Vistazo al mercado laboral de EEUU

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Busca empleo en un escaparate

    WASHINGTON - Desde antes de la difusión del informe sobre empleo correspondiente a febrero, la economía de Estados Unidos venía resintiendo los efectos del invierno. Las contrataciones descendieron en diciembre y enero a casi la mitad de su ritmo mensual del año pasado. Las compras de autos, las ventas de casas ya construidas y los pedidos de las fábricas bajaron debido a las repercusiones del crudo invierno en sectores cruciales de la economía. La economía comenzó 2014 con menos impulso del que inicialmente se había pensado. Todo lo anterior magnifica la importancia del informe sobre empleo del viernes. Las estadísticas del Departamento de Trabajo podrían confirmar la creencia de que la intensidad del frío congeló en febrero gran parte del mercado laboral y que podría haber un repunte en la primavera. El informe sobre el empleo en febrero también podría exponer algunas de las flaquezas de la recuperación de la economía, que continúa siendo floja y ha durado casi cinco años. Los economistas auguran que los empleadores crearon 145.000 plazas de trabajo en febrero y que la tasa de desempleo permaneció en 6,6%, de acuerdo con un sondeo de FactSet. A continuación tres signos vitales útiles para proyectar una panorámica sobre el estado actual del mercado laboral: — DESPIDOS El jueves surgieron evidencias de que la economía comenzará a deshelarse una vez que pase el invierno: 323.000 personas solicitaron la semana pasada prestaciones de desempleo, dijo el Departamento de Trabajo. La cifra podría parecer alta, pero no rebasa la cantidad de personas que típicamente solicitaron esas prestaciones antes de la llegada de la Gran Recesión a finales de 2007. Las solicitudes de prestaciones reflejan esencialmente despidos y su bajo nivel deja entrever que las empresas prevén una demanda más firme de los consumidores, porque los despidos aumentarían si los empleadores proyectaran un debilitamiento de sus actividades. — CONTRATACIONES Son alentadores los pocos despidos. Pero del otro lado de la ecuación se ubican las contrataciones actuales y los empleadores no están creando muchas plazas. El crecimiento mensual del empleo del país alcanzó un promedio ajustado a la temporada de 94.000 en diciembre y enero. La cifra está muy por abajo del incremento mensual promedio del año pasado de 194.000. Un tercer mes consecutivo con cifra baja sería indicativo de deflación. Los economistas proyectaron para febrero la generación de 145.000 empleos, según la encuesta de FactSet. Sin embargo, la economía ha soportado rachas heladas antes durante su recuperación. Generó en promedio menos de 71.000 plazas de trabajo cada mes de diciembre de 2010 a enero de 2011 y alcanzó un promedio de 99.000 durante dos meses a mediados de 2012. La interrogante es si el crecimiento del empleo para el resto de 2014 podrá elevar el ritmo de las contrataciones a cuando menos el promedio del año pasado. — TASA DE DESEMPLEO La tasa de desempleo está en 6,6%, su nivel más bajo en más de cinco años. Esto debería ser motivo de celebración. La Reserva Federal dijo alguna vez que la economía podría no requerir el estímulo de las tasas de interés de corto plazo de casi cero por ciento una vez que el desempleo baje a 6,5%. Se suponía que en ese punto, el impulso gravitacional de la recuperación sería suficiente para catapultar el crecimiento. Ya no es así. ¿Qué sucedió? La tasa de desempleo se ha vuelto algo engañosa. Esto se debe a que muchos estadounidenses han dejado de buscar trabajo en los últimos años. Una vez que alguien sin empleo deja de buscar un trabajo, ya no se le cuenta como desempleado. Si se cuenta a menos personas como desempleadas, desciende la tasa. Algunas de estas personas se han jubilado. Algunas abandonaron su búsqueda inútil de un empleo o han regresado a la escuela. La participación de personas que trabajan o buscan un empleo bajó en enero a 63% desde 66% a finales de 2007, cuando comenzó la recesión.