Descartan terrorismo en choque mortal de una van

La investigación de este evento apunta a que el conductor era un perturbado mental.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Sorteo Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018
    EFE
    Una mujer murió y otra persona resultó herida en el atentado en Marsella.

    PARÍS - La Fiscalía de Marsella (Francia) apunta a un perturbado mental, y no a un acto terrorista, la investigación del doble atropello perpetrado este lunes por un hombre detenido poco después, y que causó la muerte de una mujer y heridas a otra.

    Fuentes de la Fiscalía, citadas por la cadena "BFMTV", señalaron que no hay elementos que permiten caracterizar de terrorista esta acción, sobre todo por los indicios de que el autor de los atropellos, un francés nacido en 1982, aparece como un perturbado mental.

    De hecho, el canal precisó que en el interior de la furgoneta que utilizó se encontró una carta en la que se mencionaba un internamiento psiquiátrico.

    Los medios indicaron que también tenía antecedentes por hechos de delincuencia común (tráfico de drogas, robo o tenencia de armas), pero sin vínculos con el terrorismo.

    Su captura se produjo en el viejo puerto de Marsella hacia las 10.00 locales (8.00 GMT) después de que con una furgoneta Renault Master blanca hubiera embestido sucesivamente a dos mujeres que estaban junto a dos paradas de autobuses, explicó a Efe una portavoz de la Prefectura de Policía.

    La primera, en el distrito 13, resultó herida, mientras que la segunda -de unos cuarenta años- fue arrollada mortalmente.

    Este suceso dio lugar a una operación policial de envergadura en Marsella, especialmente tras la conmoción generada por el atropello terrorista de Barcelona y Cambrils (Tarragona), noroeste de España, del pasado jueves.

    El de este lunes es además el segundo atropello voluntario registrado en Francia en una semana, después de que el pasado lunes un hombre empotrara su coche contra la terraza de una pizzería en un pueblo a unos cuarenta kilómetros de París y matara a una niña de 12 años, además de herir a otras 13 personas, un hecho que la justicia también descartó que fuera terrorismo.