Revelan resultados de ADN de corredora asesinada

Las autoridades investigan la muerte como un posible homicidio.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Los padres de la mujer asesinada mientras trotaba en Queens apelan al bolsillo de los neoyorquinos en una campaña económica para atrapar al autor del crimen. (Published miércoles 10 de agosto de 2016)

    NUEVA YORK – Las autoridades continúan tratando de esclarecer el macabro asesinato de una joven que murió a principios de agosto tras salir a correr en Queens.

    Karina Vetrano, de 30 años, fue encontrada el pasado martes 2 de agosto en una entrada cerca de Jamaica Bay.

    Vetrano salió de su casa de Howard Beach para correr cerca del parque Gateway National Park en horas de la tarde. Su familia comenzó a preocuparse cuando ella no regresó, por lo que informaron de su desaparición en la noche y se organizó una búsqueda.

    Apenas unas horas más tarde, su cuerpo fue descubierto por un familiar en un pantano cerca del Belt Parkway. La policía dijo que su cuerpo fue encontrado en un área de maleza alrededor de 11 p.m.

    Los vecinos de la zona estaban conmocionados y entristecidos cuando se enteraron del hallazgo.

    Las autoridades determinaron este miércoles que Vetrano fue estrangulada, y ahora un médico forense determinará si la misma también fue agredida sexualmente.

    Mujer hallada muerta cerca de Howard Beach, Queens

    [TLMD - NY] Mujer hallada muerta cerca de Howard Beach, Queens
    Karina Vetrano, de 30 años, salió a trotar y nunca retornó a casa. (Publicado martes 13 de septiembre de 2016)

    Inicialmente las autoridades ofrecieron una recompensa de $10,000, pero mediante a donaciones  la misma ya supera más de $300,000 para dar con el paradero del homicida.

    Panfletos ofreciendo la jugosa recompensa a quien de una pista que lleve a un arresto fueron desplegados en distintos puntos de Queens. 

    Tras revelar un dibujo hablado y recolectar ADN del posible autor del crimen, las autoridades indicaron este jueves que las pruebas realizadas no coinciden con ningún criminal registrado en el banco datos del FBI.

    La muestra de ADN ahora se suma a los más de 56,500 ejemplares del FBI que no han podido ser vinculados a un sospechoso.

    La investigación continúa.