CORONAVIRUS EN NY

Más de 5,200 muertes y 165,000 casos de COVID-19 en el área triestatal

Hasta la fecha, más de 165,000 personas han sido infectadas y más de 5,200 han muerto en NY, NJ y CT; El gobernador Andrew Cuomo dice que podríamos estar o a punto de llegar al pico de los contagiados, pero tomará más días para saberlo.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Nueva York ha reportado más casos de COVID-19 que la provincia china de Hubei, donde comenzó la pandemia; su número de muertos ha superado los 3,500
  • Nueva Jersey es el segundo estado más afectado de la nación; El gobernador Phil Murphy dice que ordenó que se bajaran todas las banderas a media asta "de forma inmediata e indefinida" para reconocer las vidas perdidas y las que se perderán.
  • Más de 165,000 en el área tri-estatal ahora han dado positivo por COVID-19; han muerto más de 5,200, incluidos socorristas y niños.

Para el domingo la ciudad de Nueva York contaba con suficientes suministros médicos y personal para atender a los pacientes los próximos días. El domingo fue el día que el alcalde Bill de Blasio había escogido como un indicador significativo para ver cómo estarían los recursos de la Gran Manzana para atender a los pacientes con coronavirus en los hospitales.

"Pensamos que solo tendríamos respiradores hasta esta noche o temprano en la mañana, pero, ahora, creemos que podemos llegar hasta el martes o el miércoles", dijo de Blasio el domingo. "Esa es una buena señal".

Aproximadamente 4,000 pacientes siguen usando respiradores y otros 1,000 podrían necesitar para el miércoles, aseguró el alcalde.

El próximo punto de referencia del alcalde de Blasio es el domingo 12 de abril, cuando dice que la ciudad de Nueva York podría necesitar otros 1,000 a 1,500 respiradores. Durante su sesión informativa del domingo, el alcalde pidió al gobierno federal y al estado de Nueva York que intervengan. Según los datos del alcalde, los federales tienen una reserva aproximada de 10,000 respiradores y otros 2,800 en el estado.

Mientras tanto en el estado de Nueva York, ya se reportó un total de 122,031 casos, 113,704 más que el sábado, dijo el gobernador Andrew Cuomo en su conferencia de prensa el domingo en la mañana . El número total de casos en el área triestatal aumentó a 165,211.

Por su parte, un total de 37,505 personas han dado positivo al COVID-19 en Nueva Jersey y 917 han perdido la vida, según informó el gobernador Phil Murphy en su cuenta de Twitter el domingo por la tarde.

El estado de Nueva York ahora tiene 4,159 muertes relacionadas con el coronavirus, a diferencia de las 3,565 reportadas el sábado, dijo Cuomo. De todos los casos en el estado, la ciudad de Nueva York tiene 67,551, incluidos 4,245 nuevos, según el gobernador.

El estado podría estar cerca o en el pico del contagio, pero tomará unos días más de datos para estar seguro, señaló Cuomo.

"El número de muertes ha aumentado, esas son las malas noticias … pero el número de fallecimientos en los últimos días ha disminuido por primera vez", dijo. “¿Cuál es el significado de eso? Es muy temprano para saberlo ".

Es probable que el estado tenga la cantidad de camas de hospitales que se necesitan, según las proyecciones, pero todavía el gobernador está trabajando para adquirir suficientes ventiladores y tener suficiente personal médico.

"Espero que estemos cerca del pico de contagios ", dijo el gobernador.

El sábado, el presidente Trump emitió una orden para desplegar 1,000 personas adicionales del personal médico militar en un esfuerzo por ayudar en la lucha contra la pandemia de coronavirus en la ciudad de Nueva York. De esos, 325 se unirán al sistema de hospitales públicos de la Gran manzana, agregó Cuomo.

"Estoy feliz de poder decir que finalmente estamos recibiendo ayuda del gobierno federal en términos de personal militar. Lo escuchamos del presidente, es algo que le he estado pidiendo que haga desde la semana pasada", dijo de Blasio el sábado por la noche en CNN.

De Blasio repitió su llamado a un reclutamiento nacional para el personal de atención médica, una iniciativa que propuso el viernes.

"Creo que necesitamos avanzar más. Creo que debemos movilizarnos completamente porque la ciudad de Nueva York es solo la punta de la lanza. Creo que necesitamos una iniciativa de reclutamiento nacional para que el personal de salud sea reclutado por el gobierno federal", dijo de Blasio en CNN.

