violencia armada en nyc

Alcalde de NYC revela plan para combatir la violencia armada tras serie de tiroteos

El alcalde Eric Adams, él mismo un ex policía, se dirigió a la ciudad el lunes por la tarde después de que cuatro oficiales fueran baleados, uno fatalmente, en los últimos días.

Telemundo

NUEVA YORK -- Después de un período violento de 72 horas en el que cuatro oficiales de la policía de la Ciudad de Nueva York recibieron disparos en el cumplimiento de su deber, uno de ellos fatalmente, el alcalde Eric Adams se dirija a la ciudad el lunes para anunciar su plan para combatir la violencia armada.

“Vamos a hacer mucho más que rezar. Vamos a convertir nuestro dolor en un propósito”, dijo Adams en un discurso desde el Ayuntamiento, prometiendo que los neoyorquinos verían los cambios propuestos en la calle rápidamente. "No entregaremos nuestra ciudad a unos pocos violentos".

Entre los cambios, Adams dijo que la policía de la Ciudad de Nueva York lanzaría nuevos equipos de seguridad en los vecindarios enfocados en la violencia armada en las próximas tres semanas, apuntando a 30 recintos donde, según el alcalde, ocurre el 80% de la violencia. También prometió una expansión de la División de Supresión de la Violencia Armada, la unidad de la policía de Nueva York que persigue a los traficantes de armas.

Adams también prometió una expansión de los programas juveniles de verano, más ayuda para los adultos jóvenes que superan la edad del sistema de crianza y un impulso para la legislación de "contratación comunitaria" que exigiría más empleos locales.

Pero el alcalde reconoció que la ciudad no puede solucionar el problema sin la ayuda legislativa de Albany. Hizo un llamado al estado para poner fin a las reglas que protegen a los adolescentes mayores con armas de fuego de ser acusados ​​en un tribunal penal, y para sanciones más estrictas por tráfico de armas.

El alcalde dijo la se debe permitir que los jueces tomen en cuenta la peligrosidad de criminales ya que Nueva York es el único estado del país que no permite que un juez detenga a un acusado que represente una amenaza para la comunidad.

Adams dice que los jueces deben poder evaluar los antecedentes penales de un acusado y las circunstancias del presunto delito para detener a las personas que representan una amenaza para la seguridad de la comunidad. También se debe de considerar la legislación “Raise the Age”, que se está utilizando como una escapatoria para que los pandilleros exijan que los jóvenes menores de 18 años asuman la culpa por armas que no son suyas.

"Mi administración no busca castigar a los jóvenes, pero cuando se trata de armas, debemos asegurarnos de que haya consecuencias", dijo Adams. "Demasiados mayores de 18 años victimizan a los niños obligándolos a portar las armas. Así lo demuestran las estadísticas".

Según las estadísticas presentadas por Adams:

  • En 2019, el 2.5 por ciento de todos los jóvenes menores de 18 años que fueron arrestados tenían un arma de fuego;
  • En 2021, ese número fue del 10 por ciento;
  • Los niños están siendo utilizados como peones.

Adicionalmente, el plan propuesto por Adams incluye expandir recursos para la salud mental. La crisis de la salud mental en la ciudad se ha agravado durante la pandemia del COVID-19, y, según el alcalde, contribuye directamente a la crisis de la violencia armada.

Para leer el plan para combatir la violencia armada de Adams, haz click aquí.

Según propone el plan de Adams, si un joven de 16 o 17 años es arrestado por un cargo de arma, la policía de Nueva York debe preguntarle de dónde obtuvo el arma. Si se niega a revelar esa información, los fiscales deben tener la capacidad de acusar a la persona en el Tribunal Penal, en lugar del Tribunal de Familia.

El anuncio sobre el plan para combatir la violencia de armas viene tras la tragedia en la cual el oficial Jason Rivera, de 22 años, fue asesinado a tiros el viernes por la noche en un apartamento de Harlem mientras respondía a una llamada de una mujer que informaba de un incidente doméstico con su hijo adulto. Otro oficial que respondió, William Mora, de 27 años, resultó gravemente herido y permanece hospitalizado. En otro incidente el jueves en Staten Island, un oficial se sometió a una cirugía luego de recibir un disparo en la pierna mientras cumplía una orden de allanamiento por drogas, y el martes otro oficial recibió un disparo en la pierna mientras se peleaba con un sospechoso adolescente en El Bronx y desde entonces ha sido dado de alta del hospital.

Hablando desde las afueras del Hospital de Harlem el viernes por la noche, Adams, un capitán retirado del NYPD, pidió al gobierno federal que ayudara a la ciudad a perseguir a quienes trafican armas, "construyendo constantemente caminos de muerte, destruyendo nuestras comunidades".

“Nadie dividirá esta ciudad con su violencia. De hecho, nos van a unir, unirnos y terminar con esto”, dijo Adams. “Debemos comprometernos a detener el debate, el diálogo y unirnos y darnos cuenta de que un arma en nuestra calle es una amenaza para nuestra seguridad. Y debemos hacer todo lo posible para quitar esa arma”.

En las tres semanas desde que Adams asumió el cargo, la ciudad ha visto más delitos violentos que durante el mismo período del año pasado. Además de los tiroteos de oficiales de la semana pasada, una cajera de 19 años fue asesinada a tiros mientras trabajaba en un turno nocturno en un Burger King, un bebé resultó gravemente herido por una bala perdida mientras estaba en un automóvil estacionado con su madre, y el 1 de enero, un oficial del NYPD fuera de servicio recibió un disparo y resultó herido mientras dormía dentro de su automóvil, descansando entre turnos en un recinto policial en East Harlem. Una mujer también murió empujada en las vías de la estación de metro de Times Square.

El incidente mortífero del viernes marcó la primera vez que un oficial de la policía de la Ciudad de Nueva York fue asesinado a tiros en el cumplimiento de su deber desde que el detective Brian Mulkeen fue asesinado a tiros el 29 de septiembre de 2019, cuando él y su compañero intentaron detener a un hombre en medio de una investigación de posible actividad pandillera en El Bronx.

Durante una aparición el domingo por la mañana en CNN, Adams enfatizó la urgencia de “hacer frente a los problemas subyacentes que están afectando el crimen en nuestra ciudad y se ha convertido en una mancha en las ciudades del interior de todo nuestro país”.

Contáctanos