CORONAVIRUS EN NY

El número de nuevas hospitalizaciones en NY es el más bajo desde marzo; confirman la muerte de un tecer niño

Hasta la fecha, se han perdido más de 33,000 vidas en el área triestatal relacionadas al COVID-19, aunque la cifra real es probablemente mayor. El número de casos confirmados superó el medio millón, aunque la infección también está probablemente más extendida.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Más de 33,000 personas en el área triestatal han muerto a causa del COVID-19, aunque las autoridades reconocen que la cifra real es probablemente mayor; otros indicadores como la tasa de infección y las hospitalizaciones totales continúan disminuyendo lentamente
  • El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, firmó una orden ejecutiva que extiende su autoridad legal para retrasar la fecha límite actual del 15 de mayo como parte de la orden de "PAUSA"
  • El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijo el viernes que los dos principales sitios de pruebas del estado ahora proporcionarán pruebas a los residentes asintomáticos; el número de muertos subió a  9,116 el sábado

El alcalde Bill de Blasio confirma 38 casos de niños con Síndrome Inflamatorio Multisistémico en la ciudad de Nueva York. Otros 9 casos están pendientes.

El Gobernador de Nueva York Andrew Cuomo firmó una orden ejecutiva que extendió la autoridad legal subyacente para la Orden de Emergencia, pero no modificó el texto de las directivas de la orden de "PAUSA" y, por lo tanto, "la fecha de vencimiento del 15 de mayo aún se mantiene hasta nuevo aviso", dijo la secretaria del gobernador, Melissa DeRosa.

El gobernador dijo durante semanas que esperaba permitir que su directiva de cierre expirara después del 15 de mayo en algunas partes del estado, en aquellas menos afectadas, mientras que las iba a ampliar en otras. En una entrevista en "The Late Show With Stephen Colbert", el jueves por la noche, indicó que algunas regiones comenzarían a reabrir "en aproximadamente una semana", pero no ofreció ningún detalle adicional en su sesión informativa al día siguiente.

"Cuando lleguemos al 15 de mayo, expondré los números", dijo Cuomo cuando se le preguntó sobre la directiva el viernes. "No hay duda de que este es un período terrible, pero tenemos que superarlo. Si cometemos un error y actuamos demasiado rápido, la situación solo empeorará y solo se alargará".

Parece probable que algunas partes del norte y oeste del estado estén listas para reabrir, pero todavía hay 21 códigos postales de Nueva York cuyos números de casos de COVID-19 siguen siendo demasiado altos (y están afectando desproporcionadamente a las comunidades de color). El sábado el gobernador anunció la apertura de 24 centros de pruebas en iglesias para llegar a las personas de estas comunidades y las más afectadas por la pandemia.

"Los casos y cifras en Upstate Nueva York es dramáticament diferente a la otra parte del Estado; por eso, hablaremos sobre la reapertura de la construcción y la fabricación en esta parte de Nueva York", dijo Cuomo.

El estado de Nueva York reportó 572 nuevas hospitalizaciones el sábado, el número más bajo desde mediados de marzo. Esta es una señal del progreso del estado desde que se aplanó la curva ya que las hospitalizaciones e intubaciones están disminuyendo de manera constante; sin embargo, de manera lenta.

A pesar de las buenas noticias, Cuomo dijo que la adición de 226 muertes relacionadas al coronavirus resaltó el número de muertes "dolorosas" del estado. El número de muertes del sábado reflejó un promedio de los cinco días anteriores y coincidió con el número reportado el 3 de mayo.

Hasta el sábado, el estado de Nueva York había confirmado 21,271 muertes por el virus, y Cuomo agregó otros 226 a la cifra. La ciudad de Nueva York informa otras 5,327 posibles muertes por COVID-19, que combinadas con las 14,505 muertes confirmadas por el estado en los cinco condados elevan la cifra de la ciudad a casi 20,000.

Hay tanto que aún no sabemos sobre este virus, dijo el gobernador el viernes. Incluso los principales científicos y líderes de salud del mundo no lo entienden completamente. El virus ha mutado a una cepa más contagiosa desde su aparición en China.

Alguna vez se pensó en gran medida que los niños no serían afectados per el sábado se salvaron. Ahora, el sábado el gobernador confirmo la muerte de un tercer niño por una enfermedad extraña relacionada al COVID-19.

NYC limita la capacidad en algunos parques, defiende la aplicación de la distancia social

El gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill de Blasio cambiaron sus estrategias para evitar las aglomeraciones al estar conscientes de la necesidad de mantener el progreso en las cifras en el estado y al presenciar como otros estados se han visto perjudicados al aliviar restricciones tal vez demasiado rápido.

Ambos se enfrentan con la respuesta que tengan las personas en los próximos meses al manejar el distanciamiento individual durante las temperaturas de la primavera y el verano que hace que el proceso sea más difícil.

"Este puede ser el lugar más difícil para implementar este tipo de estrategias, pero, aún así los residentes lo han estado haciendo de una manera increíble, impresionante y extraordinaria", dijo de Blasio el viernes.

A partir de este fin de semana, la ciudad limitará la capacidad en los muelles de Hudson River Park 45 y 46, donde se ha visto gran cantidad de personas. Se espera una mayor presencia de la policía de Nueva York, dijo de Blasio. Domino Park será monitoreado de cerca y otros parques podrían tener más adelante capacidad limitada.

