EEUU y Cuba anunciarán apertura de embajadas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SHUTTERSTOCK
    La Habana y Washington rompieron relaciones en 1961 y este podría ser el punto final a décadas de hostilidades.

    Estados Unidos y Cuba anunciarán este miércoles la apertura de embajadas en Washington y La Habana en lo que se considera el mayor paso de acercamiento entre los dos países tras la ruptura de relaciones diplomáticas en 1961.

    Funcionarios del Departamento de Estado y la Casa Blanca confirmaron el anuncio de la inauguración de las respectivas embajadas en horas de la mañana del miércoles. El presidente Barack Obama y el secretario de Estado John Kerry hablarán para anunciar la importante decisión.

    "Anunciaremos formalmente mañana [miércoles] que Estados Unidos y Cuba han llegado a un acuerdo para restablecer de manera formal las relaciones diplomáticas y abrir embajadas en las capitales de cada país. Esperamos que el presidente Obama y el Secretario Kerry hablen mañana sobre este tema de manera pública mañana en la mañana", aseguró un alto funcionario de la Casa Blanca a NBC News.

    Se espera que el gobierno cubano haga también simultáneamente el anuncio desde La Habana. El Ministerio de Relaciones Exteriores informó en su sitio oficial que el ministro interino Marcelino Medina González recibirá en la mañana del miércoles a Jeffrey DeLaurentis, jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana. DeLaurentis es portador de una misiva del presidente Obama a Raúl Castro sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas en los respectivos países.

    Hasta el momento no se dieron detalles de la fecha en que ambas embajadas serán abiertas. El reglamento establecido obliga al Departamento de Estado a entregar una nota formal al Congreso informándole de la apertura de una embajada con 15 días de antelación.

    Una fuente del Departamento de Estado dijo que Kerry viajaría a Cuba para izar la bandera estadounidense en el edificio en La Habana probablemente en la semana del 20 de julio, aunque la fecha exacta está aún por confirmar.

    El funcionamiento a plena capacidad de la embajada en La Habana implicará un costo de $6.6 millones de dólares, según el Departamento de Estado.

    La medida marca oficialmente el momento de dejar atrás las hostilidades entre antagonistas por 54 años y entreabrir las puertas de la negociación en términos de relaciones diplomáticas.

    La congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen reaccionó de inmediato al anuncio, y lamentó que el Departamento de Estado haya fracasado al no condenar el incremento de la represión en la isla.

    " No es sorprendente que esta Administración ha demostrado que al tomar decisiones, la politiquería es más importante que la política exterior de nuestro país. La apertura de la embajada en Cuba no le brinda ningún beneficio al pueblo cubano y es sólo otro intento trivial del Presidente Obama para conseguir un legado", dijo Ros-Lehtinen en un comunicado.

    Representantes de Estados Unidos y Cuba han estado negociando el restablecimiento de las embajadas luego del anuncio de cambio de politica hacia la isla, hecho por el presidente Obama el pasado  17 de diciembre.

    Las embajadas estarán radicadas en los respectivos edificios que actualmente ocupan sus oficinas de intereses desde 1977, cuando los gobiernos de Fidel Castro y Jimmy Carter decidieron propiciar un acercamiento entre ambos países.  Ambas edificaciones, en Washington y La Habana, funcionaron como embajadas hasta la ruptura de relaciones el 3 de enero de 1961.

    [Nota relacionada: Obama y Castro, cara a cara]

    Hace más de seis meses, los presidentes Barack Obama y Raúl Castro sorprendieron al mundo al anunciar el fin de medio siglo de confrontación entre sus naciones.

    Turistas, políticos y ejecutivos estadounidenses viajaron a Cuba como si se hubiera derrumbado el muro de Berlín del Caribe.

    [Te puede interesar: Difunden el itinerario del Papa en Cuba]

    Algunos grupos de interés, respaldados por empresas, cabildearon en el Congreso para que se levantara el embargo comercial impuesto hace medio siglo. Estrellas del fútbol y del basquetbol de Estados Unidos jugaron ante multitudes alborozadas en La Habana. El portal Airbnb expandió su alcance a la isla y ahora enlista miles de viviendas de particulares para la renta.

    Los diplomáticos de ambos países buscaron espacio adicional para sus oficinas, alistaron las astas de las banderas y ordenaron imprimir papelería con la palabra "embajada" en lugar de "sección de intereses".

    Precandidatos presidenciales republicanos, como el senador Marco Rubio, hijo de inmigrantes cubanos, y otros como el exgobernador de Florida, Jeb Bush, se han pronunciado firmemente en contra de la normalización de relaciones con Cuba.

    Pero las encuestas muestran que la distensión tiene ahora un fuerte apoyo de la opinión pública de ambos países, lo que hace que muchos crean que el proceso sea irreversible.