El Senado, ok a la reforma migratoria

Los partidarios de reformar la ley de inmigración trabajan en el Senado para superar los primeros obstáculos que encara el proyecto de ley.

El Senado, ok a la reforma migratoria
Crédito: Miembros del Senado de EEUU
Por AP 20 de agosto de 2014

WASHINGTON-- Los partidarios de reformar la ley de inmigración de EEUU trabajan activamente en el Senado para superar los primeros obstáculos de procedimiento y contenido que encara el proyecto de ley.


Las dos votaciones que fueron necesarias para enviar el proyecto de ley al pleno de la cámara alta y permitir la presentación de enmiendas atrajeron el martes más de 80 votos, reflejo del deseo bipartidista de debatir el proyecto para reformar las leyes migratorias del país y establecer un procedimiento para que millones de inmigrantes que residen ilegalmente en Estados Unidos consigan la ciudadanía.

Pese a la cuantía de los votos, los legisladores republicanos advirtieron que exigirán endurecer la seguridad fronteriza e imponer condiciones más estrictas a quienes intenten legalizar su situación. "El proyecto de ley tiene graves defectos", dijo el líder republicano, el senador Mitch McConnell.

El presidente Barack Obama insiste que ha llegado "el momento" de dar a unos 11 millones de inmigrantes afincados en Estados Unidos en situación ilegal la posibilidad de obtener la ciudadanía, y presionó al Congreso para que le envíe el proyecto de ley a principios del cuarto trimestre.

El proyecto establece un plazo de 13 años para que millones de inmigrantes que llegaron ilegalmente al país hasta fines de 2011 o que se quedaron tras expirar sus visados obtengan la ciudadanía. El proyecto requiere además el endurecimiento de la seguridad fronteriza para evitar la inmigración ilegal futura.

Además, el proyecto crearía un nuevo programa para que los braceros entren al país y ampliaría el número de visados para los empleados de alta capacitación profesional, muy buscados por las firmas de alta tecnología.

Sus partidarios creen que podrán obtener los 60 votos necesarios para que el proyecto sea aprobado en el Senado antes del 4 de julio. Los demócratas ocupan 54 escaños en la cámara alta y los republicanos 46, pero varios oponentes dijeron que la aprobación no está asegurada.

Con ese fin, los creadores del proyecto, cuatro republicanos y cuatro demócratas, intentarán aceptar las enmiendas de los conservadores sobre la seguridad fronteriza y otros temas para lograr la aprobación del proyecto, pero sin endurecer tanto el proceso de obtención de la ciudadanía que la bancada demócrata rechace esas enmiendas.

"Solamente porque el proceso ha tenido un comienzo tan prometedor no significa que podemos dar nada por sentado. Así que recibimos con agrado los aportes constructivos de nuestros colegas, queremos trabajar con ellos", dijo el senador demócrata Chuck Schumer, uno de los autores del proyecto de ley.

El senador republicano Marco Rubio, posible candidato presidencial en 2016 y otro de los autores de la iniciativa de ley, dijo que solamente la mitad de los senadores conservadores estarían dispuestos a respaldar la medida, pero a condición de una mejora sustancial de la seguridad fronteriza.