CORONAVIRUS EN NY

NY rumbo a las 2,000 muertes por COVID-19; casos sobrepasan los 100,000 en el área triestatal

Los hospitales del área triestatal están a su capacidad máxima y se teme que colapsen, puesto que el pico de la crisis amenaza con golpear al sistema de salud antes de lo previsto. 

Telemundo

Lo que debes saber

  • Nueva York ha reportado más casos de COVID-19 que la provincia china de Hubei, donde la pandemia comenzó hace más de tres meses; varios en la línea de defensa se están contagiando, algunos ya han muerto
  • El gobernador Andrew Cuomo dijo el miércoles que todos los parques infantiles de Nueva York se cerrarían, citando continuos problemas de densidad; los parques todavía están abiertos por ahora
  • Cerca de 110,000 en el área triestatal ahora han dado positivo por COVID-19; al menos 2,300 personas han muerto, incluido el primer niño en la ciudad de Nueva York

NUEVA YORK - El área triestatal ahora ha visto más de 100,000 casos de coronavirus, y solo Nueva York reportó un nuevo total de 83,712 el miércoles luego de que la cifras aumentaran exponencialmente durante la noche. Casi 2,000 personas han muerto a nievel estatal.

Hasta la fecha, el estado cuenta con 1,941 muertes, casi 400 en 24 horas. Una proyección del IHME, financiado por la Fundación Gates, sugiere que podría perder 16,000 más hasta julio, lo que significa que la crisis se extendería hasta el verano, dijo el gobernador Andrew Cuomo en su sesión informativa el miércoles.

La ciudad de Nueva York, afectada por la densidad que la convierte en uno de los lugares más vibrantes del mundo, es el epicentro de la nación. Hasta el miércoles, la ciudad tenía 47,439 casos y 1,139 muertos, un aumento de casi cuatro docenas de muertes durante la noche. Cuomo dijo el miércoles que todos los parques infantiles de Nueva York se cerrarían, citando continuos problemas de densidad. Dijo que el estado dejaría espacios abiertos disponibles para que las personas se muevan libremente; el plan de cierre de calles de la ciudad es parte de eso.

Todo esto es para planificar la próxima batalla: el ápice, dice Cuomo. Consultores estatales estiman que el pico de casos de COVID-19 llegará a Nueva York a fines de abril, con la necesidad de 75,000-110,000 camas para atender solo casos de la pandemia, dijo el gobernador el miércoles. Algunos modelos predicen que podría llegar en siete días; otros lo tienen en seis semanas. Su equipo trabaja para desarrollar proyecciones moderadas para planificar mejor las necesidades.

"En los modelos superiores, de todos modos no tenemos la oportunidad de alcanzar esa capacidad", dijo Cuomo. "Todavía estamos subiendo la montaña y aún no estamos seguros de cuándo vamos a llegar al otro lado. La ansiedad es lo que más nos oprime aquí".

El virus no discrimina. El hermano de Cuomo, el presentador de CNN Chris Cuomo, se encuentra entre los infectados, pero es uno del 80 por ciento de los casos leves, dijo el gobernador. Aun así, Andrew Cuomo admite que está asustado: "No pude proteger a mi hermano pequeño. Él no pudo protegerse a sí mismo. Y da miedo. Estoy preocupado por él al igual que todos estamos preocupados por las personas que amamos. Te amo , hermanito."

Alrededor del 20 por ciento de todos los casos de la ciudad de Nueva York hasta la fecha han requerido hospitalización, un poco más que el promedio estatal (14). La mitad de esos pacientes tienen 75 años o más, pero el 10 por ciento son niños, según los últimos datos de la ciudad. La gran mayoría de las muertes, sin embargo, son personas mayores de 65 años; más del 98 por ciento de todas las víctimas tenían condiciones previas o condiciones bajo investigación.

Los cinco condados representan casi una cuarta parte de todos los casos en Estados Unidos, y una proporción ligeramente mayor de la creciente cifra de muertos en la nación. La mayoría de los hospitales de Nueva York ahora tienen remolques refrigerados que están utilizando como morgues temporales, según el Hospital Lenox Hill, donde una fue vista el miércoles en East 76th Street.

El presidente Trump advirtió a Estados Unidos que las próximas dos o tres semanas podrían ser las "más duras" que haya visto la nación, y dijo en su último informe que "vamos a perder miles de personas".

