Alga flotante amenaza playas Caribe mexicano

La proliferación del sargazo supone un desastre ecológico, dicen especialistas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Alga flotante amenaza playas Caribe mexicano
    EFE
    El arribo masivo de sargazo -una alga cuya proliferación en los últimos años obedece a motivos todavía poco claros- a las playas mexicanas supone un desastre ecológico.

    El azul vibrante de las playas del Caribe mexicano quedó enterrado y la arena blanca ahora está ensombrecida por una mancha café. Es el sargazo, un alga que llegó a invadir el edén de la riviera maya.

    La alfombra se extiende por más de 298,000 millas de playas que Carline, una turista de Estados Unidos, planeó visitar para encontrar un paraíso. Pero ahora, dice, se siente un poco decepcionada.

    "Está muy oscuro, descolorido y es desagradable, no quiero entrar ahí, es la razón por la que venimos a Cancún, las hermosas playas y los hermosos lugares", comenta Carline.

    Esta alga flotante que viaja por las corrientes oceánicas llegó este verano de manera histórica. Son más de 200 toneladas por kilómetro que han modificado el paisaje natural de Quintana Roo.

    "Lo que puede ser una solución, en un momento puede ser un error", indica el ambientalista Esteban Martínez.

    El investigador en ecología explica que el aumento de la planta acuática se debe al cambio climático.

    "Lo que antes se quedaba afuera, en el Atlántico, ahora las corrientes lo están llevando el caribe", dice.

    Los especialistas advierten que la abundancia de sargazo podría convertirse en un desastre ecológico, mientras decenas de trabajadores retiran las algas en una misión que parece interminable.

    Bajo el rayo del sol con palas, maquinaria y sus propias manos, las cruadrillas de limpieza se pierden entre el ocre del sargazo. La odisea es insuficiente, porque al día siguiente, las algas reaparecen.

    "Le damos sin parar y sin límite de tiempo, ahora sí tratamos de dejar las playas limpias pero ya ve que con la naturaleza no se puede", dice Lilia, una masajista que ofrece sus servicios en las playas.

    El turismo ya tuvo su impacto. "Venían las personas aquí como diez al día y ahorita dos o hay veces nada".

    El gobierno local ya tomó cartas en el asunto, pero los resultados tardarán en ser evidentes.

    "Estará en vías de solución, vamos a llamarle mediano plazo", dice Máximo García Rocha, subsecretario de Turismo de Quintana Roo.

    La organización Greenpeace hizo un llamado a las autoridades para que se investigue y se genere una estrategia integral que devuelva el azul turquesa a las aguas del Caribe mexicano.