La ciudad de Nueva York ha estado aplicando el protocolo de distanciamiento social durante semanas; solo el fin de semana pasado, se emitieron 51 multas. También se han arrestado a personas, aunque en menor cantidad, y muchos de ellos han generado críticas, y algunos defensores comparan la aplicación del distanciamiento social con la polémica medida de detención y registro "stop and frisk".

Los datos recientemente publicados de la oficina del fiscal de distrito de Brooklyn muestran que de las 40 personas arrestadas por violaciones de distanciamiento social desde mediados de marzo, solo una era blanca. Treinta y cinco eran afroamericanos, mientras que cuatro eran latinos. Todos los casos fueron descartados.

El viernes, el Departamento de Policía de Nueva York publicó datos más completos que muestran que emitió desde el 16 de marzo 374 multas por "violaciones de los procedimientos de emergencia y actos que probablemente propaguen enfermedades" en toda la ciudad. Ochenta y un por ciento de ellos fueron a personas afroamericanas o latinas.

De Blasio reconoció que algunos de los datos eran alarmantes y dijo que la ciudad seguirá mejorando la capacitación y los protocolos en el futuro. Las invocaciones y arrestos aún pueden ser necesarios a veces.

La Asociación Benevolente de los Sargentos criticó las políticas de distanciamiento social del alcalde con el argumento de que no tienen orientación sobre cómo hacer cumplir las medidas, dijo el presidente del sindicato, Ed Mullins, en una carta al comisionado de policía de Nueva York, Dermot Shea.

"No tenemos una idea clara de cómo se pretende implementar esta nueva orden, y prevemos una repetición de las mismas dificultades de ejecución que ya hemos experimentado, incluida una repetición de las acusaciones de que mis miembros han violado los derechos civiles de los neoyorquinos", dijo Mullins en una carta. "El imputar la culpa de la disparidad racial a los oficiales de primera línea que intentan hacer cumplir una Orden Ejecutiva vaga y ambigua resalta las preocupaciones de nuestros miembros y es, francamente, ofensivo".

Mullins dijo que ordenar a una persona que no cause disturbios en una calle pública y amenazarla con arrestarlo por no usar una mascarilla puede "destruir las relaciones comunitarias". El sindicato también expresó su descontento con la orden de hacer cumplir una ley que dicen que los fiscales de distrito no están procesando a los delincuentes por presunta violación.

La SBA dijo que fue esa confusión la que llevó a algunos de los incidentes de alto perfil con respecto a los arrestos en la ciudad durante las últimas semanas.

En Nueva Jersey, el gobernador Phil Murphy siempre ha defendido el distanciamiento social. Murphy dice que sin una vacuna o un tratamiento efectivo para el coronavirus, esta medida es la herramienta más efectiva a nuestra disposición.

"El distanciamiento social es todo lo que tenemos para salvar vidas. Las estamos salvando. Pero, necesitamos salvar más", dijo Murphy el viernes. "Sigue practicando tu distanciamiento social. Sigue usando una mascarilla cuando estés en público".

El número de víctimas de Nueva Jersey llegó a 9,116 el sábado, con más de la mitad de esas muertes provenientes de centros de atención para ancianos. Murphy desplegó 120 soldados de la Guardia Nacional en los centros más devastados a partir de este fin de semana; también ha iniciado una investigación sobre la serie de problemas expuestos en hogares de ancianos a nivel estatal.

En general, los números de hospitalizaciones e infecciones del Estado Jardín están disminuyendo. Murphy reabrió parques estatales y campos de golf el fin de semana pasado y dice que vio un cumplimiento abrumador del distanciamiento físico y el protocolo para cubrirse la cara.

"Eso nos ha dado más confianza de que podemos seguir dando otros pasos", dijo Murphy en MSNBC el viernes.

El acceso a las pruebas es uno de los puntos claves de Murphy para llevar a Nueva Jersey al camino hacia la recuperación. El viernes, anunció que los sitios de pruebas del estado en Bergen Community College y PNC Banks Art Center comenzarán a proporcionar pruebas a los residentes asintomáticos.

Mientras Nueva York y Nueva Jersey se concentran en reducir aún más los números, Connecticut tiene a la vista una reapertura modificada en las próximas semanas. Si bien las reglas de distanciamiento social, y las de exigir mascarillas en público, seguirán vigentes, algunas se modificarán ligeramente. Se permitirán reuniones, pero limitadas a cinco personas. Y a los residentes mayores de 65 años todavía se les pide quedarse en casa.

En cuanto a la reapertura suave del estado, los restaurantes pueden servir a los comensales siempre que tengan áreas al aire libre y operen al 50 por ciento de su capacidad o menos; Las barras permanecerán cerradas. Los menús serán desechables, digitales o escritos en una pizarra. Las oficinas, tiendas minoristas y salones de belleza también se reabrirán con límites estrictos en cuanto a personal, espacio y clientes.

Se han confirmado 333,122 casos en Nueva York, 137,085 en Nueva Jersey y 32,984 en Connecticut, aunque los expertos reconocen que el virus probablemente esté mucho más extendido. La ciudad de Nueva York tiene más de 183,000 casos confirmados, pero las pruebas tempranas de anticuerpos sugieren que hasta 2.1 millones pueden haberse infectado en algún momento.

A nivel nacional, casi 1.3 millones de personas han sido diagnosticadas con COVID-19. Más de 77,000 han muerto.

Contáctanos