Volvió “del más allá”: legalmente muerto pierde batalla para declararlo vivo