Cobertura Especial: Elecciones presidenciales de México

Cobertura Especial: Elecciones presidenciales de México

Nuevo León permite apodos de candidatos en boletas

Es la nueva tendencia en un estado donde al gobernador se le conoce como "El Bronco".

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Nuevo León permite apodos de candidatos en boletas
    Comisión Electoral del Estado de Nuevo León

    El estado mexicano de Nuevo León permitirá que los apodos de 194 candidatos aparezcan junto al nombre oficial en las boletas electorales del 1 de julio. 

    Los apodos incluyen "El Bigotón", "La Comadre" y "Paty Tamales".

    Esta medida segunda la aprobada en abril por el Instituto Nacional Electoral para que, en caso de que así lo decidan, los candidatos colocarán su apodo en las boletas electorales, ya que muchos los ubican más por su “nombre artístico”.

    Un ejemplo es de ello es María Elena Saldaña, la actriz que contiende para diputada federal por Nueva Alianza, y que podrá poner en la boleta el nombre de "La Güereja", personaje por el que es conocida.

    En Nuevo León, la Comisión Estatal Electoral falló el martes que la ley de este estado norteño permite que los candidatos a diputados y ayuntamientos utilicen sobrenombres, siempre y cuando no sean vulgares ni pretendan insultar o confundir.

    Podría parecer un poco informal, pero es la nueva tendencia en un estado donde al gobernador se le conoce como "El Bronco".

    El uso de los apodos se ha vuelto tan habitual que algunas personas tienen problemas para recordar el nombre del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, quien actualmente cuenta con licencia y es candidato independiente a la presidencia.

    La comisión autorizó a los candidatos a utilizar apodos por primera vez en 2015, y unos 100 pidieron hacerlo. Desde entonces la práctica se ha incrementado.

    Pero el organismo no autorizó un puñado de apodos propuestos, incluido "Mi gallo", una frase de uso común en los comicios mexicanos para describir al candidato favorito de alguien.

    Este año se permitieron apodos como "Dragón" y "Cebolla", pero se descartó el de "Únete pueblo".