Cheques de estímulo

¡Alerta! Así es como estafadores se han apoderado de millones en pagos de estímulo

Los estafadores ya afilan los anzuelos para adueñarse de la ayuda que tanto ansían las familias estadounidenses.

Telemundo

Los estadounidenses perdieron más de $ 211 millones por las estafas relacionadas con el  COVID-19 y los pagos de estímulo, según la Comisión Federal de Comercio. La agencia ha recibido más de 275,600 quejas desde enero.

Si bien la actividad de fraude ha bajado de los máximos registrados a principios de año, es probable que vuelva a incrementarse ahora que el presidente Donald Trump ha firmado el paquete de ayuda de $ 900 mil millones.

Esto se debe a que la legislación incluye disposiciones para una segunda ronda de pagos de estímulo de $ 600 por contribuyente, incluidos los hijos dependientes menores de 17 años.

El IRS depositó los primeros pagos la noche del martes y el miércoles envió por correo postal los primeros cheques en papel y tarjetas de débito.

Sin embargo, la persistente incertidumbre que rodea a la segunda ronda de pagos de estímulo crea la tormenta perfecta para los estafadores, que ya afilan sus anzuelos para adueñarse de la ayuda que tanto ansían las familias estadounidenses.

Estas son las cinco señales de alerta comunes que, según los expertos, podrían indicar una estafa.

1. LLAMADAS O CORREOS ELECTRÓNICOS NO SOLICITADOS

La tecnología de suplantación de identidad ha facilitado más que nunca que los estafadores logren hacerse pasar por personal de agencias gubernamentales. Para protegerse, la mayoría de los expertos recomiendan que los consumidores eviten contestar llamadas de números de teléfono desconocidos. Es mejor dejar que la llamada entre directo al correo de voz para un mayor escrutinio.

"Debe ser muy cauteloso con los correos electrónicos entrantes o llamadas telefónicas que supuestamente provienen del IRS, el Departamento del Tesoro, una agencia estatal de beneficios por desempleo, etc.", dijo a CNBC Ted Rossman, analista de la industria crediticia de CreditCards.com.

Si recibe una llamada o un mensaje que cree que proviene de una agencia gubernamental, entonces comuníquese al número de confianza o que figura en el sitio oficial, en lugar de responder directamente a una llamada o correo electrónico, aconsejó Rossman.

Si responde una llamada y se trata de su pago de estímulo, tenga en cuenta que las agencias gubernamentales no le pedirán que pague nada por adelantado para recibir sus fondos. "Cualquiera que lo haga es un estafador", advirtió Jennifer Leach, directora asociada de la División de Educación Empresarial y del Consumidor de la FTC.

Además, las agencias gubernamentales “no llamarán, enviarán mensajes de texto, enviarán correos electrónicos ni se comunicarán contigo en las redes sociales para pedirte tu número de Seguro Social, cuenta bancaria o tarjeta de crédito”, indicó Leach.

2. MENSAJES QUE PIDEN "VERIFICAR" O PROPORCIONAR INFORMACIÓN

Cuando se trata de correos electrónicos y mensajes de texto, los consumidores deben desconfiar de cualquiera que tenga instrucciones que lo alienten a hacer clic en un enlace para "solicitar pagos de beneficios", según Better Business Bureau. También tenga cuidado con cualquier mensaje que le pida que "verifique" su información personal, según la oficina de Moody.

“El IRS no llamará, enviará mensajes de texto o correo electrónico a nadie para verificar su información”, escribió el Centro de Recursos de Robo de Identidad en un blog reciente que advirtió sobre las estafas de cheques de estímulo.

BBB Scam Tracker ha descubierto que una estafa común de cheques de estímulo ocurre cuando recibe un correo electrónico o un mensaje en el que se le pide que haga clic en un enlace que lo lleva a una solicitud falsa para completar para "asegurar que está recibiendo todos los pagos que se le deben”. Pero, por lo general, esta es solo una forma en que los estafadores obtienen sus datos personales para el robo de identidad.

3. TÁCTICAS DE ALTA PRESIÓN

Otro gran indicio de que una llamada o un mensaje es de un estafador es si dice que necesita información confidencial de inmediato. Por lo general, es una señal de alerta si la persona al teléfono presiona para que usted provea información de inmediato o si hay amenazas de que perderá su pago de estímulo si no se toman medidas inmediatas.

"Tómese un respiro", recomienda Ron Schlecht, socio gerente de la empresa de ciberseguridad BTB Security. “No permita que lo apresuren a comprar algo o revelar información”, dijo Schlecht a CNBC Make It a principios de este año.

4. LE PIDEN QUE PAGUE UNA TARIFA

Una estafa común que surgió durante la última ronda de cheques de estímulo son los estafadores que ofrecen pagos más rápidos, o incluso fondos adicionales, por una pequeña "tarifa de procesamiento", la cual se paga con una tarjeta de débito o regalo prepaga, según BBB Scam Tracker.

Pero el IRS no cobra ninguna tarifa ni tiene el poder de agilizar un pago o aumentar los fondos. Las fuerzas del orden han visto un aumento de reportes de falsas ofertas de anticipos en efectivo a una tasa de interés muy alta que suma mucho más que el cheque de estímulo, dice Quentin Rhoads-Herrera, director de servicios profesionales de la firma de ciberseguridad CRITICALSTART.

“Si alguien ofrece un anticipo en efectivo sobre su cheque de estímulo, esté muy consciente de los términos y condiciones subyacentes de esa oferta, porque es probable que sea una estafa”, expresó Rhoads-Herrera.

5. CHEQUES FALSOS QUE PARECEN PROVENIR DEL GOBIERNO

Una de las estafas que, según los expertos, es probable que reaparezca durante la segunda ronda de pagos de estímulo son los cheques falsos. "Hemos visto muchas estafas que involucran cheques falsos que parecen cheques del gobierno", advirtió Paige Schaffer, directora ejecutiva de servicios de identidad global y protección cibernética en Generali Global Assistance.

Por lo general, la estafa comienza cuando un destinatario recibe un cheque y lo deposita en su cuenta bancaria. Luego, los estafadores se acercan y les hacen saber que la cantidad era incorrecta y les piden que devuelvan los fondos pagados en exceso, dice Schaffer. Pero cuando el banco completa la revisión del cheque y determina que es falso, la víctima pierde tanto el dinero que "se suponía" que debía recibir como el monto del excedente "no intencional" que probablemente devolvió, indicó Schaffer.

Para protegerse, Better Business Bureau recomienda hacer una investigación para asegurarse de que el cheque sea real y verificar si la agencia u organización gubernamental que emite el pago realmente existe. “Los estafadores a menudo inventan nombres de agencias y / o subvenciones”, señaló.

Recuerde que puede verificar el estado de su pago de estímulo directamente con el IRS.

Contáctanos