batalla entre estados vecinos

‘NJ no es la alcancía de NY’: Legisladores responden al plan de imponer tarifas por congestión

Los legisladores de Nueva Jersey plantean imponer tarifas a los neoyorquinos. "Les daremos una prueba de su propia medicina", señalan.

gwb

Los legisladores del Estado Jardín prometen luchar contra un peaje propuesto por la congestión de la Ciudad de Nueva York con una tarifa impuesta a los conductores de Nueva Jersey y otros estados que viajan a la Gran Manzana. 

El representante Josh Gottheimer, demócrata por Wyckoff, dijo que trabaja en una nueva legislación para agregar lo que llamó un impuesto sobre las ventas en cada cruce entre Nueva Jersey / Nueva York, así como peajes para todos los residentes que no sean de Nueva Jersey.

El plan de congestión de Nueva York impondría un peaje a los automovilistas que ingresen a Manhattan por debajo de la calle 60 durante las horas pico. Nueva York recibió la aprobación clave a fines de marzo para seguir adelante con el plan.

Gottheimer, el senador estatal Joe Lagana, la asambleísta Lisa Swain y el asambleísta Chris Tully se congregaron en Paramus el lunes para anunciar una nueva legislación que reembolsaría a los conductores afectados por el plan de Nueva York.

Los cobros de la congestión de Manhattan podrían costarles a los conductores de Nueva Jersey que viajan a la ciudad de Nueva York hasta $3,000 más al año en peajes, dijo Gottheimer. El peaje se impondría a los automóviles que ingresan a la zona independientemente de su procedencia.

La tarifa de congestión no se ha anunciado, pero en 2019, una propuesta pedía una tarifa de $11.52 para automóviles y $25.34 para camiones. Se estima que Nueva York podría obtener $1 mil millones anuales en ingresos por la tarifa, que se destinarían a la renovación de los sistemas de autobuses y metro, según The Associated Press.

Lagana dijo que ha conversado con el presidente del Senado de Nueva Jersey, Steve Sweeney, quien expresó su voluntad de seguir adelante con la propuesta. Swain también señalaron que ella y Tully presentaron una resolución que se opone al plan de Nueva York.

"Simplemente no podemos esperar que una recuperación sólida y un regreso al trabajo presencial tengan éxito si los trabajadores esenciales en la Ciudad de Nueva York están siendo penalizados simplemente por ir a sus trabajos", dijo Lagana. "Nueva Jersey no es la alcancía de la Ciudad de Nueva York".

Si se aprueba, la Ciudad de Nueva York sería la primera ciudad del país en implementar peajes por congestión.

Gottheimer dijo que Nueva York estaba haciendo lo "impensable" al tratar de promulgar el plan. Y añadió que los conductores de Nueva Jersey estarían exentos del impuesto de Nueva Jersey, pues "ya es suficiente".

El dinero recaudado del impuesto a las ventas iría a un "fondo de desgravación fiscal por congestión" que reembolsaría a los conductores de Nueva Jersey que pagan el impuesto a la congestión de Nueva York. Si Nueva York se abstiene de imponer los peajes por congestión, dijo, los legisladores de Nueva Jersey también se abstendrían de poner en marcha su plan.

"En resumen, Nueva York atacará nuestras billeteras y atacará a nuestras familias", dijo Gottheimer. "Les daremos una prueba de su propia medicina".

Gottheimer indicó que el precio de la congestión va en contra del espíritu cooperativo que los dos estados suelen compartir, y señaló el paquete de financiación de estímulo de $14, 000 millones, que ayudará en parte al sistema de tránsito de Nueva York, algo por lo que también luchó Nueva Jersey.

"Quieren más y creen que somos su cajero automático aquí en Jersey", dijo Gottheimer. 

Contáctanos