Por su parte el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijo el sábado que "ahora hemos perdido a casi 100 personas más que en los ataques del 11 de septiebre", y describió los nuevos números "particularmente preocupantes".

Murphy dijo que planeaba emitir una orden que permitiera a los municipios y condados del estado "prohibir todos los alquileres a huéspedes transitorios o inquilinos temporales durante la emergencia, incluso en hoteles y moteles".

"El distanciamiento social no funciona al reubicarse en la costa del estado", dijo.

El gobierno federal estará dotando y equipando el Centro Jacob K. Javits con 2,500 camas para pacientes con COVID-19, dijo Cuomo el sábado.

"Esta es una ayuda dramática en nuestra batalla contra el tiempo, la propagación y la falta de capacidad hospitalaria", escribió Cuomo en Twitter. "Reducir la tensión en los hospitales del área de Nueva York es una prioridad".

Por su parte, el gobierno chino "facilitará la donación" de 1,000 respiradores, que llegarán al aeropuerto JFK el sábado, agregó Cuomo. Mientras tanto, el estado de Oregón donará a Nueva York 140 respiradores.

"Eso nos ayudará hasta la próxima semana con seguridad. ¿Hasta qué punto de la próxima semana? Todavía no estamos seguros", dijo de Blasio a CNN. "Creemos que en algún momento de la próxima semana podríamos tener 5,000 personas en respiradores".

"Miren, quiero que todo esto termine. Llevamos 30 días desde nuestro primer caso y se siente como toda una vida", dijo Cuomo en la conferencia de prensa. "Creo que todos sentimos lo mismo”.

Cuomo firmará una orden ejecutiva que permitirá a los estudiantes de medicina programados para graduarse esta primavera comenzar sus practica ahora, dijo.

"Estos son tiempos extraordinarios y Nueva York necesita la ayuda de ellos", escribió en Twitter.

Cuomo señaló que dos tercios de las personas que en el estado ingresaron a hospitales para recibir tratamiento con COVID-19 ya han sido dados de alta.

El alcalde Bill de Blasio reiteró el sábado su llamado a un "sistema de alistamiento nacional" para reclutar médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud y enviarlos a las ciudades más afectadas por la pandemia de COVID-19, calificando la crisis como "el equivalente a estar en una guerra."

Bill de Blasio dijo en MSNBC el sábado por la mañana que la crisis sería "como tener muchas Katrinas [del huracán]".

"¿Por qué no hay una movilización nacional?" preguntó el alcalde. "Si suficientes estadounidenses ... lo piden, ejerce presión sobre el presidente para que se mueva".

El gobernador Andrew Cuomo dice que autorizará a la Guardia Nacional a confiscar respiradores y equipos de protección personal (EPP) de las instalaciones en el estado y redistribuirlos a los hospitales más necesitados, ya que informó que Nueva York vio su mayor aumento de muertes en un solo día por el coronavirus hasta el viernes.

Hay una necesidad creciente y menos rotación. Cuomo ha adquirido miles de respiradores en las últimas semanas, pero dice que el mercado se ha "derrumbado" a medida que los estados compiten por las codiciadas máquinas que salvan vidas y las existencias federales disminuyen. Está aprovechando técnicas creativas para estirar el suministro, como la coventilación y la modernización de máquinas de anestesia. Todavía no es suficiente.

Cuomo y de Blasio sostienen que las instalaciones que tienen respiradores y los distribuyan los recuperarán; si eso no sucede por una razón u otra, se les reembolsará. Y si su necesidad eclipsa a la de otros en algún momento en el futuro cercano, se reasignará nuevamente.

"La solución práctica en este punto es enfocarse en la emergencia que está frente a ustedes", dijo el gobernador el viernes. "No voy a estar en una posición en la que la gente muera y saber que tenemos respiradores en nuestro estado en otro lugar".

Una proyección del IHME, financiado por la Fundación Gates, sugiere que Nueva York podría perder un total de 16,000 personas durante la segunda semana de mayo.

La Dra. Deborah Birx, coordinadora de respuesta de la Fuerza de Tarea de Coronavirus de la Casa Blanca, dice que Connecticut podría ser uno de los próximos puntos críticos del país. Hasta el sábado, el gobernador Ned Lamont había reportado 165 muertes y 5,276 casos.

