Promoción nazi de Amazon desata polémica en Nueva York

Amazon se vio obligada a retirar una promoción de estética nazi del metro de Nueva York que promocionaba su nueva serie sobre la Segunda Guerra Mundial.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NUEVA YORK - La compañía Amazon se vio obligada a retirar una decoración de estética nazi en el metro de Nueva York con la que promocionaba una nueva serie sobre la Segunda Guerra Mundial tras las quejas de pasajeros y autoridades.

    Para promocionar "The Man in the High Castle", una producción original de Amazon TV, se decoró el interior de varios vagones del metro con versiones de la bandera estadounidense modificada para incluir el emblema del águila Reichsadler con la cruz de hierro.

    La nueva serie, que se estrenó el pasado 20 de noviembre a través de su plataforma de películas y series en internet Amazon Prime, trata sobre lo que hubiera ocurrido si los ganadores de la Segunda Guerra Mundial hubieran sido Alemania y Japón.

    "Amazon ha decidido retirar los anuncios", confirmó al diario New York Post Kevin Ortiz, el portavoz de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA), entidad que gestiona la red de transporte público de la ciudad.

    La decisión de la empresa se produce unas horas después de que varias autoridades, incluido el propio gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, llamaran a la retirada de lo que consideran unos símbolos "ofensivos".

    "Es despreciable. Espero que la propia empresa (Amazon TV) los retire o si no, daré la orden a la MTA para que lo haga", dijo el gobernador. "Comprendo la primera enmienda, pero esto ha ido demasiado lejos", añadió.

    Por su parte, el representante de la Asamblea estatal, el judío Jeffrey Dinowitz, consideró un "sinsentido" que a nadie en la MTA se le hubiera ocurrido antes que dar luz verde a esta publicidad iba a ser una mala idea.

    "Espero que la MTA pida perdón públicamente", señaló Dinowitz.
    Antes de hacerse pública la decisión de Amazon, varios pasajeros este mismo martes retiraran de motu propio las diseños adhesivos que recubrían paredes, ventanas y asientos en los vagones, que cubrían el tramo entre la calle 42 y Times Square.