Colombia quiere dejar el debut atrás