CORONAVIRUS EN NY

Mueren más de 50 personas por el COVID-19 en un centro para veteranos en Long Island

El centro colocó el viernes banderas a media asta para honrar a las personas que habían perdido la vida.

Telemundo

Nueva York – Un hogar para veteranos en Long Island se convirtió en una de las instalaciones en el área triestatal donde sus residentes han sido fuertemente afectados por el COVID-19. Hasta el momento 52 personas han muerto y 65 están enfermas.

El centro colocó el viernes banderas a media asta para honrar a las personas que habían perdido la vida.

La hija de uno de los residentes, John Milone, de 99 años, un veterano de la Segunda Guerra Mundial que ha vivido en la casa durante más de siete años, dijo que el centro no manejó la crisis del coronavirus de manera correcta. Kathy Caruso señaló que un residente alojado cerca de su padre dio positivo al coronavirus en marzo, pero cuando preguntó si esa persona había sido aislada, un empleado le dijo que no.

"Ella dijo que no, que él estaba con todos los demás, y yo dije: Dios mío, esto no es en serio", dijo Caruso a nuestra cadena hermana NBC New York. "La enfermedad no debió extenderse a tantos residentes, tuvieron que aislar a los que estaban enfermos".

Días después, el padre de Caruso dio positivo y tuvo que ser hospitalizado, y este es solo uno de los casos de docenas de personas enfermas en el centro. Además de los residentes, 53 miembros del personal, de los 114 que trabajan allí, también dieron positivo al virus.

Sin embargo, en el sitio web de la casa de veteranos se lee que los residentes enfermos han sido sometidos a restricciones de cuarentena adecuadas, y que el centro sigue las pautas de los CDC, VA y el Departamento de Salud del Estado de Nueva York. Las autoridades dijeron que el personal "lamenta la pérdida de los residentes, ya que son héroes que nos han enseñado a lo largo de los años sobre la valentía, el coraje y el honor".

El padre de Caruso, que sobrevivió al hundimiento de un portaaviones en 1942, ha permanecido hospitalizado desde el día de Pascua. Y ahora está en otra lucha difícil por salvar su vida, y debe hacerlo sin su familia.

"La parte más dura es saber que podría haberse evitado", dijo Caruso. Por otro lado, elogió al personal y dijo que cuando su padre se recupere, volverá al centro, pero se pregunta si podría haberse evitado.

"Supliqué y supliqué y les dije que aislaran a las personas antes de que fuera demasiado tarde y les envié correos electrónicos sin respuestas", dijo.

El gobierno federal también está bajo presión para rastrear las muertes en estos centros de atención debido a las asombrosas tasas de mortalidad.

Muchos estados se han sumado a la falta de transparencia al publicar solo el total de infecciones y muertes y no detalles sobre brotes específicos. El principal de ellos es el estado de Nueva York donde las muertes en hogares de ancianos han representado alrededor del 22 por ciento del total de muertes del estado, pero, hasta ahora, se ha negado a detallar brotes específicos, citando preocupaciones de privacidad.

El gobernador Andrew Cuomo dijo el jueves que el Departamento de Salud del Estado y la oficina de la Procuradora General del Estado, Letitia James, investigarían para ver cómo los hogares de ancianos cumplen con las regulaciones, incluida la alerta a todos los residentes y sus familiares de casos y muertes por coronavirus. Las instalaciones no conformes podrían enfrentar multas de $10,000 por violación o perder sus licencias.

También ha habido numerosos casos en Nueva Jersey donde decenas de residentes han muerto, algunos viviendo en condiciones miserables, incluso antes de que estallara la pandemia. Un hogar en Elizabeth ha tenido hasta 65 muertes relacionadas con el COVID-19.

Contáctanos