Miles se han perdido localmente ya. Nueva Jersey y Connecticut han visto crecer sus totales. El gobernador Phil Murphy reportó más de 3,600 nuevos positivos de la noche a la mañana, con un total de 22,255 casos en Nueva Jersey. Se perdieron casi 100 vidas más, incluida una mujer de 60 años que fundó un banco de alimentos, ayudando a alimentar a un sinnúmero de familias durante más de una década. Nueva Jersey alcanzó 355 muertes por COVID-19 hasta la fecha; Es el segundo estado más afectado de la nación. Algunos en el frente ya han muerto.

Los funcionarios de salud dicen que ya están viendo un aumento en el norte de Nueva Jersey; siete hospitales ya están en estado de "desvío". Si no fuera por el distanciamiento social, Murphy dijo que los modelos muestran que su estado ya habría alcanzado la capacidad de Cuidados Intensivos (UCI) y el máximo de camas para la próxima semana. Como dijo el miércoles, "Estamos en la lucha de nuestras vidas".

En Connecticut, se han reportado 3,557 casos y al menos 85 personas muertas, dijo el gobernador Ned Lamont el miércoles. La ciudad de Danbury está utilizando un hangar en el aeropuerto de Danbury para albergar dos remolques refrigerados que sirven como morgues temporales del Hospital Danbury, dijo su alcalde.

Los expertos han citado algunas evidencias, por ejemplo, está tomando más tiempo duplicar las hospitalizaciones de Nueva York, por ejemplo, para evaluar la efectividad general del distanciamiento social. Solo el tiempo lo dirá, y en este momento, los gobernadores del área triestatal dicen que tenemos que usar todas las medidas preventivas a nuestra disposición para frenar la propagación. Se emiten multas y citaciones por incumplimiento en los tres estados, que han visto una combinación de 109,524 casos positivos y 2,354 muertes.

"¿Cuántas personas tienen que morir antes de que las personas que ignoran el distanciamiento social lleguen a asumir su responsabilidad?" Cuomo preguntó. "Una persona estornuda, otra persona es intubada. Todos tenemos que cuidarnos el uno al otro".

Todas las medidas conjuntas sin precedentes que Cuomo, Murphy y Lamont han implementado no significan nada si las personas no se adhieren a los consejos más críticos, dice Cuomo: Quédese en casa. Y cuando salgas, mantente alejado. Hay mucho en juego.

Cuomo citó a Winston Churchill: "No es suficiente que demos lo mejor de nosotros mismos, a veces tenemos que hacer lo que haga falta".

Enviar Ayuda Primero a Quien Más lo Necesite

Para darle un mejor seguimiento de la propagación de COVID-19 en Nueva York y canalizar recursos donde más se necesitan, un equipo de científicos de datos, médicos e ingenieros de todo el Sistema de Salud Mount Sinai ha lanzado STOP COVID NYC, una aplicación basada en la web. Están pidiendo a todos que se inscriban. Envía un mensaje de texto con la palabra COVID al 64722 para obtenerlo.

Cuomo se ha comprometido a apoyar al resto de la nación, que según él verá una curva similar a la de Nueva York a su tiempo. Le ha pedido ayuda a la Casa Blanca, recursos, y dijo "Yo personalmente garantizo" redistribuirlos a otros estados. Pero primero tiene que pelear la guerra en casa, y está acumulando una reserva para que Nueva York tenga refuerzos cuando llegue a la cúspide de casos.

Una nueva investigación de Columbia a del 29 de marzo proyecta un aumento "medio" para comenzar a abrumar la capacidad hospitalaria en Westchester en 12 días y Manhattan en 20 días. Un médico temporal de Nueva York dice que ya más de una docena de salas de emergencias en las que ha trabajado están "que arden". Hospitales enteros han dicho que temen que pronto tengan que clasificar a los pacientes para determinar quién vive o muerte; el uso del ventilador podría reducirse a una lotería.

Los pacientes críticos con COVID-19 necesitan ventiladores, y permanecen en ellos durante 20 a 30 días, mucho más que el uso típico de dos a tres días para pacientes que no tienen COVID-19. Eso grava aún más la capacidad, y Cuomo y Murphy están contemplando que dos pacientes compartan un solo ventilador, para estirar el suministro.

