Récord en deportaciones

ICE detuvo a 429,000 extranjeros indocumentados, cifra sin precedentes.

El acelerado ritmo de detenciones y deportaciones bajo la administración del presidente Barack Obama ha enfurecido a los defensores de los derechos de los inmigrantes.
El acelerado ritmo de detenciones y deportaciones bajo la administración del presidente Barack Obama ha enfurecido a los defensores de los derechos de los inmigrantes.
Crédito: Getty Images
Por CENTRO DE REDACCION 5 de agosto de 2014

El alto número de deportaciones fue revelado recientemente en un informe de la oficina de estadísticas del Departamento de Seguridad Interna (DHS).
Según el documento, funcionarios de varias agencias de inmigración, incluyendo la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), detuvieron y deportaron a un número sin precedentes de inmigrantes indocumentados durante el año fiscal 2011.
Entre los puntos más importantes del informe, titulado Acciones de Control Migratorio: 2011, están que ICE detuvo una cifra récord de 429,000 extranjeros indocumentados, y expulsó a unos 188,000 inmigrantes con antecedentes penales: otra cifra sin precedentes. El informe esta disponible en el sitio de internet del DHS http://www.dhs.gov/immigration-enforcement-actions-2011
El documento confirma cifras disponibles por separado en el sitio en internet de ICE, http://www.ice.gov/removal-statistics/, las cuales muestran que en el 2011 la agencia deportó a un número récord de extranjeros indocumentados, 396,906, la mayoría con antecedentes penales.
Según las mismas cifras de ICE, casi dos millones de inmigrantes indocumentados fueron deportados entre el 2007 y el año pasado. Inicialmente, la mayoría de los deportados eran inmigrantes que simplemente estaban en EEUU de manera ilegal. Gradualmente, la prioridad cambió a inmigrantes con antecedentes penales o que habían sido deportados previamente y habían regresado. En el 2011, el 55 por ciento de los deportados tenían antecedentes penales. Por otra parte, las detenciones de indocumentados no han cesado, aunque el número de deportados que eran solamente indocumentados parece estar disminuyendo.
El acelerado ritmo de detenciones y deportaciones bajo la administración del presidente Barack Obama ha enfurecido a los defensores de los derechos de los inmigrantes, aun cuando funcionarios de ICE y DHS han tratado de explicar que ahora una gran número de detenidos y deportados tienen antecedentes penales o habían sido expulsados previamente.
En esta última categoría se encontraba Soto, quien llegó originalmente a Estados Unidos en 1997, cruzando la frontera con México, pero fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza casi de inmediato y devuelto a su país.
En ese año, el número de detenciones de inmigrantes ilegales a lo largo de la frontera con México fue de aproximadamente 1.3 millones. En comparación, las detenciones a lo largo de la frontera el año pasado bajaron dramáticamente. El informe del DHS muestra que en el 2011, la Patrulla Fronteriza detuvo a 340,253 indocumentados, el número más bajo desde 1971.