Todas las medidas conjuntas sin precedentes que Cuomo, Murphy y Lamont han implementado no significan nada si las personas no cumplen con los consejos más críticos: quedarse en casa. Y cuando salgas, mantener la distancia.

"Hay demasiado en juego", dijo Cuomo. "Tenemos que hacer esto bien".

A nivel nacional, la administración Trump dijo que los CDC recomiendan que todos los estadounidenses usen cubiertas faciales no médicas en un esfuerzo por frenar la propagación del nuevo coronavirus. Sin embargo, en la misma conferencia de prensa, Trump dijo que no usaría máscaras protectoras.

"Estoy eligiendo no hacerlo. Es solo una recomendación", dijo Trump.

¿Porqué ahora? Simplemente no lo sabes: ¿la persona que cruzó la calle justo delante de ti tenía el virus y se recuperó? ¿Podrían seguir siendo contagiosos? ¿Tienen COVID-19 ahora y no muestran síntomas? ¿Están enfermos y solo son presintomáticos?

"Los estudios muestran que los individuos asintomáticos transmiten esta enfermedad", dijo de Blasio. Él, junto con el médico más importante de la ciudad, Oxiris Barbot, enfatiza que las máscaras no son para proteger a las personas que las usan sino para proteger a todos los demás. Y están destinados a reforzar las pautas de distanciamiento social, no a reemplazarlas.

De Blasio dice que hasta la mitad de los neoyorquinos podrían contraer el virus en algún momento, y muchos ni siquiera lo sabrán. Una nueva investigación de los CDC sugiere que cualquiera puede ser portador del virus. Por ejemplo, dos turistas que no tenían síntomas se sentaron en una iglesia de Singapur. Dos días después, una mujer de 52 años se sentó en uno de los asientos que habían usado. Se enfermó, y los investigadores, utilizando grabaciones de cámaras de circuito cerrado de los servicios de la iglesia, vincularon su infección a esos turistas. Ambos se enfermaron más tarde.

El uso de mascarillas no debería dar a las personas una "falsa sensación de seguridad", advirtió el Dr. Birx de la Casa Blanca. Ella dice que el distanciamiento social sigue siendo la mejor manera de frenar la propagación de la infección.

En Nueva Jersey, Murphy dijo que los residentes pueden usar mascarillas siempre que no sean las que necesitan los profesionales de la salud o en primera fila. También reiteró el mismo mensaje que ha enfatizado durante semanas: el distanciamiento social es la mejor defensa contra la propagación del nuevo coronavirus.

"En ausencia de una vacuna, es nuestra mejor vacuna . No hay una bala de plata para que desaparezca de la noche a la mañana", dijo el gobernador el viernes. "Nos llevará a todos en las próximas semanas a mantenernos disciplinados en nuestro distanciamiento social, en nuestra higiene y en nuestro sentido común básico".

El alcalde de Nueva York alentó a los neoyorquinos a usar “lo que tengan disponible” para cubrirse el rostro. 

La comisionada de salud, Oxiris Barbot, dijo que la “mascarillas caseras” tienen dos usos: "Uno es para individuos que están en la etapa inicial de la enfermedad y aún no  saben que son portadores del virus (presintomáticos), de esa forma se aseguran de no contagiar a otras personas". 

Lo segundo es para aquellos que necesitan salir y desean reafirmar la distancia de seis pies. “Las mascarillas no deben verse como una invitación a acercarse, deben ser una indicación de mantener la distancia”, dijo Barbot. 

Barbot señaló que las mascarillas improvisadas incluso se pueden hacer con papel siempre que cubra la boca y la nariz. Además, se puede reutilizar mientras no se mojen y mientras mantengan su integridad. 

Pero su mayor recomendación es usar cubiertas faciales de tela como pañuelos y bufandas que cubren la nariz y la boca.

"Esas cubiertas faciales se usan por un día se pueden lavar a mano con agua y jabón. Lo importante es que se sequen por completo. Le recomendamos que tenga más de una careta para que se puedan alternar".

El Washington Post informó el jueves que se espera que la Casa Blanca haga un anuncio similar sobre las nuevas pautas. Algunos líderes de todo el país, incluido el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, ya han comenzado a pedir a los ciudadanos que se protejan con caretas. 

Al inicio de la pandemia en los Estados Unidos, la OMS pidió no usar mascarillas, una recomendación a la que también se sumaron los CDC, hasta ahora. 