Cuomo dijo que el estado ha ordenado 17,000 ventiladores de China (a $25,000 cada uno), pero pasarán semanas antes de que lleguen. Cuomo también expresó su frustración por tener que competir con la oferta de FEMA por los artículos necesarios, indicando que es "casi imposible" comprar un ventilador ahora, pero dijo que obtener el equipo es necesario para proporcionar alivio a los trabajadores médicos.

"Son la primera línea de defensa y necesitan alivio. Están físicamente exhaustos, incluso más emocionalmente", dijo Cuomo sobre los trabajadores de la salud. "Ver el dolor, ver la muerte, con lo que están lidiando todos los días".

El Dr. Calvin Sun, un médico independiente, ha trabajado 18 turnos en más de una docena de salas de emergencia en la ciudad de Nueva York en los últimos 21 días. "Todos están que arden. Todos necesitan ayuda", dijo. "He tratado a mis propios colegas, personal de enfermería, los puse en respiradores, los intubé".

El paquete de ayuda de $ 2.2 billones del Congreso proporcionará algo de ayuda, pero no podrá comprar para los hospitales que tengan escasez. Y la carrera por adquirir equipos subraya eso. Para ayudar a asignar mejor los recursos en Nueva York,  Cuomo dijo el martes que el estado está creando un Equipo de Coordinación Centralizado dirigido por el Departamento de Salud para organizar las necesidades de personal de estado a estado, las transferencias de pacientes entre hospitales y las transferencias al buque hospital USNS Comfort.

"Nuestro sistema de salud es una cadena. Si un eslabón se rompe, la cadena entera se rompe", dijo el gobernador. "La distinción entre lo privado y lo público, el norte y la parte baja del estado tiene que terminar. Nueva York es un estado. En Nueva York nos mantenemos unidos".

Cuomo, Murphy y el gobernador de Connecticut, Ned Lamont, han convocado a legiones de jubilados para ayudar a responder la llamada de emergencia. Decenas de miles se han reinscrito para responder la llamada de ayuda. El alcalde dijo que 500 enfermeras llegaron a la ciudad la semana pasada, y otras 5,000 están en camino. El ámbito labora de la salud y los hospitales también cuentan con 1,000 adicionales en camino, lo que significa que miles de enfermeras se han agregado al sistema en cuestión de días.

FEMA está enviando 500 EMT y paramédicos, junto con 250 ambulancias, para ayudar al saturado FDNY, que enfrenta picos récord en llamadas al 911. De Blasio dijo el martes que la ciudad aún necesitará personal médico militar para el 5 de abril. Dijo que nuevamente le preguntó a la Casa Blanca sobre eso y estaba esperando una respuesta.

Murphy firmó una orden ejecutiva el miércoles autorizando a la División de Asuntos del Consumidor de Nueva Jersey a reactivar temporalmente las licencias de los profesionales de la salud recientemente retirados y otorgar licencias temporales a médicos extranjeros. Eso debería dar paso a un nuevo flujo de personal médico, dijo el gobernador. También da la bienvenida a los voluntarios.

Los nuevos hospitales improvisados en Manhattan, y los nuevos que se están construyendo en cada uno de los otros cuatro distritos, así como en el condado de Westchester y en Long Island, ayudarán a aumentar la capacidad, al igual que el USNS Comfort, que ya está listo para recibir pacientes.

Más de 6,000 pacientes de COVID-19 en Nueva York han sido dados de alta de los hospitales en los últimos 30 días, pero la afluencia de nuevos pacientes, especialmente los enfermos críticos, plantea nuevos desafíos. Los signos de tensión están en todas partes.

Los hospitales improvisados en Manhattan han comenzado a recibir pacientes no relacionados al COVID-19 y se están construyendo otros en cada uno de los otros cuatro condados, así como en el condado de Westchester y en Long Island para aumentar la capacidad. El buque hospital USNS Comfort está preparado para llevar pacientes para aliviar la carga.

Nueva Jersey también está construyendo hospitales temporales, y se esperaba que Murphy recorriera el de los Meadowlands esta semana. Mientras tanto, él está trabajando para aumentar el suministro médico de Nueva Jersey, diciendo el miércoles que había asegurado otros 350 ventiladores de las reservas nacionales. Nueva Jersey ahora tiene un extra de 850 en la mano. Murphy dice que eso no es suficiente: "Los respiradores son nuestra necesidad número uno en este momento y no dejaré de luchar para conseguirnos más".

