Comparan ayudar pobres con alimentar animales

Comparan ayuda a pobres con alimentar a animales

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock

    OKLAHOMA CITY -- El Partido Republicano de Oklahoma ofreció disculpas por decir en Facebook que dar cupones de alimentos a la gente pobre es como dar de comer a los animales en los parques nacionales.

    El presidente del partido, Randy Brogdon, dijo en Facebook que la intención era mostrar el ciclo de dependencia del gobierno. Se disculpó por "cualquier malentendido que se hubiera creado".

    [Tema relacionado: Presunta amenaza de "El Chapo" contra Trump]

    El mensaje original, descargado el lunes, dice que 46 millones de estadounidenses participan del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP por sus siglas en inglés), conocido comúnmente como los cupones de alimentos.

    Dice que el Servicio de Parques Nacionales exhorta a la gente a no dar de comer a los animales silvestres porque "se vuelven dependientes de lo que les dan y no aprenden a cuidarse". El mensaje dice finalmente: "Así concluye la lección de ironía de hoy".

    En su disculpa Brogdon indicó que "es importante tener conversaciones acerca de los programas de asistencia social del gobierno pues esa dependencia [de las personas] está en su nivel más alto jamás visto".

    Brogdon citó al presidente Reagan quien dijo alguna vez que "debemos medir el éxito del [sistema] de beneficios sociales por la cantidad de gente que deja de pedir ayuda, y no de cuántos la reciben".

    Brogdon enfatizó que en la declaración de principios del partido republicano de Oklahoma,  se establece que "los principios de libre mercado son la mejor manera de estimular nuestro desarrollo económico en lugar de subsidios o programas de gobierno".

    Unas 604,000 personas reciben cupones en Oklahoma, principalmente ancianos, discapacitados y niños.

    Entérate sobre detalles de la vida de Joan Sebastian, cantante y compositor mexicano fallecido a causa del cáncer. Haz clic aqui o en la foto: Joan Sebastian, marcado por la violencia