantadores luego que se consideró que estaban dopados.

Cuando Maude Charron ganó el oro la semana pasada, rindió homenaje a Christine Girard, una compatriota canadiense que solo obtuvo el oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 cuando los levantadores de Kazajstán y Rusia que se colocaron por delante de ella fueron descalificados por la misma sustancia, el esteroide estanozolol. Charron dijo que fue una marca de progreso que consiguiera su momento en el podio de Tokio.

"Esa es la medalla (de Girard), ese es su momento porque no la tenía en tiempo real", dijo Charron. "Seguro que el antidopaje hizo mucho en limpiar el deporte … hay una progresión de esta manera limpia".

La atleta quien ha mostrado talento y es una de las referentes de su país en el levantamiento de pesas, le pide a la gente confíe en ella.

CORRUPCIÓN Y ENFRENTAMIENTOS

Los problemas de la IWF crecieron durante el reinado de 45 años de Tamas Ajan, quien fue secretario general de la IWF durante 25 años y presidente durante 20 hasta que dimitió el año pasado.

Una investigación del profesor de derecho canadiense Richard McLaren, publicada poco después, encontró casos encubiertos de dopaje, multas pagadas en fajos de efectivo y más de $10 millones desaparecidos. Ajan niega haber actuado mal. El vicepresidente Nicu Vlad y el miembro de la junta Hasan Akkus fueron suspendidos en junio, acusados ​​de interferir en casos de dopaje.

"Hemos probado la paciencia del COI quizás demasiado", le dijo a AP el director ejecutivo de Halterofilia de Estados Unidos, Phil Andrews.

Andrews fue un destacado partidario de la presidenta interina Ursula Papandrea, una estadounidense que fue derrocada en octubre y acusó a otros miembros de la junta de intimidar y obstruir la reforma.

“Al final, el COI en particular ha dicho: 'Ustedes necesitan un nuevo liderazgo. No queremos ver a las mismas personas a cargo", dijo Andrews.

Mientras el levantador de pesas ganó la Plata, el ciclista de BMX lució su su debut; el guatemalteco Kevin Cordón alcanzó las semis de Bádminton.

PRÓXIMOS PASOS

Los oficiales de levantamiento de pesas se volverán a reunir en Qatar el 28 y 29 de agosto para aprobar una nueva constitución de la IWF estancada. Después de eso, vienen las elecciones que podrían traer algunas de las caras nuevas que Andrews dice que el COI quiere ver.

La constitución quedó estancada en la última reunión de junio en medio de disputas entre los reformadores y una facción liderada por la vieja guardia de la era Ajan. Es probable que un documento de compromiso incluya algunas de las demandas clave de los reformadores, particularmente en el refuerzo de los derechos de los atletas a los asientos en la junta.

A pesar de los problemas del deporte, los levantadores de pesas están convencidos de que todavía tienen una receta para el éxito. Hazañas de fuerza sobrehumanas, preferiblemente con músculos totalmente naturales, y una estructura de competencia única, con cada levantamiento una oportunidad de triunfo o desastre.

“Todo el mundo quiere ver a alguien levantar mucho peso. Es la mente, el cuerpo, sobre un objeto", dijo Osei. "Y eso es lo que lo hace divertido, ver a un gigante gentil subir al escenario y recoger equipo pesado".

Contáctanos