confrontamiento racial

Fiscalía: mujer en video de confrontación racial en Central Park recibe cargo por reporte falso de agresión

El video viral muestra a la mujer de tez blanca en mayo llamando a la Policía para acusar a un hombre afroamericano de que este la estaba amenazando después de tener un desacuerdo sobre ponerle la correa a su perro.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Amy Cooper, la mujer de tez blanca vista en un video que se hizo viral en mayo tras un enfrentamiento con Christian Cooper, un hombre afroamericano, enfrentará un cargo de delito menor.
  • Los fiscales dicen que Amy Cooper llamó al 9-1-1 y dijo que Christian Cooper intentó agredirla, antes de admitir a la policía que nunca sucedió.
  • El video del incidente se convirtió en una sensación viral mundial y ayudó a generar una conversación más amplia sobre el uso indebido de reportes falsos a la Policía.

NUEVA YORK - La mujer de tez blanca que fue vista llamando a la policía de la ciudad de Nueva York para acusar a un hombre afroamericano de amenazarla durante una confrontación captada en cámara en Central Park en mayo, recibió un cargo por acusar falsamente al hombre de intentar agredirla; así lo dio a conocer el miércoles la oficina del fiscal del distrito de Manhattan.

Si bien, ya se sabía que Amy Cooper llamó al 9-1-1 para reportar a Christian Cooper sobre el supuesto incidente de mayo, la oficina del fiscal dijo el miércoles que hubo una segunda llamada, no reportada previamente, en la que Amy Cooper afirmó nuevamente que Christian Cooper la amenazó y también dijo a los operadores que "intentó agredirla". Cuando llegó la policía, admitió que no había habido ninguna agresión, dijeron los fiscales.

Ella enfrenta un cargo de informar falsamente sobre un incidente en tercer grado.

“Como se alega en la denuncia, Amy Cooper participó en una conducta criminal racista cuando acusó falsamente a un hombre afroamericano de intentar agredirla en una segunda llamada no reportada previamente por un operador del 9-1-1. Afortunadamente, nadie resultó herido o muerto durante la respuesta de la policía a la mentira de la Sra.Cooper ", dijo el fiscal Cyrus Vance en un comunicado.

La oficina de Vance dijo que el asistente ejecutivo Joan Illuzzi, el jefe de la división de juicios, está manejando personalmente el procesamiento del caso. Durante una audiencia el miércoles, los fiscales acordaron suspender la sesión durante cuatro semanas mientras las partes discutían la posibilidad de que Amy Cooper participara en algún tipo de programa comunitario de educación y anti-racismo.

Amy Cooper se disculpó dentro de las 24 horas posteriores al incidente, que fue grabado por el mismo Christian Cooper, quien no tiene relación con ella, y que se volvió viral en las redes sociales. La indignación aumentó, y hasta los funcionarios electos pidieron el arresto de la mujer quien perdió su trabajo por eso.

El video muestra a la exejecutiva de la compañía de seguros diciéndole frenéticamente al Departamento de Policía de Nueva York que estaba siendo amenazada después de que Christian Cooper le pidió que amarrara a su perro en la sección The Ramble de Central Park donde se requiere que los perros tengan su correa todo el tiempo.

En el video, se ve a Amy Cooper pidiéndole a Christian Cooper que deje de grabarla, o llamaría a la policía y les diría que "hay un hombre afroamericano que amenaza con mi vida". Repitió la declaración varias veces, cada vez sonando más angustiada, mientras parecía llamar al servicio de emergencias 911.

Mientras tanto, Christian Cooper no pareció acercarse más a Amy Cooper. Este le dijo a nuestra cadena hermana NBC New York que es un observador de aves y que estaba en un lugar popular para realizar esta actividad la mañana del enfrentamiento. Dijo que solo le pidió a Amy Cooper que le pusiera a su perro la correa porque es obligatorio hacerlo en esa área a todo momento.

Cuando Amy Cooper se negó, él dice que le ofreció una golosina a su perro y comenzó a grabar el incidente. Amy Cooper luego le dijo a NBC 4 New York que ella reaccionó exageradamente, pero afirmó que el hombre estaba gritando y se sintió amenazada porque no sabía qué había en las golosinas para perros. También negó las acusaciones de racismo.

"Me disculpo sincera y humildemente con todos, especialmente con ese hombre y su familia", dijo en una llamada telefónica. "Fue inaceptable y me disculpo humilde y plenamente con todos los que vieron ese video, todos los que se sintieron ofendidos...todos los que piensan en mí de manera más baja y entiendo por qué lo hacen".

Christian Cooper dijo que en ese momento la única forma en que pudo haber evitado que el perro se comiera el premio era poniéndola con la correa, y agregó: "En algún momento, decidió que iba a jugar la carta de la carrera, supongo".

Cuando Christian Cooper se negó a dejar de grabarla, Amy Cooper agarró el collar de su perro y se alejó de él para llamar a la policía, muestra el video. En un momento, el perro parecía estar a punto de ahogarse con el tirón de la correa. Amy Cooper entregó voluntariamente a su perro a un refugio después de que el video provocara gritos de crueldad hacia los animales, pero luego le regresaron el canino.

Christian Cooper dijo poco después del enfrentamiento que continuó grabando porque no iba a dejarse intimidar. "No voy a participar en mi propia deshumanización. No voy a alimentar esto", dijo.

"Vivimos en una época de Ahmaud Arbery en la que los hombres afroamericanos son asesinados a tiros por las suposiciones que la gente hace sobre nosotros y yo simplemente no voy a participar en eso", dijo Christian Cooper a NBC New York.

Para cuando llegaron los oficiales, Christian Cooper ya se había ido. Más de 40 millones de personas vieron el video dentro de las 48 horas posteriores a su publicación.

El alcalde Bill de Blasio lo describió en ese momento como "racismo, simple y llanamente".

Contáctanos