Crean ropa con basura del mar para cuidar el planeta

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Crean ropa con basura del mar para cuidar el planeta

    Una compañía española pionera en la moda sostenible está despertando conciencia. (Publicado jueves 29 de noviembre de 2018)

    Las cifras son alarmantes: se espera que para el 2050 la cantidad de plástico supere el número de peces en el mar.

    Para intentar evitarlo, una compañía española pionera en la moda sostenible está despertando conciencia sobre el cuidado del planeta Tierra a través de la producción de sus diseños.

    Mary Spano and Eduardo D. Rodriguez, MD, DDS / Hansjorg Wyss Department of Plastic Surgery at NYU Langone Health

    Ecoalf logra una impresionante transformación del plástico y otros desechos, como redes de pesca halladas en el mar, para crear chaquetas, camisetas e incluso zapatos.

    “Hemos recogido ya más de 200 toneladas de basura y podemos decir que prácticamente nuestros grandes aliados son los pescadores, que son los que hacen posible este proyecto”, explicó Carol Blázquez, Directora de Sostenibilidad e Innovación de Ecoalf.

    Por otra parte, Ecoalf, junto a otras organizaciones ambientales, creó el proyecto Upcycling the Oceans, que limpia los mares, con la ayuda de pescadores en España y Tailandia.

    “Empezamos a recoger basura en agosto de 2015… encontramos de todo: latas, botes, plásticos, hierros, maderas, barbaridades”, dijo José Ignacio Llorca, Presidente de las Cofradías de Pescadores de Alicante, en España.

    Luego, los desechos son enviados a un reciclador que los limpia y los transforma en gránulos, que posteriormente se convierten en hilos de excelente calidad.

    “Los principales residuos que utilizamos como materia prima son el nailon, que viene en redes de pesca, el poliéster que viene de botellas de agua, el algodón reciclado, la lana reciclada, incluso utilizamos los posos de café para dar propiedades a los tejidos, y utilizamos también los neumáticos reciclados para generar lo que son las suelas de nuestras chanclas”, describió Blázquez.