Los hospitales de Nueva York enfrentan una batalla contra el reloj por la carencia de suministros ante la creciente crisis generada por la pandemia de coronavirus, que sigue cobrando cientos de vidas a diario en el área triestatal, mientras que el número de casos ya ha superado el millón a nivel mundial.

Si millones de máscaras N95 quirúrgicas, junto con otros 400 respiradores, no llegan antes del 5 de abril, De Blasio dice que los hospitales podrían perder más personas, simplemente porque carecen del equipo fundamental para salvarlos.

El gobernador Andrew Cuomo dijo el jueves que el estado envió otros 600 respiradores a la ciudad de Nueva York, Long Island y Westchester la noche anterior. Tiene 2,200 en el arsenal, que según él podría acabarse en solo seis días "al índice de uso actual" - 350 nuevos pacientes por noche.

Cuando se le preguntó si esperaba más respiradores del gobierno de EEUU, Cuomo dijo que no cree que el Gobierno federal tenga suficiente en la reserva nacional para satisfacer las necesidades de los estados en las próximas semanas. "Nuestra actitud aquí es que estamos solos", dijo.

Los pacientes críticos con COVID-19 necesitan respiradores; algunos permanecen en las máquinas durante 20 a 30 días, mucho más que el promedio típico de dos a tres días para los pacientes que no tienen COVID-19. Hay menos rotación y una necesidad cada vez mayor. Una cuarta parte de los pacientes hospitalizados por coronavirus en el estado están en UCI. Cuomo ha adquirido miles de estas máquinas salvavidas en las últimas semanas y dijo el jueves que sabe "dónde está cada ventilador en el estado". Todavía está tratando de comprar más, diciendo: "estamos tomando medidas extraordinarias para mover los ventiladores para satisfacer la necesidad".

El principal grupo médico de Nueva York dijo a los hospitales el jueves que estén listos para tomar decisiones rápidas de racionamiento, y advirtió que tener que elegir quién vive y muere intensificará el agotamiento existente entre los médicos.

"En este punto, deberán tomarse las decisiones más difíciles que enfrentan los médicos. Ya, algunos médicos de emergencias están informando que se les dice el equivalente a 'Usen su mejor criterio. Están solos", dijo la Sociedad Médica del Estado de Nueva York dijo en un comunicado.

En ninguna parte de Estados Unidos la crisis es más profunda que en la ciudad de Nueva York en este momento.

La cifra de casos confirmados del coronavirus o COVID-19 en todo el mundo ha superado la barrera del millón, según la universidad Johns Hopkins, que lleva un mapa universal que ha servido de maxima referencia desde el inicio de la pandemia. 

Nueva directriz de Nueva York: cubra su rostro (simplemente no use una máscara quirúrgica)

Cúbrase antes de salir: ese es el nuevo mensaje que De Blasio tiene para todos los residentes de la ciudad, ya sea que se sienta enfermo o no. Y, aún así, manténgase a 6 pies de distancia de los demás.

De Blasio anunció el jueves que se recomienda a todos los residentes de la ciudad que usen máscaras faciales en cualquier momento cuando salgan en público. El alcalde no recomendó el uso de máscaras quirúrgicas o profesionales, alentando a las personas a usar artículos ya disponibles o hacerlos en casa con diferentes materiales. Si sigue la ruta casera, asegúrese de que la máscara cubra su nariz y boca; puede limpiarlo a mano diariamente con agua tibia y jabón y luego dejarlo secar.

Cualquier cosa, como bufandas o pañuelos, funcionaría, dijo De Blasio, especificando estrictamente que "no necesita ser una máscara quirúrgica profesional. De hecho, no queremos que use las máscaras que usan nuestro personal médico".

Más Pruebas y Reiniciar la Economía

Los números continuarán aumentando a medida que más personas sean evaluadas, dicen las autoridades. Nueva York ha representado alrededor del 25 por ciento de todas las pruebas de COVID-19 en Estados Unidos hasta la fecha, dijo Cuomo. Es un logro, señaló: encontrar los casos, aislar los positivos y tratarlos. Eso, junto con el distanciamiento social y las restricciones comerciales vigentes, frenará la propagación de la infección.

