Crean fondo para dreamers que serán deportados

El Gobierno de la Ciudad de México se prepara para recibir a jóvenes desde EEUU.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La cancelación de DACA por parte del presidente de Estados Unidos motivó al gobierno mexicano a prestar esa ayuda.

    (Published miércoles 13 de septiembre de 2017)

    Sus gritos no fueron escuchados del otro lado de la frontera, pero sí hicieron eco en la Ciudad de México, cuyo gobierno decidió destinar cerca de $ 400,000 para apoyar a los dreamers que vuelvan a este pais.

    "Los vamos a acompañar, les vamos a dar un apoyo", dice Mauricio Rodríguez, secretario de Educación capitalino.

    De la dependencia que encabeza saldrá el dinero con el que se buscará integrar a los jóvenes deportados a áreas de estudio que sean de su interés.

    "Lanzaremos las convocatorias en las que ellos podrán inscribirse y decir yo me encuentro aquí, estos son mis documentos", dice Rodríguez.

    El funcionario explicó que conforme vaya creciendo el número de solicitudes irán ampliando los espacios en los planteles y el presupuesto necesario para cubrir las necesidades de quienes van llegando.

    El programa contempla entregar a los jóvenes un apoyo económico por el tiempo que sea necesario hasta que terminen sus estudios; a cambio, ellos podrán aportar sus habilidades para ayudar a otros.

    Mientras cruzan la preparatoria, los estudiantes podrán desempeñarse como maestros de inglés.

    La iniciativa fue aplaudida por analistas, como Agustín Barrios, quien asegura que en todo este asunto el único perjudicado va a ser Estados Unidos.

    "Hay miles de trabajos que se le pueden ofrecer en beneficio de las comunidades", dice el internacionalista.

    Quienes desde este país defienden a los mexicanos amparados por el programa DACA se ofrecieron a difundir el plan e invitaron a los connacionales a ir pensando en sus opciones.

    "Nos habrán quitado nuestro estatus legal, pero no nuestros sueños, nuestros deseos de progresar", dice Israel Concha.

    El programa se sumará a otros anunciados por el gobierno federal para proteger a quienes llevan la sangre de esta nación.