Marines en apuros, se fueron de viaje y el menú era de infarto