CORONAVIRUS EN NY

Continúan las infecciones en hogares de ancianos debido a tasas bajas de vacunación

Solo el 55% del personal de los hogares de ancianos de Nueva York está completamente vacunado. Las tasas entre los pacientes son mejores: el 79% de los residentes están completamente vacunados.

Telemundo

Lo que debes saber

  • A pesar de una campaña de vacunación masiva, los hogares de ancianos de Nueva York todavía reportan cientos de infecciones a la semana, ya que algunos residentes y personal no se han vacunado.
  • Los hogares de ancianos en el estado reportaron 782 infecciones entre el personal y los residentes en los 14 días que terminaron el 25 de abril, la mayor cantidad en la nación.
  • Solo el 55% del personal de los hogares de ancianos de Nueva York está completamente vacunado, casi cinco meses desde que se lanzó la campaña de vacunación, según un análisis del Associated Press de los datos proporcionados por el Departamento de Salud del estado. Las tasas entre los pacientes son mejores: el 79% de los residentes están completamente vacunados.

NUEVA YORK -- A pesar de una campaña de vacunación masiva, los hogares de ancianos de Nueva York todavía reportan cientos de infecciones a la semana, ya que algunos residentes y personal no se han vacunado.

Los hogares de ancianos en el estado reportaron 782 infecciones entre el personal y los residentes en los 14 días que terminaron el 25 de abril, la mayor cantidad en la nación.

Solo el 55% del personal de los hogares de ancianos de Nueva York está completamente vacunado, casi cinco meses desde que se lanzó la campaña de vacunación, según un análisis del Associated Press de los datos proporcionados por el Departamento de Salud del estado. Las tasas entre los pacientes son mejores: el 79% de los residentes están completamente vacunados.

Pero algunas áreas se quedan atrás. Solo el 40% del personal y el 63% de los residentes de los hogares de ancianos en Brooklyn están completamente vacunados.

Algunas instalaciones destacan por la falta de avance.

En el Centro de Rehabilitación y Cuidados de Sea Crest en Coney Island de Brooklyn, solo el 25% de los residentes y el 28% del personal han sido completamente vacunados, según datos estatales, una de las peores tasas de Nueva York.

Los pacientes continúan muriendo a causa del virus en ese centro. Diez murieron de COVID-19 durante las cuatro semanas que terminaron el 25 de abril, según datos federales.

Hasta el domingo, 30 residentes tenían infecciones activas de COVID-19 en el hogar de ancianos, según el sitio web del asilo de ancianos.

Otro hogar de ancianos de Brooklyn, el Instituto Schulman y Schachne de Cuidados y Rehabilitación, ha vacunado completamente solo al 31% de su personal.

He aquí las restricciones que aplican.

El Centro Chateau de Rehabilitación y Cuidados en Brooklyn había vacunado solo al 32% de su personal y al 59% de los residentes, según estadísticas estatales. La portavoz Ashley Romano dijo que el asilo de ancianos está tratando de aumentar las tasas de vacunación al brindar a los empleados, pacientes y familias "la última guía sobre control y prevención de infecciones, estadísticas de vacunación, investigación científica y actualizaciones clínicas de ensayos recientes en el área metropolitana de Nueva York y más allá".

Los representantes del Centro de Rehabilitación y Cuidados de Sea Crest no devolvieron las llamadas ni los correos electrónicos solicitando comentarios. Un representante del Instituto Schulman y Schachne declinó hacer comentarios.

El gobernador Andrew Cuomo ha dicho que el estado no puede exigir vacunas a los trabajadores de salud, ni a nadie más, hasta que las vacunas COVID-19 obtengan la aprobación federal completa. En este momento solo solo tiene una aprobación de emergencia.

Aunque las vacunas, que comenzaron en diciembre, no han eliminado el virus por completo en los hogares de ancianos, sin duda han ayudado.

En todo el estado, los hogares de ancianos informaron que 18 residentes con COVID-19 murieron en los siete días que terminaron el 25 de abril, en comparación con los más de 400 que murieron en la semana que terminó el 17 de enero.

Incluso con el descenso de las muertes, la presencia de infecciones en los hogares ha dificultado que algunos vuelvan a tener visitantes externos, incluso en lugares que se benefician de las vacunas.

Desde esta semana se permitirán las visitas de familiares en los centros de ancianos en Nueva York.

En el Bronx, el Hogar Hebreo de Riverdale, que ha vacunado al 86% de los residentes y al 80% del personal, ahora permite visitas al aire libre. Pero según las reglas estatales, no puede permitir que los pacientes vean a sus seres queridos en el interior si alguien en la instalación ha dado positivo por el virus en los últimos 14 días, según David Pomeranz, director de operaciones de la organización matriz del hogar de ancianos.

Algunos asilos de ancianos todavía no permiten abrazos, o solo permiten visitas poco frecuentes de 15 minutos, dijo Karla Abraham-Conley, de Utica, quien se involucró en una campaña en las redes sociales para expandir las visitas después de que no pudo visitar a su madre antes de que muriera en octubre.

La Legislatura estatal aprobó recientemente una ley que requeriría que los hogares de ancianos permitan a los residentes recibir visitas de ciertas personas, incluidos familiares, designados como cuidadores. Se convertirá en ley si el gobernador no la veta o no la firma en unas pocas semanas.

Los reguladores de salud estatales escribirán reglas que detallen la duración y frecuencia de las visitas de los cuidadores y cuántas visitas puede tener un residente a la vez.

Abraham-Conley dijo que espera que la ley permita que más personas vean a sus seres queridos, pero dijo que el Congreso debería aprobar una ley más fuerte para impulsar los derechos de visita en todo el país.

Los hogares de ancianos “se han colocado en la posición imposible de tratar de cumplir con requisitos inconsistentes”, dijo el presidente y director ejecutivo de LeadingAge New York, James Clyne, en una carta a Cuomo el 24 de marzo.

Nueva York ha reportado más muertes de residentes de hogares de ancianos con COVID-19 que cualquier otro estado: casi 13,900.

Contáctanos