Asesinato en Nueva Jersey

Muere en prisión sujeto que violó y mató a pequeña que lo visitó para venderle galletas

El hombre murió el pasado 5 de junio mientras cumplía su condena en una prisión estatal.

Un hombre de Nueva Jersey que violó y mató a una niña exploradora de 7 años cuando tocó su puerta para venderle galletas murió en prisión, según los informes.

Joseph McGowan fue sentenciado a cadena perpetua tras el horrendo asesinato de Joan D'Alessandro en 1973. El hombre murió el pasado 5 de junio mientras cumplía su condena en la prisión estatal de South Woods en el condado de Cumberland, dijo el Departamento de Correcciones de Nueva Jersey, según NorthJersey.com.

Su causa de muerte no se reveló de inmediato.

McGowan trabajaba como profesor de química y vivía a tres puertas de Joan en un edificio en la localidad de Hillsdale

“Ella dijo: 'Adiós, mami. Vuelvo enseguida", narró Rosemarie D’Alessandro a News 12 sobre las últimas palabras de su hija.

McGowan admitió el asesinato y el cuerpo de la pequeña Joan fue encontrado más tarde en el Parque Estatal Harriman de Nueva York.

Fue sentenciado a cadena perpetua por el crimen, pero aún era candidato a la libertad condicional, dijo la familia.

McGowan no logró convencer por última vez a la Junta de Libertad Condicional en 2009 y habría tenido otra oportunidad en 2025.

"El primer pensamiento que me vino a la mente es que ahora podríamos concentrarnos en el 50 aniversario del impactante y amoroso legado de Joan, se cumplirán 50 años en 2023", dijo D'Alessandro al medio, y calificó las audiencias de libertad condicional como una "tortura".

"No tendremos que usar el tiempo y la energía para luchar para mantenerlo en prisión".

Tras el asesinato de su hija, D'Alessandro ayudó a crear la "Ley de Joan", que impide que los delincuentes que asesinan a niños menores de 14 años en relación con un delito sexual se beneficien de la posibilidad de obtener la libertad condicional.

En 1998, se aprobó una versión similar de la ley a nivel federal.

"A Joan la podrían haber puesto en un cementerio y dejarla allí", dijo la madre sobre la creación de la ley.

“No quería dejar a Joan allí. Quería que la recordaran, que la conocieran. Ella defendió a los demás, yo la iba a defender".

Si bien la Ley de Joan no se habría aplicado a McGowan, pues se aprobó después de su condena, D'Alessandro está agradecida de que su celda se haya convertido en su tumba.

"Estoy tan agradecida de que no haya salido", le dijo a News 12.

"Así que de esta manera ningún otro niño, ningún otro adulto puede perder la vida y sufrir mucho, y por eso estoy tan agradecida".

Contáctanos