CORONAVIRUS EN NY

Honran a paramédico voluntario en Nueva York que murió por el COVID-19

Paul Cary, de 66 años, quien trabajó 32 años como paramédico de bomberos en los suburbios de Denver, murió el 30 de abril, un mes después de que comenzó a trabajar como voluntario en Nueva York.

Telemundo

NUEVA YORK - Un paramédico retirado de Colorado, que murió de coronavirus después de ofrecerse como voluntario para ayudar a combatir la pandemia en la ciudad de Nueva York, fue honrado el domingo cuando su cuerpo regresó a Denver.

Paul Cary, de 66 años, quien trabajó 32 años como paramédico de bomberos en los suburbios de Denver, murió el 30 de abril, un mes después de que comenzó a trabajar como voluntario en Nueva York. Cary formó parte de una ola de técnicos médicos, doctores y enfermeras de otros estados que vinieron a la ciudad para ayudar a aliviar un sistema de salud que se vio abrumado por la enfermedad.

El gobernador de Colorado, Jared Polis, señaló que Cary había servido "heroicamente" a su comunidad y a su país y había viajado miles de millas para ayudar a otros.

Una gran procesión de camiones de bomberos, de paramédicos y otros vehículos de emergencia manejaron desde el aeropuerto después de que el cuerpo de Cary fue regresado el domingo por la noche.

"Arriesgó su propia salud y seguridad, y dio un paso adelante para hacer lo que podía", dijo Polis en un comunicado. "Nunca puedo expresar lo agradecido que estoy por las personas como Paul, y todos los empleados de nuestros servicios de emergencia que están en la primera línea de este virus".

Cuando se ofreció como voluntario, Cary estaba trabajando con una compañía privada de ambulancias, Ambulnz, de la cual 75 empleados se habían ofrecido para trabajar en Nueva York, según el portavoz de Ambulnz, Josh Weiss.

Cary respondía desde una ubicación en el Bronx a llamadas que iban desde transferencias de pacientes hasta llamadas del 911. Cary estaba planeando quedarse como voluntario por una segunda ronda de un mes antes de enfermarse, dijo Weiss. Pasó sus últimos días con un respirador en el Centro Médico Montefiore, añadió Weiss.

Contáctanos