Los líderes locales dicen que esto es una guerra, y que necesitan ayuda en tiempos de guerra. De Blasio dijo el martes que la ciudad aún necesitará personal médico militar para el 5 de abril. Dijo que nuevamente le preguntó a la Casa Blanca sobre eso y estaba esperando una respuesta.

¿Qué podemos anticipar?

Los números continuarán aumentando a medida que más personas sean evaluadas, dicen las autoridades. Nueva York ha representado alrededor del 25 por ciento de todas las pruebas de COVID-19 en Estados Unidos hasta la fecha, dijo Cuomo. Es un logro, señaló: encontrar los casos, aislar los positivos y tratarlos. Eso, junto con el distanciamiento social y las restricciones comerciales vigentes, frenará la propagación de la infección.

La salud pública y la economía no son prioridades exclusivas, dijo Cuomo. Lleve las pruebas a escala rápidamente: hágalo más rápido, más fácil, en el hogar y capaz de que millones se hagan la prueba, dice, e identificará a cientos de miles de personas que "pueden volver a trabajar mañana".

El Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de la nación, dice que se están realizando pruebas escalables y menos invasivas. Mientras tanto, las pruebas rápidas están disponibles.

La semana pasada, la FDA aprobó como recurso de emergencia la prueba rápida de COVID-19 de Abbott Laboratories en consultorios médicos y centros de atención urgente. La prueba arroja resultados positivos en tan solo 5 minutos y resultados negativos en 13 minutos. Tres ubicaciones de American Family Care en Long Island dicen que comenzarán a usar la prueba el miércoles, convirtiéndose en los primeros proveedores de atención médica del país en hacerlo.

La capacidad de prueba de Nueva Jersey también recibió una gran ayuda el miércoles. Rutgers dice que su RUCDR Infinite Biologics lanzó una prueba genética para el nuevo coronavirus y está utilizando su experiencia e infraestructura de automatización para analizar diariamente hasta decenas de miles de muestras. También ha presentado una solicitud de autorización de uso de emergencia para un método de recolección de saliva para ampliar el cribado de la población. El proyecto ayudará a frenar la propagación identificando más casos positivos y permitirá que el personal médico infectado vuelva a trabajar más rápido después de recuperarse y dar negativo, dice Rutgers.

Los gobernadores también están tomando en cuenta medicamentos experimentales en busca de frenar la crisis. Nueva York comenzó a utilizar un ensayo clínico para un tratamiento farmacológico experimental el martes y planea ser el primer estado de la nación en tratar de curar a pacientes críticamente enfermos usando plasma de personas recuperadas - un proceso llamado plasma convaleciente que se utilizó durante la epidemia de gripe de 1918. Al momento, todas las opciones están sobre la mesa.

Las profundidades del brote, y su impacto, son incomprensibles en este punto, pero definitivamente catastróficas: se han perdido miles de millones de dólares y se perderán más; muchos han muerto, muchos más se han enfermado.

Algunos bancos de Wall Street proyectan que más de 5 millones de personas se inscribieron para recibir beneficios de desempleo por primera vez en la última semana, en comparación con 3.3 millones la semana anterior. Antes de esta crisis, los reclamos semanales de desempleo nunca habían superado los 700,000 en la historia de los Estados Unidos.

Trump firmó tres proyectos de ley de estímulo en tres semanas, el último con un valor de $ 2.2 billones, y De Blasio dijo el domingo que no es suficiente. Se está preparando un cuarto proyecto de ley, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que se centraría en la recuperación de la crisis.

La Organización Mundial de la Salud declaró el nuevo coronavirus como una pandemia, el primer coronavirus en ganar dicha distinción. Es novedoso, eso significa que es nuevo y nadie tiene inmunidad.

A nivel nacional, NBC News estima que más de 204,000 personas han sido infectadas y casi 4,500 han muerto. Nuevas proyecciones de la Casa Blanca sugieren que hasta 240,000 estadounidenses podrían morir para cuando la pandemia baje incluso si se siguen las pautas de distanciamiento social.

Contáctanos