El impacto económico ha sido vertiginoso en todos los niveles. El nuevo número de personas que presentaron reclamos por desempleo por primera vez se duplicó la semana pasada a 6.6 millones, casi 10 veces el récord previo a la pandemia. Antes de esta crisis, los reclamos semanales de desempleo nunca habían superado los 700,000 en la historia de los Estados Unidos.

Trump firmó tres proyectos de ley de estímulo en tres semanas, el último por un valor de $ 2.2 billones con la promesa de enviar a millones de estadounidenses cheques de alivio por la pandemia. Pero esos cheques podrían no llegarle durante meses a varias personas, revela un nuevo memorando del gobierno al Congreso. Se está preparando un cuarto proyecto de ley, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que se centraría en la recuperación de la crisis. Sin embargo, para cuando llegue el momento, puede ser demasiado tarde para poder salvar muchas pequeñas empresas. Una nueva encuesta dice que un tercio de ellos no puede durar otros tres meses bajo la presión actual.

La salud pública y la economía no son prioridades mutuamente exclusivas, dijo Cuomo. Lleve las pruebas a escala rápidamente: hágalo más rápido, más fácil, en el hogar y capaz de que millones se hagan la prueba, dice, e identificará a cientos de miles de personas que "pueden volver a trabajar mañana".

El gobernador dijo que había 500,000 nuevos kits de prueba que se distribuían en todo el estado, y otra compañía donó 100,000 tubos para realizar más pruebas.

Fauci dice que se están realizando pruebas más escalables a nivel nacional. Mientras tanto, las pruebas rápidas están disponibles localmente.

La semana pasada, la FDA aprobó como recurso de emergencia la prueba rápida de COVID-19 de Abbott Laboratories en consultorios médicos y centros de atención urgente. La prueba arroja resultados positivos en tan solo 5 minutos y resultados negativos en 13 minutos. Tres ubicaciones de American Family Care en Long Island dicen que comenzarán a usar la prueba el miércoles, convirtiéndose en los primeros proveedores de atención médica del país en hacerlo.

La capacidad de prueba de Nueva Jersey también recibió una gran ayuda el miércoles. Rutgers dice que su RUCDR Infinite Biologics lanzó una prueba genética para el nuevo coronavirus y está utilizando su experiencia e infraestructura de automatización para analizar diariamente hasta decenas de miles de muestras.

La capacidad de prueba de Nueva Jersey también recibió una gran ayuda el miércoles. Rutgers dice que su RUCDR Infinite Biologics lanzó una prueba genética para el nuevo coronavirus y está utilizando su experiencia e infraestructura de automatización para analizar diariamente hasta decenas de miles de muestras.

También ha presentado una solicitud de autorización de uso de emergencia para un método de recolección de saliva para ampliar el cribado de la población. El proyecto ayudará a frenar la propagación identificando más casos positivos y permitirá que el personal médico infectado vuelva a trabajar más rápido después de recuperarse y dar negativo, dice Rutgers.

Los gobernadores también están tomando en cuenta medicamentos experimentales en busca de frenar la crisis. Nueva York comenzó a utilizar un ensayo clínico para un tratamiento farmacológico experimental el martes y planea ser el primer estado de la nación en tratar de curar a pacientes críticamente enfermos usando plasma de personas recuperadas - un proceso llamado plasma convaleciente que se utilizó durante la epidemia de gripe de 1918. Al momento, todas las opciones están sobre la mesa.

¿Qué podemos anticipar?

¿Cuándo veremos mejoría? Investigaciones recientes de la Universidad de Columbia ofrecen algunas proyecciones basadas en nuevos estimados que sugieren que los casos nuevos deberán disminuir durante al menos 10 días consecutivos. Pero aún es muy temprano para saberlo.

Las profundidades del brote, y su impacto, son incomprensibles en este punto, pero definitivamente catastróficas: se han perdido miles de millones de dólares y se perderán más; muchos han muerto, muchos más se han enfermado.

La Organización Mundial de la Salud declaró el nuevo coronavirus como una pandemia, el primer coronavirus en ganar dicha distinción. Es novedoso, eso significa que es nuevo y nadie tiene inmunidad.

A nivel nacional, NBC News estima que más de 300,000 personas han sido infectadas y al menos 8,000 han muerto. Nuevas proyecciones de la Casa Blanca sugieren que hasta 240,000 estadounidenses podrían morir para cuando la pandemia baje incluso si se siguen las pautas de distanciamiento social.

Contáctanos